Estoma

Los estomas en la epidermis de una hoja tal como se ven al microscopio. Constan de dos células oclusivas unidas entre sí en sus extremos que juntas delimitan un poro u ostíolo. El tamaño de las células es regulable, lo cual regula el tamaño del poro. Pueden estar rodeadas de células accesorias, de morfología distintiva.
Un corte transversal de una hoja a la altura del estoma muestra la disposición de las células por debajo de él, formando una cámara subestomática que aloja los gases.
Las células oclusivas alrededor del ostíolo cambian su turgencia por ósmosis, abriéndolo o cerrándolo. El agua (flechas celestes) entra o sale de la célula oclusiva siguiendo la concentración de potasio (flechas y puntos rosas), que a su vez entra o sale mediante estructuras en la membrana de la célula, con gasto de energía que en conjunto se llama transporte activo.

En Botánica, se denomina estoma[1]​ a las dos células oclusivas que forman parte de la epidermis de la planta y que delimitan entre ellas un poro llamado ostíolo -la epidermis es impermeable al agua y gases debido a la capa de cutícula que la cubre-, que permiten comunicar el ambiente gaseoso del interior de la planta con el del exterior. Estas células junto con las células acompañantes de la epidermis alrededor de ellas, si las hay, forman el órgano llamado aparato estomático, que normalmente se abre a una cavidad debajo de la epidermis llamada cámara subestomática cuya función es alojar los gases. Las células oclusivas abren y cierran el ostíolo de forma acoplada con las condiciones fisiológicas de la planta, lo que diferencia al estoma de un poro común como el que puede encontrarse en los musgos más primitivos de las embriofitas (plantas terrestres).

Función

Están localizados en todas las partes herbáceas ("verdes") de las plantas vasculares y algunos musgos (es decir, en la mayoría de las plantas terrestres) que son las partes cuyo tejido de protección es la epidermis, sin crecimiento secundario. Junto con otros órganos de función similar (como las lenticelas, zonas con aspecto verrugoso en la corteza de las partes leñosas cuyas células están separadas por grandes espacios intercelulares, por lo que funcionalmente son poros), son la vía por la que difunde la mayor parte del oxígeno y del dióxido de carbono, dos gases utilizados por las células del interior de la planta durante la fotosíntesis y la respiración celular, y también son la vía principal por la que la planta pierde el agua absorbida por las raíces en forma de vapor de agua (proceso llamado transpiración vegetal). Como el intercambio de gases es positivo pero la pérdida de agua en esa proporción es indeseable, la evolución desarrolló dos estrategias que limitan la pérdida de agua a través de los poros. Una es su ubicación preferentemente en el envés de las hojas, al abrigo del sol directo, y la otra es la evolución de los "estomas" con la posibilidad de abrir o cerrar los poros según las condiciones fisiológicas de la planta.

Other Languages
العربية: ثغر (نبات)
বাংলা: স্টোমাটা
bosanski: Stoma
català: Estoma
čeština: Průduch
English: Stoma
Esperanto: Stomo
eesti: Õhulõhe
euskara: Estoma
suomi: Ilmarako
français: Stomate
Gaeilge: Stómaí
galego: Estoma
עברית: פיונית
Kreyòl ayisyen: Estomat
Bahasa Indonesia: Stoma
italiano: Stoma
日本語: 気孔
Basa Jawa: Stomata
ქართული: ბაგე
lietuvių: Žiotelė
latviešu: Atvārsnītes
монгол: Стома
Nederlands: Huidmondje
norsk nynorsk: Spalteopning
norsk bokmål: Spalteåpning
português: Estômato
русский: Устьице
Simple English: Stomata
slovenčina: Prieduch (botanika)
slovenščina: Listna reža
српски / srpski: Stoma
svenska: Klyvöppning
தமிழ்: இலை துளை
ไทย: ปากใบ
Tagalog: Stoma
Türkçe: Stoma
українська: Продих
Tiếng Việt: Khí khổng
中文: 气孔