Estalactita

Estalactita y estalagmita a punto de unirse para formar una columna.

Una estalactita es un espeleotema que se forma como resultado de los depósitos minerales continuos transportados por el agua que se filtra normalmente en una cueva, aunque no siempre, en especial los de bicarbonato cálcico que precipitan en carbonato cálcico y se deposita formando la estalactita.[1] A diferencia de otras formaciones similares la estalactita deja fluir el agua con el carbonato en disolución por su interior.

Otros elementos que reciben el nombre de estalactita son formaciones de otro origen y materiales: volcánicas, de yeso, de hormigón, etc.

Estalactitas cálcicas

Esta estalactita rota permite ver de forma clara las capas que la han formado y el conducto por el que circula el agua con el carbonato cálcico en disolución.

Toda estalactita comienza a crearse con una simple gota de agua mineralizada. Cuando la gota cae, deja detrás de ella un fino reguero de calcita. Cada gota sucesiva que se forma y cae deposita otra pequeña capa de calcita. Finalmente, estas capas forman un estrecho tubo (0,5 mm). Estos pequeños tubos pueden crecer bastante pero son muy frágiles. Si un gran número de gotas se depositan sobre este tubo se produce la estalactita, con la familiar forma cónica.

La misma gota de agua que cae de la punta de una estalactita deposita más calcita en el suelo, resultando finalmente una estalagmita redondeada o cónica. A diferencia de las estalactitas, las estalagmitas son macizas y no interviene un canal central en su formación. Si pasa el tiempo suficiente, al unirse estalactita y estalagmita, se convierten en una columna secundaria de acreción o pilar.

En las cuevas de Nerja ( Málaga, España, en las cuevas de la Vall d'Uixó y en la Gruta Rei do Mato ( Sete Lagoas, Minas Gerais, Brasil) se encuentran algunas de las estalactitas más largas conocidas.

Características

Las variedades son muchas aunque algunas más habituales reciben nombres particulares, tales como:

  • los macarrones, son tubos rectos de unos milímetros con conducto interior. Pueden alcanzar metros de longitud y su crecimiento puede dar lugar a una estalactita cónica clásica;
  • las piñas o estalactitas bulbosas se forman cuando una estalactita crece sumergida, en parte, en agua, creando una acrección en la punta;[2]
  • las estalactitas deflectadas o anemolitos se forman, según se cree, por corrientes de aire que hacen que la estalactita no crezca recta sino con una cierta curvatura;[3]
  • Las ubres, nabos o remolachas no son realmente una variedad de estalactita sino, posiblemente, la unión de un escudo con una estalactita.[4]
Other Languages
Afrikaans: Stalaktiet
العربية: نوازل الكهوف
беларуская: Сталактыт
беларуская (тарашкевіца)‎: Сталяктыт
български: Сталактит
bosanski: Stalaktit
català: Estalactita
corsu: Brandonu
čeština: Stalaktit
kaszëbsczi: Stalaktit
dansk: Stalaktit
Deutsch: Stalaktit
Ελληνικά: Σταλακτίτης
English: Stalactite
Esperanto: Stalaktito
eesti: Stalaktiit
euskara: Estalaktita
français: Stalactite
Gaeilge: Aolchuisne
galego: Estalactita
עברית: נטיף
hrvatski: Stalaktit
Kreyòl ayisyen: Estalaktit
magyar: Cseppkő
Հայերեն: Ստալակտիտներ
Bahasa Indonesia: Stalaktit
italiano: Stalattite
日本語: 鍾乳石
ქართული: სტალაქტიტი
қазақша: Сталактиттер
한국어: 종유석
Latina: Stalactites
lietuvių: Stalaktitas
Nederlands: Stalactiet
norsk nynorsk: Stalaktitt
norsk bokmål: Stalaktitt
polski: Stalaktyt
português: Estalactite
română: Stalactită
русский: Сталактит
Scots: Stalactite
Simple English: Stalactite
slovenčina: Stalaktit
slovenščina: Stalaktit
svenska: Stalaktit
Türkçe: Sarkıt
українська: Сталактити
oʻzbekcha/ўзбекча: Stalaktitlar
Tiếng Việt: Nhũ đá
მარგალური: სტალაქტიტი
中文: 钟乳石