Eubalaena glacialis

Symbol question.svg
 
Ballena franca glacial
Eubalaena glacialis with calf.jpg
Una ballena franca glacial con su ballenato.
Right whale size.svg
Tamaño en comparación con un humano promedio
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro ( UICN 2.3)[1]
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Cetacea
Suborden: Mysticeti
Familia: Balaenidae
Género: Eubalaena
Especie: E. glacialis
Müller. 1776
Distribución
Mapa de distribución.
Mapa de distribución.
Sinonimia
  • Balaena biscayensis Eschricht, 1860
  • B. glacialis Müller, 1776
  • B. glacialis glacialis Scheffer & Rice, 1963
  • B. mysticetus islandica Kerr, 1792
  • B. nordcaper Lacépède, 1804
  • Baloena glacialis Robineau, 1989
  • E. glacialis glacialis Tomilin, 1957
  • Hunterius swedenborgii Lilljeborg, 1867
  • Macleayius britannicus Gray, 1870
[ editar datos en Wikidata]

La ballena franca glacial o ballena de los vascos (Eubalaena glacialis) es una especie de cetáceo misticeto de la familia Balaenidae. Habita por casi todo el Atlántico norte. Es una ballena barbada, una de las tres especies de ballenas francas, pertenecientes al género Eubalaena, las cuales fueron anteriormente clasificadas como una sola especie. Debido a su naturaleza dócil, sus comportamientos lentos en la superficie, la alimentación, sus tendencias para mantenerse cerca de la costa y su alto contenido de grasa, la hacen que sea presa fácil para los humanos, desde tiempos muy antiguos. Produciendo altos rendimientos de aceite de ballena, las ballenas francas fueron una vez objetivo preferente para los balleneros vascos.

En la actualidad, se encuentran entre las ballenas más amenazadas en el mundo, y están actualmente protegidas por Estados Unidos, la Ley de Especies en Peligro de Extinción y la Ley de Protección de Mamíferos marinos. Existen alrededor de 400 ejemplares en el oeste del Atlántico Norte. En el este del Atlántico Norte hay una población muy escasa, los científicos creen que ya puede estar funcionalmente extinta des este lado del océano Atlántico. A menudo, estas ballenas chocan con embarcaciones y se enredan en redes de pesca, sus dos mayores amenazas para la recuperación, que en conjunto representan casi la mitad de la mortalidad de ballenas en el este del Atlántico Norte desde 1970.

Migran entre las zonas de alimentación en el Golfo de Maine y al llegar el invierno migran entre Georgia y Florida, un área del océano con tráfico marítimo intenso.

Descripción

Recreación de una Eubalaena glacialis adulta.
Esqueleto expuesto en Museo de Historia Natural Pisa Charterhouse.

La ballena franca glacial tiene una longitud aproximada de 14 a 18 metros, aunque puede alcanzar los 24 metros, un tercio de los cuales corresponde a la cabeza. Pesa entre 36 y 72 toneladas.

La piel, es negra en el dorso y blanca en la zona del mentón. Tiene una mandíbula recurvada, con el extremo anterior dirigido hacia abajo. Con engrosamientos o callosidades de color claro en la cabeza que varían en tamaño, grosor y posición, lo que permite su identificación individual. La coloración es negra en los adultos con una mancha ventral blanca en algunos ejemplares. En su boca cuelgan 300 barbas de más de 3 metros de longitud. No posee aleta dorsal ni pliegues en la garganta.[3]

Al igual que con todas las ballenas francas no tienen una aleta dorsal. El color es uniforme negro. Llama la atención es una infestación parasitaria extrema de percebes, piojos de ballena y otros crustáceos que se ven desde la distancia como grandes manchas blancas. Se trata de un crecimiento particularmente denso en la frente.

Other Languages