Eugenio Sellés

Eugenio Sellés
Eugenio Sellés, de Kaulak.jpg
Eugenio Sellés, fotografiado por Kaulak (c. 1908).
Información personal
Nombre de nacimiento Eugenio Sellés y Ángel
Nacimiento 8 de abril de 1842[1]
Granada[1]
Fallecimiento 12 de octubre de 1926[1]
Madrid[1]
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Periodista y escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Género Dramaturgia Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
[ editar datos en Wikidata]

Eugenio Sellés y Ángel, III Marqués de Gerona y Vizconde de Castro y Orozco ( Granada, 8 de abril de 1842 – Madrid, 12 de octubre de 1926) fue un periodista, político, dramaturgo y prosista español.

Biografía

Hijo de Pedro Sellés y Garrido, y de Francisca de Paula Ángel y Castro, descendía del general Mariano Álvarez de Castro y pertenecía a la nobleza. Su padre era magistrado de la Audiencia de Granada y tuvo otros cargos en otras ciudades españolas, por lo cual viajó mucho. Estudió Derecho (en Granada fue colegial del Real Colegio Mayor de San Bartolomé y Santiago) y se licenció en Madrid (1862); fue fiscal en Extremadura. Desde 1869 se consagró al periodismo y, defendiendo el partido progresista de Sagasta, colaboró en periódicos como La Iberia, La Revolución, El Universal, El Imparcial, El Pueblo, El Globo y ABC. Reunió sus artículos en el volumen La política de capa y espada (1876). Con la regencia del General Serrano fue gobernador en Sevilla y en Granada. Con la Restauración dio rienda suelta a su vocación dramática escribiendo algunos dramas que le proclamaron como el discípulo más aventajado de Echegaray, a pesar de tener un estilo dramático bastante diferente al suyo. En 1895 fue designado miembro de la Real Academia de la Lengua Española y pronunció su discurso de ingreso sobre “El periodismo”. Además dirigió la sección literaria del Ateneo de Madrid. Casó con Avelina de Rivas y Cano. Abuelo de Joaquim Sellés Paes de Villas-Bôas, caballero hipico, etnografo, crítico de arte y fundador del Museo de Olaria de Barcelos, Portugal.

Eugenio Sellés

Sentó su reputación como autor dramático con El nudo gordiano (1878), drama en verso en que intentó dar forma moderna al drama de honor de Calderón. Después de esto optó por el teatro naturalista. En Las esculturas de carne pone de manifiesto los daños que provoca la indiferencia. En Las vengadoras, protagonizada por prostitutas madrileñas de alto copete y maridos adinerados que caen gustosamente en sus redes, termina con el suicidio del protagonista y presenta episodios de mucha verdad y quizá para la época de excesiva crudeza. Otra cosa es La mujer de Loth, en prosa y con un desenlace igualmente trágico. En Ícara (1910,1911), drama sobre el feminismo, subvierte el modelo ibseniano. En La vida pública denuncia la corrupción de la política de su tiempo.

Eugenio Sellés alternó en sus piezas dramáticas el verso o la prosa y, al igual que otros dramaturgos del Neorromanticismo como Leopoldo Cano y Masas y José Echegaray, cifra el efecto de sus diálogos en la abundancia de breves frases sentenciosas, de intención contundente, ingeniosamente construidas y redondeadas en unos octosílabos o en un párrafo vigoroso. Pero su estilo es mucho menos retórico y más natural, aunque abunda en plurimembraciones, enumeraciones y antítesis.

Other Languages