Estado asociado

Un Estado asociado es el socio menor en una relación formal y libre entre un territorio político con un grado de estatidad y una nación (generalmente más grande), para la cual no se adopta ningún otro término específico, tal como protectorado. Los detalles de tal “libre asociación” se contienen en un Tratado de Libre Asociación o del Acto Asociado de Estatidad y son específicos a los países implicados. Todos los estados asociados libres son independientes (con el estatus sujeto al Derecho internacional) o tienen el derecho del potencial a la independencia.

Generalmente mantienen la misma moneda e idioma (cooficial con el idioma del estado asociado que sea) que su país principal al cual están asociados.

Estados asociados de los Estados Unidos

La Mancomunidad de Filipinas fue el primer estado asociado de los Estados Unidos. Entre 1935-1946, los asuntos exteriores y la defensa militar de las Filipinas fueron manejados por los Estados Unidos, aunque son de otra manera separados e independientes en el resto de las materias los asuntos internos.

Los Estados Federados de Micronesia (desde 1986), las Islas Marshall (desde 1986), y Palau (desde 1994), se asocian con los Estados Unidos en virtud de lo que se conoce como el Pacto de Libre Asociación, dando a los Estados la soberanía internacional y el máximo control sobre su territorio. Sin embargo, los gobiernos de éstas áreas han acordado que los Estados Unidos proporcionen la defensa, las subvenciones financiación y el acceso a los servicios sociales de los EE.UU. para los ciudadanos de éstas áreas.

Puerto Rico (desde 1952) y las Islas Marianas del Norte (desde 1986) son estados no-independientes, asociados a los EE.UU. El nombre de uso común en español de la Mancomunidad de Puerto Rico, "Estado Libre Asociado de Puerto Rico", que suena similar a la "libre asociación", es a veces interpretado erróneamente, significa que la relación de Puerto Rico con Estados Unidos se basa en un Pacto de Libre Asociación y en otras ocasiones se consideró erróneamente en el sentido de que la relación de Puerto Rico con los Estados Unidos se basa en un pacto interestatal o colonial. Esta es una constante fuente de ambigüedad y confusión al tratar de definir, entender y explicar la relación política de Puerto Rico con los Estados Unidos.

Por diversas razones, el estatus político de Puerto Rico difiere del de las Islas del Pacífico, que entraron en una Pacto de Libre Asociación con los Estados Unidos. Como Estados soberanos, estas islas tienen todo el derecho de llevar a cabo sus propias relaciones exteriores, mientras que el Estado Libre Asociado de Puerto Rico se encuentra territorialmente sujeto a la autoridad del Congreso de los Estados Unidos bajo la Cláusula de la Constitución del Territorio, "para disponer y hacer todas las Reglas y Regulaciones necesarias respetando el Territorio ... perteneciente a los Estados Unidos".[1]

Other Languages