Estado aconfesional

Un Estado aconfesional es aquel que no se adhiere y no reconoce como oficial ninguna religión en concreto, aunque pueda tener acuerdos (colaborativos o de ayuda económica principalmente) con ciertas instituciones religiosas.

Historia

Antes del siglo XX, muchos países eran un estado confesional, y reflejaban en sus respectivas constituciones, o por decreto del monarca, que el estado reconocía una religión oficial, con mayor o menor tolerancia hacia la práctica de otras religiones distintas de la oficial. No era raro que el clero interfiriera en asuntos de estado, (ni que el estado interfiriera en los asuntos eclesiales, por ejemplo en la elección de obispos, o vetar al Papa elegido por el Cónclave).

Hoy en día, la mayor parte de los estados occidentales se declaran aconfesionales o laicos, sobre todo tras la revolución francesa.

Other Languages