Estrella
English: Star

Imagen del Sol en falso color, una estrella de tipo-G de la secuencia principal, la más cercana a la Tierra.

Una estrella (del latín: stella) es un esferoide luminoso de plasma que mantiene su forma gracias a su propia gravedad. La estrella más cercana a la Tierra es el Sol.[2]​ Históricamente, las estrellas más prominentes fueron agrupadas en constelaciones y asterismos, y las más brillantes fueron denominadas con nombres propios. Los astrónomos han recopilado un extenso catálogo, proporcionando a las estrellas designaciones estandarizadas. Sin embargo, la mayoría de las estrellas en el Universo, incluyendo todas las que están fuera de nuestra galaxia, la Vía Láctea, son invisibles a simple vista desde la Tierra. De hecho, la mayoría son invisibles desde nuestro planeta incluso a través de los telescopios de gran potencia.

Durante al menos una parte de su vida, una estrella brilla debido a la fusión termonuclear del hidrógeno en helio en su núcleo, que libera energía la cual atraviesa el interior de la estrella y, después, se irradia hacia el espacio exterior. Casi todos los elementos naturales más pesados ​​que el helio se crean por nucleosíntesis estelar durante la vida de la estrella y, en algunas de ellas, por nucleosíntesis de supernova cuando explotan. Cerca del final de su vida una estrella también puede contener materia degenerada. Los astrónomos pueden determinar la masa, edad, metalicidad (composición química) y muchas otras propiedades de las estrellas mediante la observación de su movimiento a través del espacio, su luminosidad y espectro, respectivamente. La masa total de una estrella es el principal determinante de su evolución y destino final. Otras características de las estrellas, incluyendo el diámetro y la temperatura, cambian a lo largo de su vida, mientras que el entorno de una estrella afecta a su rotación y movimiento. Una gráfica de dispersión de muchas estrellas que hace referencia a su luminosidad, magnitud absoluta, temperatura superficial y tipo espectral, conocido como el diagrama de Hertzsprung-Russell (Diagrama H-R), permite determinar la edad y el estado evolutivo de una estrella.

La vida de una estrella comienza con el colapso gravitacional de una nebulosa gaseosa de material compuesto principalmente de hidrógeno, junto con helio y trazas de elementos más pesados. Cuando el núcleo estelar es lo suficientemente denso, el hidrógeno comienza a convertirse en helio a través de la fusión nuclear, liberando energía durante el proceso.[5]​ Mientras tanto, el núcleo se convierte en un remanente estelar: una enana blanca, una estrella de neutrones, o (si es lo suficientemente masiva) un agujero negro.

Los sistema binarios y multiestelares constan de dos o más estrellas que están unidas gravitacionalmente entre sí, y por lo general se mueven en torno a otra en órbitas estables. Cuando dos estrellas poseen una órbita relativamente cercana, su interacción gravitatoria puede tener un impacto significativo en su evolución.[6]​ Las estrellas unidas gravitacionalmente entre sí pueden formar parte de estructuras mucho más grandes, como cúmulos estelares o galaxias.

Observación histórica

Las personas han visto patrones en las estrellas desde tiempos antiguos.[8]
La constelación de Leo como se puede ver a simple vista. Se han añadido líneas.

Históricamente, las estrellas han sido importantes para las civilizaciones en todo el mundo, han sido parte de las prácticas religiosas y se utilizaron para la navegación celeste y la orientación. Muchos astrónomos antiguos creían que las estrellas estaban fijadas permanentemente a una esfera celeste y eran inmutables. Por convención los astrónomos agrupaban las estrellas en constelaciones y las usaban para rastrear los movimientos de los planetas y la posición inferida del Sol.[9]​ El calendario gregoriano, utilizado actualmente casi en todo el mundo, es un calendario solar basado en el ángulo del eje de rotación de la Tierra con respecto a su estrella local, el Sol.

La carta estelar más antigua con fecha precisa fue un logro de la antigua astronomía egipcia en 1534 a. C.[11]

El primer catálogo de estrellas en la astronomía griega fue creado por Aristilo aproximadamente en 300 AC, con la ayuda de Timocharis.[14]​ Muchas de las constelaciones y nombres de estrellas en uso hoy en día derivan de la astronomía griega.

A pesar de la aparente inmutabilidad de los cielos, los astrónomos chinos fueron conscientes de que podrían aparecer nuevas estrellas.[20]

Los astrónomos islámicos medievales dieron nombres árabes a muchas estrellas que todavía se usan hoy e inventaron numerosos instrumentos astronómicos con los que poder calcular las posiciones de las estrellas. También construyeron los primeros grandes institutos de investigación y observatorios, principalmente con el propósito de producir catálogos Zij de estrellas.[23]

Según Josep Puig, el astrónomo andalusí Ibn Bajjah propuso que la Vía Láctea estaba formada por muchas estrellas que casi se tocaban entre sí y parecía ser una imagen continua debido al efecto de la refracción del material sublunar, citando su observación de la conjunción de Júpiter y Marte en 500 AH (1106/1107 d. C.) como evidencia.[24]​ Los primeros astrónomos europeos, como Tycho Brahe, identificaron nuevas estrellas en el cielo nocturno (más adelante denominadas novas), sugiriendo que los cielos no eran inmutables. En 1584, Giordano Bruno sugirió que las estrellas eran como el Sol y podrían tener otros planetas, posiblemente parecidos a la Tierra, en órbita alrededor de ellas,[29]

En 1667 el astrónomo italiano Geminiano Montanari registró variaciones observadas en la luminosidad de la estrella Algol. Edmond Halley publicó las primeras mediciones del movimiento propio de un par de estrellas "fijas" cercanas, demostrando que estas habían cambiado sus posiciones desde el tiempo de los antiguos astrónomos griego Ptolomeo e Hiparco.[25]

William Herschel fue el primer astrónomo que intentó determinar la distribución de las estrellas en el cielo. Durante la década de 1780 estableció una serie de indicadores en 600 direcciones y contó las estrellas observadas a lo largo de cada línea de visión. De esto dedujo que el número de estrellas se elevaba constantemente hacia un lado del cielo, en dirección al núcleo de la Vía Láctea. Su hijo John Herschel repitió este estudio en el hemisferio sur y encontró un aumento correspondiente en la misma dirección.[30]​ Además de sus otros logros, William Herschel también destaca por su descubrimiento de que algunas estrellas no se encuentran simplemente a lo largo de la misma línea de visión,

La ciencia de la espectroscopia astronómica fue iniciada por Joseph von Fraunhofer y Angelo Secchi. Comparando los espectros de estrellas como Sirio con el Sol, encontraron diferencias en la fuerza y el número de sus líneas de absorción —las líneas oscuras en un espectro estelar causadas por la absorción de la atmósfera de frecuencias específicas—. En 1865 Secchi comenzó a clasificar las estrellas por tipos espectrales.[31]​ Sin embargo, la versión moderna del esquema de clasificación estelar fue desarrollado por Annie J. Cannon durante la década de 1900.

Alfa Centauri A y B sobre la extremidad de Saturno

La primera medición directa de la distancia a una estrella (61 Cygni a 11,4 años luz) fue realizada en 1838 por Friedrich Bessel usando la técnica de paralaje. Las mediciones de paralaje demostraron la gran separación de las estrellas en los cielos.[32]​ El siglo XX vio avances cada vez más rápidos en el estudio científico de las estrellas. La fotografía se convirtió en una valiosa herramienta astronómica. Karl Schwarzschild descubrió que el color de una estrella, y por tanto su temperatura, podía determinarse comparando la magnitud visual con la magnitud fotográfica. El desarrollo del fotómetro fotoeléctrico permitió mediciones precisas de la magnitud en múltiples intervalos de longitud de onda. En 1921 Albert A. Michelson hizo las primeras mediciones de un diámetro estelar utilizando un interferómetro en el telescopio Hooker del Observatorio de Monte Wilson.[33]

Durante las primeras décadas del siglo XX se produjeron importantes trabajos teóricos sobre la estructura física de las estrellas. En 1913, se desarrolló el diagrama Hertzsprung-Russell, que impulsó el estudio astrofísico de las estrellas. Se desarrollaron modelos exitosos para explicar los interiores de las estrellas y la evolución estelar. En 1925 Cecilia Payne-Gaposchkin propuso por primera vez en su tesis doctoral que las estrellas están hechas principalmente de hidrógeno y helio.[35]

Con la excepción de las supernovas, las estrellas individuales han sido observadas principalmente en el Grupo Local,[40]​ diez veces más lejos del grupo de estrellas más distante observado anteriormente.

Other Languages
Afrikaans: Ster
Alemannisch: Stern
አማርኛ: ኮኮብ
aragonés: Estrela
العربية: نجم
ܐܪܡܝܐ: ܟܘܟܒܐ
مصرى: نجمه
অসমীয়া: নক্ষত্ৰ
asturianu: Estrella
Aymar aru: Warawara
azərbaycanca: Ulduz
تۆرکجه: اولدوز
башҡортса: Йондоҙҙар
Boarisch: Stean
žemaitėška: Žvāzdie
беларуская: Зорка
беларуская (тарашкевіца)‎: Зорка
български: Звезда
भोजपुरी: तारा
Banjar: Bintang
বাংলা: তারা
brezhoneg: Steredenn
bosanski: Zvijezda
буряад: Одон
català: Estrella
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Diâng-sĭng
нохчийн: Седа
Cebuano: Bitoon
ᏣᎳᎩ: ᏃᏈᏏ
Tsetsêhestâhese: Hotohke
کوردی: ئەستێرە
čeština: Hvězda
словѣньскъ / ⰔⰎⰑⰂⰡⰐⰠⰔⰍⰟ: Ꙃвѣꙁда
Чӑвашла: Çăлтăр
Cymraeg: Seren
dansk: Stjerne
Deutsch: Stern
Zazaki: Estare
डोटेली: तारा
Ελληνικά: Αστέρας
emiliàn e rumagnòl: Strèla
English: Star
Esperanto: Stelo
euskara: Izar
estremeñu: Estrella
فارسی: ستاره
suomi: Tähti
Võro: Taivatäht
Na Vosa Vakaviti: Kalokalo
føroyskt: Stjørna
français: Étoile
Nordfriisk: Stäär
furlan: Stele
Frysk: Stjer
Gaeilge: Réalta
kriyòl gwiyannen: Zétwèl
Gàidhlig: Reul
Avañe'ẽ: Mbyja
Bahasa Hulontalo: Poliyama
ગુજરાતી: તારો
Gaelg: Rollage
Hausa: Tauraro
客家語/Hak-kâ-ngî: Hèn-sên
עברית: כוכב
हिन्दी: तारा
Fiji Hindi: Tara
hrvatski: Zvijezda
Kreyòl ayisyen: Etwal
magyar: Csillag
հայերեն: Աստղ
interlingua: Stella
Bahasa Indonesia: Bintang
Ilokano: Bituen
ГӀалгӀай: Седкъа
Ido: Stelo
íslenska: Stjarna
italiano: Stella
ᐃᓄᒃᑎᑐᑦ/inuktitut: ᐅᓪᓗᕆᐊᖅ
日本語: 恒星
Patois: Staar
la .lojban.: tarci
Jawa: Lintang
ქართული: ვარსკვლავი
Qaraqalpaqsha: Juldız
Taqbaylit: Itri
Kabɩyɛ: Tɩɩŋa
Gĩkũyũ: Njata
қазақша: Жұлдыз
ಕನ್ನಡ: ನಕ್ಷತ್ರ
한국어: 항성
къарачай-малкъар: Джулдуз
Ripoarisch: Steern
kurdî: Stêr
Кыргызча: Жылдыз
Latina: Stella
Ladino: Estreya
Lëtzebuergesch: Stär
лезги: Гъед
Lingua Franca Nova: Stela
Limburgs: Staar
lumbaart: Stela
lietuvių: Žvaigždė
latviešu: Zvaigzne
Basa Banyumasan: Lintang
Malagasy: Kintana
Minangkabau: Bintang
македонски: Ѕвезда
മലയാളം: നക്ഷത്രം
монгол: Од
मराठी: तारा
кырык мары: Шӹдӹр (астрономи)
Bahasa Melayu: Bintang
Mirandés: Streilha
မြန်မာဘာသာ: ကြယ်
эрзянь: Теште
مازِرونی: اساره
Dorerin Naoero: Edetang
Nāhuatl: Citlalli
Napulitano: Stella
Plattdüütsch: Steern (Astronomie)
नेपाली: तारा
नेपाल भाषा: नगु
norsk nynorsk: Stjerne
norsk: Stjerne
Novial: Stele
Nouormand: Êtaile
occitan: Estela
Ирон: Стъалы
ਪੰਜਾਬੀ: ਤਾਰਾ
Kapampangan: Batuin
Picard: Étoéle
Norfuk / Pitkern: Sdar
polski: Gwiazda
Piemontèis: Stèila
پنجابی: تارہ
português: Estrela
Runa Simi: Quyllur
romani čhib: Chexay
română: Stea
armãneashti: Steauâ
русский: Звезда
русиньскый: Звізда
संस्कृतम्: तारा
саха тыла: Сулус
ᱥᱟᱱᱛᱟᱲᱤ: ᱤᱯᱤᱞ
sardu: Istedda
sicilianu: Stidda
Scots: Starn
سنڌي: تارو
davvisámegiella: Násti
srpskohrvatski / српскохрватски: Zvijezda
සිංහල: තරු
Simple English: Star
slovenčina: Hviezda
slovenščina: Zvezda
chiShona: Nyenyedzi
Soomaaliga: Xidig
shqip: Ylli
српски / srpski: Звезда
Seeltersk: Stiern
Sunda: Béntang
svenska: Stjärna
Kiswahili: Nyota
ślůnski: Gwjozda
தமிழ்: விண்மீன்
тоҷикӣ: Ситора
Türkmençe: Ýyldyz
Tagalog: Bituin
Türkçe: Yıldız
татарча/tatarça: Йолдыз
удмурт: Кизили
українська: Зоря
اردو: ستارہ
oʻzbekcha/ўзбекча: Yulduz
vèneto: Stéła
vepsän kel’: Tähtaz
Tiếng Việt: Sao
Volapük: Stel
walon: Sitoele
Winaray: Bitoon
吴语: 恆星
хальмг: Одн
isiXhosa: Inkwenkwezi
მარგალური: მურიცხი
ייִדיש: שטערן
Yorùbá: Ìràwọ̀
中文: 恒星
文言: 恆星
Bân-lâm-gú: Hêng-chheⁿ
粵語: 恆星