Eucariogénesis

Se denomina eucariogénesis al complejo proceso que condujo al origen de los eucariontes. La idea general considera que los eucariontes tienen un origen procariota, toda vez que los procariontes son organismos más simples y relacionados con el origen de la vida, sin embargo no hay acuerdo sobre los procesos que implicaron la aparición de la primera célula eucariota, postulando muchas teorías que pueden dividirse en dos grupos: teorías simbiogenéticas y teorías autógenas.[3]

Evolución simbiogenética eucariota. Actualmente se considera demostrado, como lo afirma la mayoría de las teorías de la eucariogénesis, el origen simbiógenético de la célula eucariota; el cual se produjo entre una arquea huésped y una bacteria endosimbionte. Posteriormente la simbiogénesis entre un protista y una bacteria fotosintética originó la primera célula vegetal.

Historia

El proceso de eucariogénesis está basado en dos aspectos, el primero y más revolucionario es la simbiogénesis entre al menos dos o más procariontes y el segundo es el proceso de la gran transformación que originó las múltiples diferencias que definen la dicotomía procariota-eucariota. Desde el punto de vista histórico, los estudiosos más destacados son:

  • De Bary: En 1877, Albert Bernhard Frank acuña el término simbiosis sobre la base de sus estudios sobre los líquenes,[4]​ postulando la asociación viva entre especies diferentes.
  • Shimper: El postulado más antiguo sobre simbiogénesis es de 1883, cuando el botánico francés Andreas Schimper, propuso que la capacidad fotosintética de las células vegetales podía proceder de cianobacterias aún presentes en la naturaleza y con iguales capacidades, este descubrimiento es clave en el origen del reino Plantae.
  • Altmann: El médico alemán Richard Altmann en 1884, especula que las mitocondrias se trata de una suerte de parásitos independientes, con su propio metabolismo y los denomina bioblastos.[5]
  • Haeckel: En 1866 Ernst Haeckel crea el grupo Moneres para agrupar a las bacterias, definiéndolas como microorganismos muy simples y sin núcleo.[7]
  • Escuela rusa: A principios del siglo XX, en 1909, el ruso Kostantin S. Mereschovky presentó la hipótesis según la cual el origen de los cloroplastos tendría su origen en procesos simbióticos y acuñó el término simbiogénesis.[9]
  • Portier: En 1918, el biólogo francés Paul Portier fue el primero en proponer el origen bacteriano de las mitocondrias.[11]
  • Wallin: En 1923, el anatomista estadounidense Ivan Wallin también postuló el origen bacteriano de las mitocondrias.[14]
  • Margulis: En 1967, luego de varias décadas de oscurantismo con el tema de la simbiogénesis, Lynn Margulis expone su Endosimbiosis seriada,[15]​ logrando paulatinamente gran difusión y popularidad.
  • Lake: En 1984, James A. Lake y colaboradores descubren que los eucariontes provienen de una arquea ancestral, lo que se conoce como la hipótesis del eocito. Esto ha sido refrendado por múltiples evidencias en los últimos años, descartando así que el origen eucariota provenga de un progenote.
Other Languages