Estadio José Rico Pérez

Estadio José Rico Pérez
Estadio José Rico Pérez, Alicante, España.jpg
Localización Bandera de España Alicante, España
Coordenadas 38°21′26″N 0°29′33″O / 38.357222, 38°21′26″N 0°29′33″O / -0.4925
Propietario Hércules CF[1]
Detalles técnicos
Superficie Césped
Dimensiones 105 x 68 m
Capacidad 29.500 espectadores
Construcción
Apertura 3 de agosto de 1974
Remodelación 1982
Equipo diseñador
Arquitecto Francisco Muñoz Llorens
Equipo local
Hércules CF
Acontecimientos
[ editar datos en Wikidata]

El Estadio José Rico Pérez es el estadio del Hércules Club de Fútbol. Fue inaugurado el 3 de agosto de 1974, y su nombre se debe al ex presidente herculano José Rico Pérez. Actualmente posee una capacidad de 29.500 espectadores (antes de la incorporación de asientos era de 33.500 espectadores), y está ubicado en la calle Foguerer José Romeu Zarandieta, en el barrio Polígono San Blas, en la ciudad de Alicante, España.

Su propietario fue el Hércules CF desde su inauguración, hasta que en 1994 pasó a manos del ayuntamiento de Alicante. En mayo de 2007, tras 13 años de propiedad municipal, el Hércules recompró su estadio a través de una empresa externa, Aligestión S.L..

Historia

La gestación del Rico Pérez

La anterior sede de los partidos del Hércules Club de Fútbol, fue el Campo de La Viña, que se situaba en el barrio de La Florida, en la actual plaza de La Viña.

El primer paso del Hércules tras el anteproyecto del nuevo estadio, que ya tenía terminado el ex presidente y directivo Francisco Muñoz Llorens, fue la compra de los actuales terrenos donde se sitúa el estadio José Rico Pérez, situados en la llamada Partida de Nogueroles (cercanos al Castillo de San Fernando) y propiedad de Rafaela Louise Llaudes. Con ocasión de una eliminatoria de Copa del Generalísimo ante la UD Las Palmas en 1966, el Hércules renunció a la disputa en Alicante del partido de desempate. El equipo canario pagó un millón de pesetas al club blanquiazul para que el partido se disputara en el Estadio Insular. De esa cantidad, 400.000 pesetas (2.404,05 euros) fueron entregadas al ayuntamiento de Alicante como un adelanto para adquirir los terrenos de la Partida de Nogueroles, que ascendían al total de 3.900.000 pesetas.

Debido a la crisis económica del Hércules, el pleno del ayuntamiento de Alicante celebrado el 30 de noviembre de 1967, aprobó la propuesta del Hércules de subrogar ante la Caja de Ahorros del Sureste de España, los derechos y obligaciones del Campo de La Viña. La propuesta incluía también que el ayuntamiento abonara a la Caja 3.100.000 pesetas, así como 1.000.000 de pesetas al Hércules, a título, todo ello, de compensación por cederle los terrenos que el Hércules había adquirido en la Partida Nogueroles, cerca del Castillo de San Fernando. El ayuntamiento también adoptó dicho acuerdo: Se aprueba con la condición de que el Hércules no ponga obstáculo a que pueda jugar en el nuevo estadio cualquier otro equipo alicantino de categoría nacional en las mismas condiciones que el anterior, por parte de los herculanos, de subarrendar y con la reserva de cuatro fechas anuales para el Ayuntamiento.

Tras el ascenso del Hércules a Segunda División en 1970, tras superar el club herculano sus dificultades económicas, su presidente Tomás Taruella, inició contactos con el ayuntamiento para revocar y dejar sin efectos el acuerdo del pleno municipal del 30 de noviembre de 1967, para recuperar la compra del Campo de La Viña, juntamente con los terrenos propiedad de Rafaela Louise Llaudes. Así, por acuerdo del pleno municipal de Alicante de 12 de julio de 1971, le fueron devueltas al Hércules las opciones al campo de La Viña y los 26.200 metros cuadrados adquiridos en los terrenos de la Partida Nogueroles. El acuerdo contemplaba la reserva del ayuntamiento de un espacio junto al nuevo estadio para construir el actual pabellón Pitiu Rochel.

El 26 de agosto de 1971, tras firmar José Rico Pérez la escritura de compra de los terrenos, el Hércules pasó a ser propietario de los 26.272 metros cuadrados de la llamada Partida de Nogueroles. José Rico Pérez entregó un cheque por valor de 3.159.720 pesetas que, unida a la suma de 400.000 pesetas entregadas en 1967, cerró la operación.

La construcción del estadio

Posteriormente los planes para conseguir la construcción del nuevo estadio no fueron sencillos ya que se idearon varias fórmulas para conseguir liquidez. El 6 de enero de 1973 la directiva herculana dio a conocer su proyecto "Fases de la construcción del campo de fútbol del Hércules Club de Fútbol", entre las que se encontraban conseguir dinero en efectivo, con métodos como la venta de mil abonos anticipados para las 5 siguientes temporadas al precio de 20.000 pesetas cada uno.

El 15 de enero de 1973 se adjudicó a la empresa "Cubiertas y Tejados, S.A." la construcción del nuevo estadio del Hércules, cuyo presupuesto ascendía a 28.035.289,65 pesetas (168.495.48 euros) y tenía un plazo de ejecución de 12 meses. El arquitecto encargado del proyecto sería Francisco Muñoz Llorens y los aparejadores serían José Luis Blasco y José Santa Isabel. El 30 de enero de 1973 la asamblea del Hércules aprobó la construcción del nuevo estadio.

El 25 de mayo de 1973 el Campo de La Viña, propiedad hasta entonces de la Caja de Ahorros del Sureste, cedió las escrituras al Hércules, pasando a ser propiedad del club herculano. Gestión que dejó encauzada Antonio Ramos Carratalá, fundador de la Caja de Ahorros del Sureste, y ex directivo herculano. El 26 de mayo de 1973 se colocó la primera piedra del que sería el nuevo campo blanquiazul. El 6 de abril de 1974 finalizaron las obras del estadio, y el 12 de junio de 1974 la asamblea del Hércules decidió que el nuevo estadio llevara el nombre del presidente por aquellas fechas: José Rico Pérez. En otro orden de cosas, se decidió sacar a subasta pública los terrenos del Campo de La Viña, valorados en 75 millones de pesetas (450.759,08 euros). Pero no se consiguió el objetivo de vender los terrenos y José Rico Pérez, junto con varios socios, decidieron edificar y amortizar ese capital en beneficio del Hércules. El 31 de julio de 1974 el Hércules celebró su primer entrenamiento en el estadio José Rico Pérez.

Inauguración

El 3 de agosto de 1974 se inauguró la nueva sede herculana. Se celebraron una serie de actos conmemorativos, y se descubrieron dos placas dedicadas al fundador del Hércules, Vicente Pastor Alfosea, y a Antonio Ramos Carratalá, fundador de Caja de Ahorros del Sureste de España y ex directivo del club. También se estrenó el nuevo himno del Hércules que sigue vigente, con letra de Alfredo Garrido y música de José Torregrosa. En la inauguración se celebró un encuentro amistoso contra el Fútbol Club Barcelona que ganó 0-4. Las alineaciones de aquel encuentro fueron:

En competición oficial, el primer partido en el Rico Pérez se saldó en empate a dos con el Real Murcia. Carreño pasó a la historia como el jugador que marcó el primer gol en el feudo alicantino.

Vista general desde el Fondo Norte durante un Hércules - Elche CF

Sede del Mundial de 1982

El Rico Pérez ha vivido dos fases muy claras: en la primera (1974-1986) se vivió la edad de oro del Hércules, esos ocho años consecutivos en 1.ª División, el Mundial 1982 con la presencia de la selección argentina, campeona de la edición anterior, y sede del 3.er y 4º puesto entre Francia y Polonia y, tras el descenso a 2.ª A, el ascenso a 1.ª en 1984 ante el Castellón (2-0).

Municipalización

En 1994 el Hércules se vio forzado a vender su estadio al ayuntamiento de Alicante para pagar las deudas que tenía el club con Hacienda y la Seguridad Social, deuda que alcanzaba los 500 millones de pesetas con la Agencia Tributaria y 75 millones con la Seguridad Social acontecidos entre 1987 y 1993, debido a la mala gestión de su Presidente. Desde entonces y hasta el 2007 el estadio fue de titularidad municipal, aunque el Hércules siguió disputando sus partidos como local en el estadio.

Uso compartido con el Alicante

En 2001, con el ascenso del Alicante Club de Fútbol a Segunda división B, se encontró tras más de 40 años en la misma categoría que el Hércules.

El Alicante pidió formalmente al Ayuntamiento 901.520 euros para reformar sus instalaciones de titularidad municipal, el Estadio Alicante CF, ya que no contaban con las instalaciones exigidas por la federación para la categoría a la que ha conseguido llegar. En caso de no conseguir dicho dinero solicitó como vía alternativa la utilización conjunta del Rico Pérez. Luis Díaz Alperi, alcalde de la ciudad de Alicante, decidió optar por la segunda opción.

El Estadio José Rico Pérez durante sus obras de mejora y pintado de butacas en el verano de 2010

La afición del Hércules se sintió herida y se negaron en todo momento a que otro equipo juegara de local en lo que había sido siempre su estadio y creyeron injusto el comportamiento del Ayuntamiento con el Hércules. Por su parte, los alicantinistas días más tarde de la decisión de Alperi votaron en su asamblea de socios el sí (43 votos a 0) de la utilización del Rico Pérez propuesta por su directiva.

El Alicante CF, con el transcurrir de los años, fue acomodándose a las instalaciones tapando en sus partidos como local las letras "Hércules C.F." en las butacas poniendo fundas con el nombre "Alicante C.F.", y colocando el escudo del Alicante CF encima del escudo del Hércules que había en el palco. El resto, tales como la fachada, banquillos... se respetaban.

El 3 de agosto de 2010, el Alicante CF anuncia su salida del Rico Pérez y su vuelta a la Ciudad deportiva de Villafranqueza para la Temporada 2010/11 ya que, a cambio de no presentarse a la puja por la compra del José Rico Pérez, el Ayuntamiento se compromete a reformar sus instalaciones acorde a la categoría, reforma a la que se había negado años anteriores. Aligestión se presenta en solitario y consigue recomprar el estadio para el Hércules a un precio inferior a la mitad por lo que se le vendió al Consistorio Municipal, si bien el Hércules CF SAD tenía la obligación de reformar las instalaciones por un valor de 4 millones de euros, con lo que el costo para la entidad blanquiazul se equiparaba a su valor real.

Recompra

El 11 de mayo de 2007 el estadio volvió a manos del Hércules. Además se suscribió una cláusula en el contrato de recompra por parte del Hércules que especifica como fecha máxima para su uso por parte del Alicante el año 2012.

Other Languages