Excavata

Symbol question.svg
 
Excavata
Rango temporal: 450–0 Ma.[1] OrdovícicoReciente
Trachelomonas sp.jpg
Trachelomonas (un euglenozoo)
Taxonomía
Dominio: Eukarya
Reino: Protista
(sin rango) Excavata
( Cavalier-Smith) Simpson, 2003
Filos

Miembros de colocación incierta:        Malawimonas

[ editar datos en Wikidata]
Tres tipos de células de excavados. Arriba: Jakobea, 1-núcleo, 2-flagelo anterior, 3-flagelo ventral/posterior, 4-surco ventral de alimentación. En medio: Euglenozoa, 1-núcleo, 2-bolsillo apical/reservorio, 3-flagelo dorsal/anterior, 4-flagelo ventral/posterior, 5- citostoma/aparato de alimentación. Abajo: Metamonada, 1-flagelos anteriores, 2-cuerpo pasabasal, 3-membrana ondulante, 4-flagelo posterior, 5-núcleo, 6- axostilo.
Morfología de un euglenozoo fotosintético ( Trachelomonas): 1,5-flagelos insertados en el bolsillo apical, 2- teca, 3- membrana citoplasmática, 4- mancha ocular, 6- núcleo, 7- cloroplastos.

Excavata o excavados es uno de los grandes grupos de protistas unicelulares, incluyendo organismos de vida libre, simbiontes y algunos importantes parásitos de los humanos.[5] La mayoría son heterótrofos, tienen dos, cuatro, o más flagelos y se caracterizan por un surco ventral de alimentación, utilizado para capturar e ingerir pequeñas partículas con la ayuda de las corrientes generadas por los flagelos. Este surco ventral excavado es el que da el nombre al grupo. Uno de los grupos incluye organismos fotosintéticos cuyos cloroplastos se supone los han obtenido por endosimbiosis secundaria de un alga verde. Entre los parásitos de este grupo destacan los tripanosomas, causantes de la enfermedad del sueño y de la enfermedad de Chagas.

Características

La morfología de los excavados es muy variada. Muchos se caracterizan por tener un surco ventral de alimentación, con una ultraestructura característica, soportado por microtúbulos.[6] Este aparato digestivo ventral, que presentan muchos de sus miembros, aunque no todos, es utilizado para capturar e ingerir pequeñas partículas con la ayuda de las corrientes generadas por los flagelos. En cambio, los euglenozoos presentan un bolsillo o invaginación apical o subapical en vez de un surco ventral. Este puede consistir en un canal angosto y un reservorio, que no intervienen en la ingestión de alimentos, pero las formas heterótrofas presentan un citostoma, un aparato destinado a la ingestión de partículas, próximo e independiente de la invaginación anterior. Varios otros grupos carecen del surco de alimentación ventral, pero se clasifican con los excavados por tener un morfología similar o sobre la base de estudios filogenéticos.

Los excavados generalmente son heterótrofos ( fagotrofos u osmotrofos). Algunos son de vida libre, alimentándose de partículas, bacterias o de otros pequeños organismos. Otros son simbiontes en el tracto digestivo de los insectos, ayudándoles a digerir la celulosa, mientras que otros son comensales o parásitos. Se incluyen también algunas especies que causan graves enfermedades en los seres humanos, como los tripanosomas, Trichomonas y Naegleria.

Algunos euglenozoos tienen cloroplastos, que están contenidos en tres membranas y pigmentados con clorofilas a y b, similarmente a los de las plantas, sugiriendo que fueron adquiridos a partir la incorporación de un alga verde. Estos suelen haber perdido el citostoma y usualmente presentan otras adaptaciones a una vida autotrófica, tales como manchas oculares sensibles a la luz.

Otra característica distintiva del grupo es la organización del aparato flagelar, que suele incluir dos, cuatro, o más flagelos.[3] Sin embargo, otros son ameboides y algunos grupos presentan formas ameboides, ameboflageladas y quistes, pudiendo alternar entre ellas a lo largo de su ciclo de vida. Existe también un grupo de seudohongos ( Acrasida), con un ciclo de vida que comprende las etapas ameboide, seudoplasmodio y cuerpo fructífero.

Muchos excavados presentan mitocondrias con crestas tubulares, discoidales o, en algunos casos, planas. Muchos otros son anaerobios, pues viven en ambientes pobres en oxígeno como sedimentos o el tracto digestivo de algunos animales, carecen de las mitocondrias "clásicas" y a menudo se les denomina amitocondriales, aunque la mayoría, a pesar de todo, retienen un orgánulo mitocondrial en una forma grandemente modificada (por ejemplo, un hidrogenosoma o mitosoma).

La reproducción asexual en los excavados se realiza mediante fisión binaria, aunque Acrasida forma un cuerpo fructífero que produce esporas (de forma similar a los mixomicetos). La reproducción sexual se ha observado en algunos pocos casos, aunque no se han encontrado ejemplos en algunos grupos, como en los euglenozoos.

No todos los grupos considerados como excavados comparten estas características, pero han sido incluidos en el grupo sobre la base de análisis moleculares.[3] Los grupos que presentan el surco de alimentación ventral son: Jakobea, Percolozoa, Fornicata, Trimastix y Malawimonas, si bien la mayoría de las especies de Percolozoa presentan células vegetativas ameboides. En cambio, Parabasalia y Oxymonadida han sufrido transformaciones en la forma básica y han perdido la ranura de alimentación. Por su parte, los euglenozoos se alimentan mediante un aparato de ingestión tubular (bolsillo apical o subapical) en vez de un surco ventral.

Other Languages
Alemannisch: Excavata
العربية: لجفاوات
български: Excavata
català: Excavat
čeština: Excavata
Deutsch: Excavata
English: Excavata
euskara: Excavata
français: Excavata
Gaeilge: Excavata
galego: Escavados
interlingua: Excavata
Bahasa Indonesia: Excavata
Basa Jawa: Excavata
한국어: 엑스카바타
Nederlands: Excavata
polski: Excavata
português: Excavata
русский: Экскаваты
slovenčina: Excavata
српски / srpski: Excavata
svenska: Excavata
Tagalog: Excavate
українська: Екскавати
中文: 古虫界