Eugenio Noel

Eugenio Noel
1909, El Cuento Semanal, Alma de santa, Eugenio Noel, Agustín (cropped).jpg
Información personal
Nacimiento 6 de septiembre de 1885 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid
Fallecimiento 23 de abril de 1936 Ver y modificar los datos en Wikidata (50 años)
Barcelona
Lugar de sepultura Cementerio civil de Madrid Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Periodista, escritor y publicista Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Eugenio Noel, seudónimo de Eugenio Muñoz Díaz ( Madrid, 6 de septiembre de 1885- Barcelona, 23 de abril de 1936), fue un novelista, ensayista y publicista español, que se significó como un enconado detractor de la tauromaquia y el «flamenquismo».

Biografía

Nació el 6 de septiembre de 1885 en Madrid. De humildes orígenes, estudió con los Escolapios y demostró una gran pasión por la lectura. Ingresó en el Seminario del Colegio y Casa Misión de los Cartujos de Tardajos, a dos leguas de Burgos, estudios que costeó la duquesa de Sevillano. Aunque allí descubrió su poca vocación, volvió a Madrid donde prosiguió sus estudios en el Seminario Conciliar de San Dámaso; tuvo amores entonces con la cantante María Noel, que le dio el apellido para su seudónimo. Ella inspiró Alma de santa (1909). Estuvo sin embargo todavía becado por la duquesa en Malinas (Bélgica) para estudiar con el famoso cardenal Mercier, del que fue discípulo. A su vuelta a Madrid, asistió breve tiempo a clases de Derecho.

Tumba de Eugenio Noel en el cementerio civil de Madrid

Tras dejar la religión, llevó una vida de periodista bohemio, de ideología republicana y socialista. Asistió a la tertulia valleinclanesca del Nuevo Café de Levante. En 1909 se alistó voluntario para luchar en Marruecos. Sus artículos sobre la campaña de África en España Nueva, el periódico republicano que dirigía Rodrigo Soriano, fueron recopilados en Notas de un voluntario y uno de ellos, el primero, «Cómo viven un marqués y un duque en campaña», le valió la cárcel Modelo; al salir de allí conoció a la cubana Amada, que sería la pasión de su vida.

En 1913 inicia su campaña antiflamenca recorriendo toda España, viajes de los que dejó escritas varias crónicas, en las que se fijó en especial en las injusticias sociales. Comprometido siempre con causas sociales, mantuvo a lo largo de toda su vida una pertinaz campaña contra el flamenquismo y contra la fiesta de los toros, lo que le supuso no pocos disgustos.

Entre las caracterizaciones recurrentes a las que se ha visto sometido la figura de Noel se encuentra la de «epígono del 98»,[4]​ y afirmando en sus memorias:

Los del 98 son todos hombres que hicieron una época [...]. Contribuyen a la anquilosis de la raza. Intelectuales sin dinamismo. Sentimentales..

Eugenio Noel, Diario íntimo.[4]

Murió en la miseria en una cama alquilada de un hospital barcelonés, el 23 de abril de 1936; al enviarse su cadáver a Madrid, se extravió en una vía muerta de Zaragoza, lo encontraron y fue enterrado en el cementerio civil de Madrid.

Other Languages