Estadio Benito Villamarín

Estadio Benito Villamarín
Estadio Benito Villamarín 2018001.jpg
LocalizaciónBandera de España Sevilla, España
Coordenadas37°21′23″N 5°58′54″O / 37°21′23″N 5°58′54″O / -5.981611
Detalles técnicos
SuperficieCésped
Dimensiones105 x 68 m
Capacidad60.720[1]​ espectadores
Construcción
Apertura17 de marzo de 1929 (89 años)
Remodelación1982 (Mundial)
2000 (Gol Norte y Fondo)
2017 (Gol Sur)
Equipo local
Real Betis Balompié
Acontecimientos
Mundial de España 1982

El Estadio Benito Villamarín es un recinto deportivo propiedad del Real Betis Balompié, ubicado en la Avenida de la Palmera del barrio de Heliópolis de Sevilla, España.[1]

Fue una de las diecisiete sedes del Mundial de 1982, habiendo acogido dos partidos. Además ha albergado quince encuentros de la selección española, incluyendo el histórico 12–1 a Malta.[3]

Historia

Preámbulos

En la década de 1910 el Real Betis Balompié disputaba sus partidos en el campo de la Enramadilla, ubicado en los terrenos del Prado de San Sebastián.[6]

Construcción

Vista del estadio de la Exposición en Heliópolis hacia 1929.

Ya desde 1912 el arquitecto Aníbal González proyectó un estadio para la muestra iberoamericana y el Comité Ejecutivo encargó al arquitecto Antonio Illanes del Río su diseño en 1923.[7]

En 1930, al terminar la Exposición, el campo siguió siendo propiedad municipal aunque el Real Betis comenzó a jugar habitualmente en él sus partidos.[8]​ El 16 de julio de 1936 el club de fútbol logró por fin el arrendamiento definitivo del estadio y se convirtió en su único inquilino.

Durante la Guerra Civil el Ayuntamiento requisó el estadio y se lo entregó al mando militar, que lo destinó sucesivamente a diversos usos: acuartelamiento de las tropas marroquíes, sede del Estado Mayor italiano (que realizó algunas obras en el interior para adaptarlo a sus necesidades) y sede de la unidad de caballería mecanizada.[7]

Tras la guerra el estadio quedó enormente dañado por los diversos usos a los que ha sido sometido y el Betis solicitó un nuevo contrato. Las autoridades militares, que tenían intención de que el estadio continuara prestando su antigua función, acordaron su rehabilitación. El estadio será reinaugurado tras su rehabilitación por Queipo de Llano con el nombre de Estadio Municipal Heliópolis el 12 de marzo de 1939.[7]

1961: Benito Villamarín

El 12 de agosto de 1961 el estadio pasará a ser propiedad del Betis.[9]

En 1958 se realizó la ampliación de las gradas de los goles Norte y Sur por el arquitecto Antonio Delgado Roig con la colaboración del aparejador Ángel Hoyuela.[7]​ En 1975 se realiza la tribuna de voladizo, en 1979 la de fondo y en 1981 la de preferencia. En 1982 tiene lugar la realización del 1.er anfiteatro de la grada de preferencia.

Quedó el estadio, con una capacidad de 48.500 espectadores, de pie en los goles Norte y Sur. En él se jugaron varios partidos del Mundial de España 82 y el famoso 12-1 de España a Malta que clasificó a la selección española para la fase final de la Eurocopa 1984.

En el año 1997 se le cambia el nombre por Manuel Ruiz de Lopera, entonces presidente del club.[10]

En octubre de 2010 el estadio volvió a llamarse Benito Villamarín tras una votación del club en la que participaron 9.926 socios. El nombre Benito Villamarín obtuvo 6.107 votos (67,4%), 2.786 Heliópolis (30,7%), la segunda más votada. Ciudad del Betis obtuvo 655. 160 se decantaron por mantener el nombre de Manuel Ruiz de Lopera, 26 votaron por nombres de marcas comerciales, 56 votos fueron en blanco y 18 nulos.[11]

El 1 de julio de 2012 tendría lugar en él, una misa en memoria del jugador bético Miki Roque fallecido el 24 de junio de 2012, en la que habría una gran afluencia de público.

2000: Gol Norte y Fondo

Fachada del estadio hacia la avenida de la Palmera, en 2016.

Tras la normativa de la UEFA de obligar a todos los estadios del Continente (que disputasen competiciones europeas) a tener todas las localidades sentadas, el consejo de administración del Real Betis Balompié, decidió demoler las gradas del antiguo estadio, levantado en su lugar unas nuevas.

Proyecto y primera piedra

La construcción tendría un presupuesto mínimo de 7.000 millones de pesetas y una capacidad para 65.000 espectadores. Los autores del proyecto fueron el arquitecto principal Antonio González Cordón, los colaboradores Fermín Gómez y Tomás Garrido, el arquitecto técnico Manuel López Ruiz y la dirección facultativa de Fernando Medina Encina. La ceremonia de la colocación de la primera piedra, en la zona del Gol Norte, tuvo lugar el 8 de mayo de 1998 en presencia de Manuel Ruiz de Lopera, de la alcaldesa, María Soledad Becerril (PP), del entonces líder de la oposición local Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), del torero Curro Romero, del que era en ese momento presidente de la sociedad gestora del Estadio Olímpico, Alejandro Rojas Marcos (PA) y de un grupo de aficionados béticos.[13]​ Las personalidades nombradas echaron una pala de tierra.

Fases

El antiguo Benito Villamarín tenía capacidad para 47.500 espectadores, de los cuales 26.500 eran de pie. Tras la finalización de las dos primeras fases, se esperaba tener para el inicio de la temporada 1998-99 un aforo de 20.000 localidades, de las que sólo 6.250 serían sin asiento. Estas localidades sin asiento correspondían a la grada de Gol Sur (ubicación de los Supporters Gol Sur, ultras del Real Betis). Gracias a una moratoria dada a última hora se permitió mantener esas localidades de pie sin tener que realizar reforma alguna, las cuales habrían sido absurdas, ya que esta tribuna estaba previsto derribarla a la finalización de la temporada 1998-99, para seguir así con las obras. Una vez terminada la temporada 1998-1999 estaba previsto derribar el Gol Sur para poder tenerlo terminado en el inicio de la temporada 1999-2000. Concluida la temporada 1999-2000, se tiraría la tribuna de preferencia, teniendo terminada la nueva grada para el inicio de la temporada 2000-2001. En ese mismo verano del año 2000 se tenía previsto completar la obra con la colocación de la cubierta que cubrirá el estadio en su totalidad salvo el terreno de juego, para lo que se emplearían unas grúas gigantescas que utilizarían el propio estadio como anclaje.

Inauguración

El 12 de septiembre de 1998, correspondiente a la segunda jornada de Liga ante el Real Zaragoza, fueron inauguradas en parte las nuevas gradas de fondo y el Gol Norte. Concretamente, las gradas bajas del Gol Norte y el fondo, así como el primer anfiteatro del Gol Norte. El Betis dispuso ya para ese partido de 40.000 localidades, pese a lo cual no se pusieron entradas a la venta para garantizar que todos los socios pudieran acceder al encuentro. Posteriormente, el 27 de septiembre de 1998, y en la 4ª jornada de liga ante el Extremadura, se inauguraba el primer anfiteatro de fondo, por lo que el aforo quedó fijado en 45.000 localidades, a la espera de la conclusión del 2º anfiteatro del Gol Norte y el fondo. El 17 de febrero de 1999, el Betis hizo público el acuerdo al que se llegó con la empresa constructora Dragados y Construcciones, para retomar las obras dejadas por Agromán. Se encargará de acometer la finalización de los dos anillos ya construidos del Gol Norte y del fondo, que no están finalizados. El 1 de enero de 2000 se inauguró oficialmente la primera mitad del nuevo estadio. Concretamente los 3 anillos completos de Gol Norte y fondo. Para ello se organizó un acto especial, en el que se dio oficialidad al nuevo nombre del estadio, "Manuel Ruiz de Lopera", que fue elegido en votación al inicio de la temporada 98-99 por los abonados béticos.

2017: Gol Sur

Vista del estadio Benito Villamarín después de la demolición de la grada de Gol Sur, en 2016.

A finales de 2015, la candidatura a la presidencia del club formada por Ángel Haro y José Miguel López Catalán anunciaron su propuesta para la reforma del Gol Sur del Benito Villamarín, que debería comenzar a principios del verano de 2016. Esta iniciativa supone abordar la segunda fase del diseño proyectado por Antonio González Cordón, que se frenó en el año 2000, a falta de la construcción de la nueva grada de preferencia y la cubierta integral del estadio.

Las obras han supuesto el traslado del campo de juego a su posición definitiva, ya que no estaba en la posición más adecuada para optimizar el terreno propiedad del Betis. El campo se ha desplazado seis metros hacia la zona de fondo y otros seis metros hacia la zona de Gol Norte, por lo que queda mucho más cerca de estos dos graderíos. Una vez terminado Gol Sur, quedará perfectamente centrado con estas tres gradas.[15]

El 30 de junio de 2016 se iniciaron las obras de demolición de la grada de Gol Sur del estadio y el 5 de julio se inicia la ejecución de la nueva escalera de acceso al voladizo de preferencia, tras ser demolida la existente por ocupar la construcción de la nueva grada de gol sur, terminando las mismas el 15 de agosto de 2016.[17]

El derribado Gol Sur disponía de 5.000 localidades, que tras su reconstrucción pasarían a unas 14.700, y la capacidad total del estadio, a falta de la nueva tribuna de preferencia, rondará los 60.000 espectadores. Se convertiría así en el cuarto estadio de España en cuanto a aforo -por detrás del Camp Nou, el Santiago Bernabéu y el Metropolitano.[19]

Other Languages