Eusebio Sacristán

Eusebio Sacristán
Eusebio Sacristán - 001.jpg
Datos personales
Nombre completo Eusebio Sacristán Mena
Nacimiento La Seca, Valladolid13 de abril de 1964 (52 años)
País España
Altura 1,70 m (5 ft 7 in)
Carrera como entrenador
Deporte Fútbol
Equipo Real Sociedad
Debut como entrenador 2009
( Celta de Vigo)
Carrera como jugador
Posición Centrocampista
Debut como jugador 1984
( Real Valladolid)
Retirada deportiva 2002
( Real Valladolid)
[ editar datos en Wikidata]

Eusebio Sacristán Mena ( La Seca, Valladolid, 13 de abril de 1964) deportivamente conocido como Eusebio, es un ex futbolista y entrenador español. Desarrolló su etapa como futbolista entre los años 80 y los años 90, sumando 543 presencias en Primera División. Comenzó su carrera como entrenador en 2009 en el Celta de Vigo, y actualmente dirige a la Real Sociedad. En 2012 creó la Fundación Eusebio Sacristán para favorecer la práctica deportiva entre las personas en riesgo de exclusión social. [1]

Trayectoria

Jugador

Inicios blanquivioletas

Llegó al Real Valladolid siendo joven y rápidamente destacó en las categorías inferiores gracias a su exquisita técnica, que le permitía sobreponerse a un físico inferior. Luego de años de entrenamiento debutó en Primera División en la temporada 1983/1984, (aunque en el año anterior ya había disputado un par de partidos de Copa). Su llegada al primer equipo coincidió precisamente con la consecución por parte de los Pucelanos, del único título que ha cosechado en su historia: la Copa de la Liga. Rápidamente se hizo imprescindible en el club y se ganó el cariño de la afición con actuaciones impecables en el centro del campo. Su meteórica proyección llegó a su máxima expresión en la temporada 1986/1987, en la que disputó 41 partidos de Liga y convirtiendo 7 goles.

Dream Team

En 1987 el Atlético de Madrid reclamó sus servicios, aunque Eusebio solo formó parte del club colchonero una temporada. Luego el catedrático de La Seca fue requerido para jugar con el F. C. Barcelona,[2] que iba a marcar una época. Con el club azulgrana, Eusebio cosechó 4 Ligas, 1 Copa del Rey, 3 Supercopas de España, 1 Recopa, 1 Supercopa de Europa y, sobre todo el título más destacado, la Copa de Europa de Wembley ante la Sampdoria en 1992. Aquel equipo dirigidos por Johan Cruyff, fue llamado el Dream Team, quienes maravillaron con su fútbol a todo el mundo. Cuya batuta la llevaba aquel joven que con los años se convirtió en el jugador de fútbol vallisoletano más laureado.

Vuelta a casa

En la temporada 1995/96, Sacristán fichó por el Celta de Vigo. El centrocampista permaneció en el club celeste durante dos temporadas, las que tuvieron que pasar para que el hijo pródigo regresara al nuevo José Zorrilla.[4]

Marcas personales

Jugó 19 temporadas consecutivas en diferentes equipos de la Liga española de fútbol, siendo siempre titular en todos los equipos. Con 543 partidos, es el tercer jugador que más partidos oficiales ha disputado en la historia de la Liga, tan sólo por detrás de Zubizarreta y de Raúl.

Eusebio fue 15 veces internacional con la Selección española de fútbol, entre 1986 y 1992, y participó en dos ocasiones con la Selección de fútbol de Castilla y León en 1998 y 2002.

Debido a su larga y exitosa carrera profesional, el Ayuntamiento de Valladolid le otorgó en 2002 el título de Vecino de Honor de la Ciudad de Valladolid, títulos que hasta aquél momento únicamente sustentaban Miguel de Cervantes y Teresa de Jesús.

Entrenador

Inicios

Tras su retirada como jugador en activo, obtuvo el carné de entrenador y, desde 2003 hasta 2008, formó parte del cuadro técnico del primer equipo del F. C. Barcelona, siendo uno de los colaboradores más cercanos del entrenador Frank Rijkaard.[5]

Celta de Vigo

El 2 de marzo de 2009, se convierte en entrenador del Real Club Celta de Vigo en sustitución de Pepe Murcia, junto con Carlos Hugo García Bayón, siendo ésta su primera aventura como entrenador.[7]

La temporada siguiente, Eusebio asciende a la primera plantilla a canteranos como Hugo Mallo, Joselu, Yoel, Túñez o el propio Iago Aspas. Además, otros canteranos como Roberto Lago o Jonathan Vila entran en su mejor estado de forma con el técnico vallisoletano. Se consigue una vez más la permanencia a falta de dos jornadas,[9]

El 20 de junio de 2010 abandona finalmente la disciplina celeste en favor de Paco Herrera, que pasa a ocupar su vacante de técnico en el club.[10]

Barcelona B

El 17 de junio de 2011, se confirma que Eusebio es el nuevo entrenador del F. C. Barcelona B durante la temporada 2011-12, otra vez junto con Carlos Hugo García Bayón.[12]

La campaña 2012-13 fue un poco más complicada, con bastantes altibajos, pero el equipo consigue nuevamente una tranquila permanencia al concluir el campeonato en 9º lugar y Eusebio sigue un año más en el banquillo del filial.[13]

El 30 de noviembre de 2013, dirige su partido número 100 al Barcelona B,[15]

Finalmente, Eusebio fue destituido el 9 de febrero de 2015, como consecuencia de una mala racha de resultados (el filial sólo sumó 9 puntos de los últimos 30 posibles), incluyendo dos contundentes derrotas (7-0 y 4-0). Dejó el banquillo del Mini Estadi con el equipo azulgrana como 17º clasificado con 26 puntos tras 24 jornadas de Liga.[16]

Real Sociedad

El 9 de noviembre de 2015, se convierte en entrenador de la Real Sociedad de Fútbol en sustitución de David Moyes, en la que será su primera aventura como entrenador en Primera División.[17]

En su primer partido como técnico realista, consiguió una victoria por 2-0 en Anoeta ante el Sevilla FC, dejando el equipo una buena imagen. Una semana después, cayó ante su FC Barcelona (4:0) y también resultó eliminado de la Copa del Rey en dieciseisavos ante la Las Palmas. Dejó al equipo en 14º lugar al término de la primera vuelta. Después de una dolorosa derrota el 22 de enero de 2016 ante el Sporting de Gijón en El Molinón (5:1), llegaron cuatro victorias consecutivas ante Real Betis, RCD Espanyol, Granada CF y Athletic Club que devolvieron las esperanzas europeas a la Real. Debido a ésto, Eusebio fue elegido mejor entrenador del mes de febrero por la Liga BBVA. Finalmente, consiguió el objetivo de la salvación al quedar en una cómoda 9º posición,[18] aunque tampoco pudieron entrar en Europa, debido a una malísima racha en marzo.

Other Languages