Etnografía de Ruanda

Dentro de la etnografía de Ruanda podemos abarcar 6 grupos étnicos principales: Batwa, Hutu, Hema, Hima, Suajili y Tutsi.

Batwa (Twa)

Pueblos vecinos

Historia

Los pequeños grupos de pigmeos Batwa están considerados como los descendientes de los primeros pobladores de las tierras en que hoy se encuentran diseminados.

La falta de un censo, las dificultades para el mismo, los avatares por los que han pasado estos países, hacen dudosas todas las estimaciones sobre el número de la actual población Twa. Aunque se habla de que constituyen el 1 % de la población de Ruanda y Burundi, algunas fuentes, incluido portavoz Twa, bajan este porcentaje hasta el 0.4 %. Esta falta de datos fiables y la información contradictoria sobre ellos ha hecho que no se les haya considerado como una Minoría en Riesgo (100.000 o uno por ciento de la población).

A partir de la creación del primer Parque Nacional de África, el Parque Nacional Virunga en la República Democrática del Congo, en 1925, los Batwa comenzaron a ser expulsados de las tierras donde vivían, perdiendo sus recursos tradicionales para su subsistencia (caza, recolección de frutos, etc.). Este proceso continuó a lo largo del siglo XX : expulsión de las tierras del Parque nacional Kahuzi-Biega ( R.D.C), en 1970; expulsión de las tierras de los parques de Bwindi y Mgahinga ( Uganda); expulsión de las tierras ganadas a los bosques para ser destinadas a nuevos cultivos (Ruanda y Burundi), etc. Las poblaciones expulsadas, desprovistas de sus medios económicos de subsistencia tradicionales se vieron abocadas a llevar una vida de absoluta dependencia de las poblaciones bantús del entorno, dándose innumerables situaciones de acabar viviendo de la mendicidad.

En abril de 1994 se encontraron a varios centenares Twa viviendo en una área arbolada en las afueras de Goma, Rep.Dem.del Congo, profundamente traumatizados por las persecuciones y matanzas a las que habían estado expuestos. Todas las informaciones sobre su situación en el momento del genocidio de 1994 son contradictorias. Mientras unas informaciones dan cuenta de grupos Twa exterminados por escuadras Hutu, otras acusan a grupos Twa de haber estado al lado de los Hutu contra los Tutsi formando parte del ejército y milicias, y que habían huido junto a los Hutu tras la derrota de estos. Más tarde, un portavoz Twa recorriendo las capitales Occidentales en busca de apoyo para el pueblo Twa, explicaba que las dos terceras partes de los 30.000 Twa de Ruanda habían muerto en la guerra civil y genocidio, y exponía que según sus datos ningún Twa había participado en ninguno de los bandos enfrentados. Otro "líder pigmeo" en un campamento de refugiados manifestaba ante la prensa internacional su testimonio sobre la matanza de 1.500 Twa cometida por bandas Tutsi.

Aunque los Twa comparten estructuras sociales e idioma con los Hutu y Tutsi, siempre han sido considerados como ciudadanos de segunda clase, no teniendo acceso a la educación ni a los servicios del gobierno, siendo su participación política insignificante. Bajo Habyarimana, Ruanda tenía un sistema de cuotas étnicas pero no se hizo ninguna provisión para el pueblo Twa. Los Twa son el grupo más pobre de la sociedad ruandesa, carecen de acceso a la educación formal, vivienda y atención médica. Muy pocos de ellos tienen conocimientos sobre las técnicas para cultivar, y la mayoría vive de la alfarería, trabajos ocasionales y de la mendicidad.

Durante los últimos años, la creación de ONGs y asociaciones batwa que han comenzado a organizarse para exigir el reconocimientos de sus derechos como el resto de los ciudadanos de los países donde habitan, acceso a la propiedad de tierras, derecho a la educación, a la sanidad pública, a la representación en la administración, etc. está suponiendo algunos cambios positivos para los Batwa. Sin embargo, todavía no hay ningún caso en el que las comunidades batwa hayan recibido ningún tipo de compensación por la pérdida de sus tierras y de los recursos económicos de los que antes disponían.

Other Languages