Estereoscopía

En esta imagen se muestra cómo al cruzar los ojos se puede lograr el efecto 3D debido a que con este método cada ojo percibe solo una imagen(La imagen correspondiente a cada ojo es la contraria al ojo con el que se mira, es decir, el ojo izquierdo ve la imagen de la derecha y el ojo derecho ve la imagen de la izquierda.
Estereograma hecho con una cámara digital. Primero se tomó una foto e inmediatamente después, la segunda foto con un desplazamiento de la cámara hacia la derecha. Para ver la imagen en 3D hay que cruzar los ojos hasta que aparezca una tercera imagen en medio de las dos; luego, seguir enfocando, hasta que las dos imágenes se unifiquen; intentar abrir los ojos y relajarlos hasta ver una imagen nítida.
(Para ver la imagen más grande, haga click sobre ella).
Las dos fotos combinadas en una animación GIF en donde se percibe a simple vista el efecto tridimensional producido al cruzar los ojos en la imagen estereoscópica de arriba.
Un anaglifo. Se guarda una capa de color para cada imagen, luego se las superpone.

La estereoscopía es cualquier técnica capaz de recoger información visual tridimensional y/o crear la ilusión de profundidad mediante una imagen estereográfica, un estereograma, o una imagen 3D (tridimensional). La ilusión de la profundidad en una fotografía, película, u otra imagen bidimensional se crea presentando una imagen ligeramente diferente para cada ojo, como ocurre en nuestra forma habitual de ver. Muchas pantallas 3D usan este método para transmitir imágenes. Fue inventado por Sir Charles Wheatstone en 1840.[1]

La estereoscopía se usa en fotogrametría y también para entretenimiento con la producción de estereogramas. La estereoscopía es útil para ver imágenes renderizadas de un conjunto de datos multidimensionales como los producidos por datos experimentales. La fotografía tridimensional de la industria moderna puede usar escáners 3D para detectar y guardar la información tridimensional. La información tridimensional de profundidad puede ser reconstruida partir de dos imágenes usando una computadora para hacer relacionar los píxeles correspondientes en las imágenes izquierda y derecha. Solucionar el problema de correspondencia en el campo de la visión por computadora apunta crear información significativa de profundidad a partir de dos imágenes. Actualmente podemos disfrutar de la estereoscopía en cine con el nuevo formato Digital 3D.

La fotografía estereoscópica tradicional consiste en el crear una ilusión 3-D a partir de un par de imágenes 2D. La forma más sencilla de crear en el cerebro la percepción de profundidad es proporcionando a los ojos del espectador dos imágenes diferentes, que representan dos perspectivas del mismo objeto, con una pequeña desviación similar a las perspectivas que de forma natural reciben los ojos en la visión binocular.

Principios biológicos

Los dos ojos, al estar situados en posiciones diferentes, recogen cada uno en sus retinas una imagen ligeramente distinta de la realidad que tienen delante. Esas pequeñas diferencias se procesan en el cerebro para calcular la distancia a la que se encuentran los objetos mediante la técnica del paralaje. El cálculo de las distancias sitúa los objetos que estamos viendo en el espacio tridimensional, obteniendo una sensación de profundidad o volumen. Por lo que si tomamos o creamos dos imágenes con un ángulo ligeramente distinto y se las mostramos a cada ojo por separado, el cerebro podrá reconstruir la distancia y por lo tanto la sensación de tridimensionalidad. Una aplicación novedosa es la tv3d, sobre la cual hace falta más investigación y las universidades y centros de desarrollo deberán fomentar el análisis a través de proyectos de titulación y relacionados (JJ. Smith K. Windelbon GER)

Percepción en relieve de las imágenes:

El ojo percibe los objetos en diferentes ángulos, creando la ilusión de profundidad de los objetos.
Estereoscopia2.JPG

Las variaciones verticales son indiferentes en lo que respecta a creación de sensación de volumen (a no ser que esta diferencia sea demasiado grande, en cuyo caso crearían visión doble o desorientación). Solo las variaciones horizontales, producidas por la diferente ubicación de los ojos, originan sensación de profundidad.

Debe añadirse que, si bien es la esteroscopía la principal fuente de información del cerebro para la composición tridimensional de los objetos que estamos viendo, no es la única. Existen otras fuentes de información como son el enfoque o la interpretación inteligente de las imágenes, que también son utilizadas por el cerebro.

Other Languages