Estudios de género

Mujer en una fábrica de Texas, Estados Unidos, (1942).
Marcha del Orgullo Gay en Berlín, verano de 2002.

Estudios de género —del inglés gender studies[3]

Existen varias corrientes teóricas dentro de esta rama, por lo que no hay una única forma de abordar su análisis. Dentro de estos, se puede mencionar aquella que expone la filósofa feminista Simone de Beauvoir y sus seguidores, quienes proponen el uso del término «género» para referirse a las construcciones sociales y culturales sobre la masculinidad y la feminidad, no al estatus purista de ser hombre o mujer;[4] mientras que otros indican que esta rama incluye el análisis del rol que tiene el estatus biológico de ser hombre o mujer —explicaciones anatómicas, fisiológicas y genéticas de las partes del cuerpo masculino o femenino, estructura y naturaleza de las funciones de los órganos, entre otros— en el constructo social «género».

Este campo de estudio emergió desde distintas disciplinas: la sociología a partir de la década de 1950, las teorías del psicoanalista Jacques Lacan, la antropología con las investigaciones de Rita Segato[5] y el trabajo de feministas tales como Judith Butler.

Los estudios de género son llamados por sus detractores como «ideología de género», denominación utilizada, generalmente, por grupos conservadores y religiosos. [9]

Género

El género, en un sentido amplio, se refiere a «los roles socialmente construidos, comportamientos, actividades y atributos que una sociedad considera como apropiados para hombres y mujeres».[10] Además el género configuraría la ontología (teorías sobre el ser) y epistemología (teorías del conocimiento) de un individuo, así como lo intelectual de la forma en la que se perciben la realidad, atribuyendo significados cargados de género.

El género está definido socialmente,[12]

El género tiene un carácter cultural, muy limitado a la visión que de los sexos se ha tenido a lo largo de la historia o en las sociedades. La relación históricamente aceptada entre inteligencia y género nos parece hoy en día disparatada. La relación entre inteligencia, creatividad y género sigue siendo fuente de polémica.[13]

Other Languages