Estación evaporimétrica

Una estación evaporimétrica es un lugar desde el que se mide la evaporación efectiva, utilizando la siguiente instrumentación:

Instalación

La zona donde se instale la estación debe estar libre de obstáculos, y al aire libre. Se realiza una oquedad de forma cuadrada, de 120 × 120 cm y con una profundidad de unos 10 cm, que se rodea de un murete de ladrillos. Se tapa esta oquedad con una tarima de madera calada y encima de ella se coloca el tanque evaporimétrico.

Dentro del tanque, y nivelado, se coloca el pozo tranquilizador para después llenar el tanque con agua limpia, intentando que la superficie quede entre las marcas a 5 cm y a 7,5 cm que tiene el tanque grabadas en su interior.

Flotando en el agua y bocabajo para que el depósito quede sumergido, se coloca el termómetro Six-Bellani.

Se aconseja colocar una malla encima del tanque para que no caigan hojas de árbol o cualquier otro objeto al agua, lo que produciría una toma de datos falseada.

El pluviómetro se colocará al lado del tanque, y con los bordes superiores a la misma altura del tanque. Esto se consigue enterrando parte del aparato.

En la esquina de la tarima más cercana a la dirección del viento predominante en la zona se coloca el anemómetro, con sus cazoletas a una altura de 60 cm del suelo.

Si la estación evaporimétrica está anexa a un observatorio sinóptico de superficie, se puede usar como anemómetro el de esta, indicándolo y siempre que ambos tengan la misma exposición al viento.

Other Languages