Estación meteorológica automática

Una "EMA" en la Antártida.

Una estación meteorológica automática (EMA) es una versión autónoma automatizada de la tradicional estación meteorológica, preparada tanto para ahorrar labor humana, o realizar mediciones en áreas remotas o inhóspitas. El sistema puede reportar en tiempo real vía sistema Argos, o el Global Telecommunications System, tener enlace de microondas, o salvar los datos para posteriores recuperaciones.

Muchas EMA tienen

Algunas de las eventuales son

Al contrario de las estaciones meteo manuales, las automáticas no pueden reportar ni clase ni cantidad de nubes. También, las mediciones de precipitación son un poco problemáticas, especialmente con la caída de nieve, ya que el medidor debe vaciarse por sí solo entre observaciones. Con la presente meteorología, todos los fenómenos donde no se toque al sensor, tales como parches de niebla, permanecen inobservados.

Las primeras EMA se colocaban donde electricidad y líneas de comunicación estaban disponibles. Actualmente, las tecnologías de paneles solares, generador eólico y teléfono celular hacen posible las EMA inalámbricas.

Tiempos de observación

Históricamente las lecturas se llevaban a cabo por observadores meteorológicos típicamente no pagados y como un deber dentro del trabajo permanente, como sería un cartero. Esas observaciones se tomaban a las 9.00 de cada día, sin tomar la vespertina ni la nocturna. Con el advenimiento de las EMA, esos intervalos de tiempo permanecen para las estaciones manuales, y en las automáticas como parte de una tradición.