Evolución filética

Reproducción de un Homo Erectus, una de tantas especies desaparecidas por una extinción filética.

La evolución filética, llamada en ocasiones, anagenesis, extinción filética o pseudoextinción, es aquel proceso evolutivo que hace desaparecer a una o varias especies, pero no a sus descendientes, por lo que no se pierde biodiversidad. Son muy comunes y constituyen una etapa en la evolución de la vida desde su aparición en el Planeta.

Las evoluciones filéticas presentan abundantes problemas a la hora de seguir la secuencia, porque no siempre se cuentan con un registro fósil para constatar cada uno de los pasos evolutivos. Estas ausencias han dado pie a la defensa de posiciones creacionistas y a numerosos errores, como el término eslabón perdido.

Definición

Una evolución filética es un proceso natural que hace desaparecer a todos los ejemplares de una especie, pero después de haber dejado una descendencia que sigue su propio camino evolutivo hasta constituirse como una o más especies distintas.[2]

La evolución de las especies se produce gracias a cambios en la información contenida en los genes, estos cambios pueden realizarse por simple mutación o por recombinación genética en los seres vivos con reproducen sexual. Es la necesidad de adaptarse a estos cambios la que favorece a la descendencia dotada de alteraciones genéticas que aportan ventajas frente a los cambios en el entorno. Pasada una cierta cantidad de tiempo, varias decenas de miles de años, esta especie cambia cada vez más sus genes para continuar su adaptación al nuevo, hasta terminar siendo tan diferente de su progenitora que no permiten la interfertilidad.[3]

Ejemplos de evoluciones filéticas existen muchos y autores como Allan Charing (1985, p. 175 y siguientes) afirman que si se considera a este proceso como un tipo de extinción, todas las especies están o estarán extintas antes o después.[nota 1] Un caso es el paso de los Pakicetus a las ballenas actuales, del que se han encontrado y perdido registros fósiles de hasta cuatro especies distintas. Aunque uno de los más conocidos es el del Homo erectus que dio origen a varias especies de homínidos en África y en Asia. En este caso el Homo erectus continuó existiendo e incluso coexistiendo en algunos de los otros homínidos en partes del Planeta y durante algunos periodos de tiempo, citado por autores como Savage y Long (1991).

Aunque autores como Emilio Aguirre (1989, p. 298) utilizan el término «evolución» y también «extinción», a un considerable número de científicos no les agrada utilizar el primero para referirse al proceso por el cual la descendencia de una especie va ocupando el nicho ecológico de sus padres. Tanto es así que el Diccionario de las ciencias de la Tierra solo recoge «evolución filética».[nota 3]

Other Languages
العربية: تخلق تجددي
български: Анагенеза
bosanski: Anageneza
català: Anagènesi
dansk: Anagenese
Deutsch: Anagenese
English: Anagenesis
français: Anagénèse
galego: Anaxénese
עברית: אנאגנזה
Bahasa Indonesia: Anagenesis
italiano: Anagenesi
Nederlands: Anagenese
polski: Anageneza
português: Anagênese
română: Anageneză
русский: Анагенез
српски / srpski: Анагенеза
Tagalog: Anahenesis
українська: Анагенез