Estereotomía

La estereotomía despieza los elementos arquitectónicos para que sean construidos en fábrica.

La estereotomía (de estereo -sólido, del griego stereos- y tomía -corte, del griego temno)[2]

La palabra estereotomía aparece como tal en el siglo XVIII en Francia y en el siglo XIX en España. Las técnicas de estereotomía fueron muy utilizadas en ambos países, y se conocieron desde el Medievo como montea. Mientras que la estereotomía es teórica y trata el diseño (por lo que se puede englobar dentro de la geometría descriptiva), su aplicación práctica se conoce como tomotecnia.[5]

Historia

La arquitectura militar del pasado es un buen ejemplo de estereotomía. En la imagen, detalle de la colocación de las piedras en el castillo de los Condes de Benavente, Puebla de Sanabria.

La popularidad de los canteros durante la Edad Media europea, que desarrollan la estereotomía en la construcción de las grandes catedrales, terminó por germinar en diversos tratados en el Renacimiento. Los primeros, como el de Serlio, englobaban la estereotomía únicamente dentro de la arquitectura y definían geométricamente elementos arquitectónicos como ventanas, arcos y trompas. Caso destacado de esta tradición es el Compedio de arquitectura y simetría de los templos conforme a la medida del cuerpo humano con algunas demostraciones de geometría ( Rodrigo Gil de Hontañón, 1681). En España, en el siglo XVI, comienzan a aparecer tratados más específicos, que detallan las formas de cada pieza con mayor atención. Reciben el nombre de cortes de cantería o arte de montea; es decir, tratan la estereotomía.[6]​ Eran de índole eminentemente gráfica, de manera que contenían una serie de láminas con cálculos geométricos para la talla y la colocación de las piezas.

La aparición de nuevas técnicas de construcción y nuevos materiales (acero, hormigón, vidrio laminado) a partir de la Revolución industrial, terminaron con la seriedad de sus estudios; sin embargo, siguió utilizándose y fue materia obligada en las escuelas de arquitectura europeas hasta bien entrado el siglo XX,[8]

Los tratados descritos detallan, por ejemplo, la ejecución de arcos, bóvedas y aparejos, mostrando la geometría precisa que cada pieza ha de tener para encajar en ellos. En el caso de la madera, que forma sistemas adintelados y no abovedados, los tratados especifican las muescas necesarias para la unión de las piezas y sus modos de unión. Escribe sobre este material Antonio Rovira y Rabassa en 1900 (La madera y su estereotomía), así como sobre el hierro, el mismo año (El hierro, sus cortes y enlaces).

Other Languages
català: Estereotomia
Deutsch: Stereotomie
français: Stéréotomie
italiano: Stereotomia
Nederlands: Stereotomie
Piemontèis: Stereotomìa
português: Estereotomia