Estadio de Balaídos

Estadio de Balaídos
Grada Marcador.JPG
Fondo de la Grada Marcador
LocalizaciónBandera de España Vigo, España
Coordenadas42°12′43″N 8°44′25″O / 42°12′43″N 8°44′25″O / -8.740328
PropietarioCoat of Arms of Vigo.svg Ayuntamiento de Vigo
Detalles técnicos
SuperficieCésped
Dimensiones105 x 69 m
Capacidad30 000 espectadores
Construcción
Apertura30 de diciembre de 1928 (89 años)
Remodelación1982
Ampliación1982
Reconstrucción2015–2018
Equipo diseñador
ArquitectoJenaro de la Fuente Álvarez
Equipo local
Real Club Celta
Acontecimientos

El Estadio de Balaídos es un recinto deportivo de titularidad municipal, situado en la ciudad de Vigo, España. Fue inaugurado el 30 de diciembre de 1928 y tiene un aforo de 30 000 espectadores. Alberga los partidos como local del primer equipo del Real Club Celta de Vigo y fue una de las diecisiete sedes del Mundial de España 1982, habiendo acogido tres encuentros.

Desde febrero de 2015,[2]

Propuestas de remodelación de Balaídos

Propuesta 2003, «Caixanova»

En 2003, el presidente del Celta de Vigo, Horacio Gómez, presentó el ambicioso proyecto de un nuevo estadio. El área de 95 000 m² de reurbanización incluiría un centro comercial, un hotel y un complejo deportivo. Fue aprobado por Caixanova, pero fue rechazado por las autoridades locales, ya que el director general de la cercana factoría PSA Peugeot-Citroën, argumentaba que causaría inconvenientes en la logística del complejo industrial.

Propuesta 2009, «Candidatura ibérica Mundial 2018»

El 15 de septiembre de 2009, el teniente de alcaldía de Vigo, Santiago Domínguez, presentó a Vigo como candidata a la Real Federación Española de Fútbol, como sede para albergar partidos de la Copa del Mundo 2018. Esta, tercera propuesta de construir el «Novo Balaídos», fue diseñada por el arquitecto Jesús Llamazares Castro y los consultores de ingeniería ACTX Idom. Implicaba la reconstrucción completa del estadio olívico con un coste de 123 000 000 €, de los cuales 104 se gastarían en el estadio y los restantes en la construcción de un aparcamiento subterráneo y la regeneración de los alrededores.

El proyecto suprimía la forma ovalada del recinto y llevaba las gradas de Gol, Fondo y Marcador más cerca de las líneas de fondo. El proyecto también conllevaba un aumento del aforo, pasando de 31 800 a 42 381 espectadores, distribuidos en 19 391 en la grada baja, 2 804 en el anillo intermedio (palcos VIP) y 2 804 en la grada alta

Las obras estaban proyectadas en cuatro etapas durante cinco años, de 2012 a 2017: demolición y reconstrucción de Marcador y construcción de un aparcamiento subterráneo (9-12 meses), demolición y reconstrucción de Tribuna y áreas de estacionamiento de la avenida de Balaídos (12-15 meses), demolición y reconstrucción de Gol, y transformación de las calles de Val Miñor y Balaídos en peatonales (9-13 meses) y demolición y reconstrucción de Río (15-18 meses).

Proyecto 2015–18, «Estadio del siglo XXI»

El 8 de junio de 2015, el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, y el alcalde de Vigo, Abel Caballero, firmaron el convenio de financiación para la reforma integral del Estadio de Balaídos, cuya finalización está prevista para la temporada 2017-2018.[3]

El documento firmado garantiza una inversión conjunta de ambos organismos de hasta 29,7 millones de euros, donde cada uno aportará el 50% del dinero. En caso de que a la obra se sumen como inversores otras entidades, la inversión se reducirá proporcionalmente. Asimismo, el Celta de Vigo invierte dos millones de euros.[4]

Other Languages