Estadio Libertadores de América

Estadio Libertadores de America
Gssd.png
Localización Bandera de Argentina Avellaneda, Argentina
Coordenadas 34°40′13″S 58°22′15″O / -34.670267, 34°40′13″S 58°22′15″O / -58.370969
Propietario Independiente
Detalles técnicos
Superficie Césped natural
Capacidad 48.069[1] (62.560 al finalizar obras) 55000 habilitadas por afa espectadores
Construcción
Coste U$S 40.000.000 aprox.
Apertura 4 de marzo de 1928
Reconstrucción 28 de octubre de 2009
Demolición Aprox. en julio de 2007
Equipo diseñador
Arquitecto Ezequiel Dorado
Equipo local
Independiente
Acontecimientos
[ editar datos en Wikidata]
Cancha Independiente y Racing a 300 Metros de distancia

El Estadio Libertadores de América, hasta 2005 conocido como "La Doble Visera",[5]

Como curiosidad, tiene como inmediato vecino al estadio de su eterno rival: el Estadio Presidente Perón, de Racing Club de Avellaneda.

El 28 de octubre de 2009 fue reinaugurado oficialmente, tras la demolición de gran parte de la antigua estructura de cemento, en el encuentro entre Independiente y Colón de Santa Fe.

Historia de la "Doble Visera"

Todo empezó el 6 de noviembre de 1925: "La asamblea extraordinaria aprueba la compra del terreno para construir el nuevo estadio del Club Atlético Independiente en Alsina y Cordero (Hoy R. E. Bochini)." La compra del terreno de 6 ha a la sazón bajo y cubierto de malezas, se había efectuado por intermedio de la firma Santiago y Juan Lavista quienes cedían sus comisiones en beneficio del club, motivo por el cual pedía un voto de aplauso, como también para el Dr. Juan R. Mignaburu quien había estudiado detenidamente la propuesta y para el Sr. Alejandro Garaicochea que se comprometía a otorgar gratuitamente la escritura traslativa.

Ante la necesidad de tener su propio estadio, los directivos decidieron secar una laguna llamada "El Pantano de Ohaco". En 1926 se rellenó la laguna y comenzó a construirse el estadio. Muchos creían que iba a ser imposible inaugurar ese estadio de cemento, pero finalmente el 4 de marzo de 1928 abría sus puertas frente a Peñarol de Montevideo, en un partido que terminó empatado 2 a 2.

El estadio sufrió numerosas remodelaciones en 1960. Estas incluyeron la construcción de la visera de la tribuna oeste, plateas, palcos, cabinas de radio, foso de seguridad y el riego automático del campo. El 20 de agosto de 1961 se estrenaron las remodelaciones en un clásico contra Racing Club en el cual los rojos ganaron 4 a 0. A fines esta década también se construyó la bandeja Herminio Sande, conocida vulgarmente como "bandeja Cordero", por la relación con la calle sobre la que estaba construida. Primero fue popular y luego pasó a ser platea en el año 1994. Los dos sectores de dicha tribuna, conocidos hoy en día como "Bochini alta" y "Bochini baja", fueron los únicos que no se demolieron en 2007, por lo que fueron ampliados y están siendo reacondicionados para el nuevo estadio.

La Doble Visera fue escenario de partidos memorables, como finales de Copa Libertadores, Supercopa Sudamericana y Copa Intercontinental, viendo en sus límites a equipos de la talla de Inter, Ajax, Peñarol y Nacional, entre otros. Además, como dato relevante, es el único estadio argentino en el cual jugaron profesionalmente Diego Maradona, Alfredo Di Stéfano, Pelé, Franz Beckenbauer y Johan Cruyff, quienes son considerados por algunos especialistas de la FIFA como los cinco mejores jugadores de la historia del fútbol mundial.

El estadio de la Doble Visera también ostenta el récord de mayor entradas vendidas para un partido de primera división del fútbol argentino (fue superado por un partido de segunda división protagonizado en el estadio Monumental por Tigre y San Lorenzo de Almagro -cuya afición ocupó casi la totalidad del estadio pese a ser visitante- en 1982). Esto ocurrió en el encuentro disputado entre Independiente y Boca Juniors, el 15 de agosto de 1954. Aquella tarde se expendieron 62.000 boletos que; sumados a los socios de Independiente que no pagaban entrada, se supone que en el estadio habría alrededor de 70.000 personas. Dicho cotejo finalizó con victoria 3 a 1 a favor de los locales.

El estadio finalmente cierra sus puertas el 8 de diciembre de 2006, con la derrota 1-2 del local ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy. El último gol de Independiente en este estadio fue convertido por el juvenil Federico González.

Other Languages