Estación de Príncipe Pío

MetroMadridLogoSimplified.svg Príncipe Pío
Cercanias Logo.svg Príncipe Pío
MadridMetro-BusInterurbano.svg Madrid (Príncipe Pío)
Estación de Príncipe Pío (Madrid) 01.jpg
Fachada de la Estación de Príncipe Pío.
Ubicación
Coordenadas 40°25′17″N 3°43′08″O / 40.421388888889, 40°25′17″N 3°43′08″O / -3.7188888888889
Dirección Glorieta de San Vicente
Sector Moncloa-Aravaca
Municipio Madrid
Zona Madrid-MetroZonaA.svg
Datos de la estación
Nombre anterior Estación del Norte
Accesibilidad
Inauguración Antigua Estación del Norte:
Madrid-MetroRENFE.svg : junio de 1861
Nuevo intercambiador de transportes
Metro:
Madrid-MetroRamal.svg : 27 de diciembre de 1925
Madrid-MetroLinea6.svg : 10 de octubre de 1995
Madrid-MetroLinea10.svg : 26 de diciembre de 1996
Cercanías:
C-1 light blue.svg C-7 red.svg C-10 lime.svg : 30 de junio de 1996
Terminal de autobuses:
MadridMetro-EMT.svg MadridMetro-BusInterurbano.svg MadridMetro-LargoRecorrido.svg : 8 de mayo de 2007
Clausura Antigua Estación del Norte:
Madrid-MetroRENFE.svg : 31 de enero de 1993
Servicios Ascensor Aparcamiento en estación
Servicios detallados
Cercanías C-1 light blue.svg C-7 red.svg C-10 lime.svg
Otros transportes MadridMetro-LargoRecorrido.svgAutobuses de largo recorrido
Transportes Metro: Madrid-MetroLinea6.svg Madrid-MetroLinea10.svg Madrid-MetroRamal.svg
Autobuses urbanos:
Diurnos: 25 33 39 41 46 62 75 138 C1 C2
Nocturnos: N18 N19 N20
Autobuses interurbanos:
Diurnos: 495 500 513 521 551
Nocturnos:
[ editar datos en Wikidata]

La Estación de Príncipe Pío es un intercambiador de transportes de Madrid en el que confluyen varias líneas de metro, Cercanías y autobuses urbanos e interurbanos, delimitado por la Glorieta de San Vicente, Cuesta de San Vicente, Paseo de la Florida y el Paseo del Rey, en el distrito de Moncloa-Aravaca.

Su tarifa corresponde a la zona A según el Consorcio Regional de Transportes,[2]

Historia

Antecedentes: la Estación del Norte

Entrada norte a Príncipe Pío.

La actual estación de Príncipe Pío fue en origen la estación del Norte, construida como terminal en Madrid de la línea General del Norte o Imperial ( Madrid- Irún), perteneciente a la antigua Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, por lo que su origen está irremediablemente unido al de la línea ferroviaria en cuestión. La construcción de la línea comenzaría en 1856, mientras que la de la estación no empezaría hasta 1859. El proyecto corrió a cargo de ingenieros franceses, de quienes toma su nombre el puente que salva el río. Así, el primitivo embarcadero abrió sus puertas en junio de 1861, aunque con una línea que sólo llegaba hasta El Escorial.

Entrada sur a Príncipe Pío.

Las instalaciones auxiliares, ante la falta de espacio, se dispusieron junto a la línea entre la estación y el Puente de los Franceses. El 16 de julio de 1882, se inauguró la parte destinada a viajeros, pero sólo uno de los dos edificios previstos, paralelo a los andenes, quedando el frontal abierto simplemente con unos jardines que salvaban el desnivel con la Cuesta de San Vicente. Este primer edificio es el que hoy en día se puede ver en el Paseo de la Florida. No fue hasta 1928 cuando se construyó el segundo edificio de viajeros. Se situaba, como preveía el proyecto, cerrando los andenes por la fachada de la Cuesta de San Vicente, y se destinaba a salida de viajeros, mientras que el edificio de 1882 quedaba reservado para llegadas. Esta segunda fase es el edificio que se observa en la Cuesta de San Vicente flanqueado por dos torreones. Mientras tanto, en 1925 se había inaugurado un ramal de la línea 2 del Metro de Madrid de la ciudad que unía la estación con la estación de Isabel II (hoy día Ópera), lo que permitía salvar cómodamente el fuerte desnivel entre la estación y el centro de la ciudad. Tras la Guerra Civil la estación quedó muy dañada. Además, a causa de la quiebra de la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte —al igual que las demás compañías existentes— el Estado tuvo que rescatar la red ferroviaria, surgiendo un ente público y estatal, RENFE, que desde ese momento se encargaría de la gestión de la red férrea de España. Durante estos años la estación se convertiría en la segunda terminal de la ciudad tras Atocha; no en balde era la cabecera de todos los trenes que iban de Madrid al Cantábrico, a Castilla la Vieja y a Portugal. De hecho ha sido históricamente la cabecera de la línea Madrid-Irún.

Interior de la estación en 1981.

Sin embargo, el periodo de esplendor de esta estación tocaba a su fin con los nuevos accesos ferroviarios de Madrid, previstos ya en época de la Segunda República. Con la apertura de la nueva Estación de Chamartín en 1967 al norte de la ciudad como cabecera de la nueva línea directa Madrid-Burgos —que acortaba el camino hacia Irún con respecto a la línea que iba por Valladolid—, los servicios ferroviarios fueron traspasados paulatinamente de la estación del Norte a las nuevas instalaciones. La vieja estación quedaba desplazada del eje fundamental, que ahora pasaban a formar Atocha y Chamartín con el túnel que las unía, y ya en 1976 todos los servicios habían sido trasladados salvo los trenes de Cercanías. En 1979 recuperó parte de su actividad al acoger los trenes ( Talgos III y expresos) que se dirigían hacia Galicia.

Desde 1990: intercambiador de transportes, centro de ocio y comercial

Entrada a Príncipe Pío en ascensor.

La aún Estación del Norte mantuvo los tráficos de Galicia hasta la década de 1990 (el 30 enero de 1993 salió de esta estación el último expreso hacia la costa gallega), cuando la estación es cerrada definitivamente para acometer una importante obra ideada por el ingeniero Javier Bustinduy que la convertirá en un gran intercambiador de transportes.[4] Las obras modificaron completamente las instalaciones, abriendo un gran agujero en el centro de la estación bajo las marquesinas para acoger a las nuevas líneas de metro ( 6 y 10), modificando la playa de vías para adecuar las instalaciones al servicio de Cercanías, así como ampliando la capacidad de la circunvalación ferroviaria que en estos años fue reformada, soterrada e integrada plenamente en la ciudad bajo la actuación conocida como Pasillo Verde Ferroviario. Con esta actuación se permitía que el servicio de Cercanías procedente del corredor noroeste pasara por la estación y continuara hacia el sur camino de la estación de Atocha. Finalmente la nueva estación fue inaugurada en 1995, con su nueva denominación de Príncipe Pío.

Panel informativo en Príncipe Pío.

Durante los primeros años de la década de 1990, el entorno también sufrió una sustancial transformación. Por un lado, la deuda histórica que RENFE arrastraba desde hacía décadas y la escasa capacidad y utilidad de todas las instalaciones ferroviarias que se levantaban junto a la línea de circunvalación entre Príncipe Pío (entonces Norte) y Atocha permitieron liberar todos esos terrenos para convertirlos en zonas dotacionales, verdes y residenciales. En esta gran reconversión urbanística ligada al Pasillo Verde Ferroviario también se incluyeron las instalaciones y parte de la playa de vías de la estación junto al paseo de la Florida. Los terrenos urbanizados fueron ocupados por viviendas y constituyen las actuales manzanas entre el paseo de la Florida y la calle Mozart.

Sin embargo, el resto de la estación no tuvo un uso claro hasta el año 2000, cuando la vieja marquesina y el edificio de viajeros de 1882 son convertidos en un centro comercial que sería completado con un nuevo edificio que ocupaba la zona de playa de vías desmantelada aún libre, siendo inaugurado el conjunto el 22 de octubre de 2004.[5] Todavía queda pendiente de uso, no obstante, el edificio de 1928 que da fachada a la Cuesta de San Vicente. Entre las propuestas planteadas, la más probable será la de convertirlo en un gran auditorio.

La privilegiada situación del edificio en un importante nodo viario junto a la M-30 y coincidiendo con el acceso desde la autovía A-5 a la alameda central de Madrid lo han convertido en un importante centro de transportes desde donde salen o pasan multitud de líneas de autobuses interurbanos hacia el oeste y suroeste de la Comunidad de Madrid. Con el fin de organizar dichos tráficos, se aprovechó la reforma del entorno de la estación con la reconversión a centro comercial y se construyó un intercambiador en superficie que ocupaba la explanada frente a la fachada del paseo de la Florida. Esta situación duraría poco tiempo, puesto que dentro del Plan de Intercambiadores 2004-2007 impulsado por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid se acometió la construcción de un nuevo intercambiador, esta vez subterráneo, con varios niveles y servicios para los viajeros, aumentando su capacidad y mejorando sus accesos al conectarlo directamente con las nuevas infraestructuras subterráneas de la M-30 y la A-5. Este nuevo intercambiador, inaugurado el 8 de mayo de 2007, se sitúa bajo el Paseo de la Florida.[6]

Hasta el año 2012 pasaba por la estación, a través del Pasillo Verde Ferroviario, un tren de larga distancia, el Estrella Picasso (Bilbao-Málaga), si bien es cierto que no efectuaba parada (en realidad este tren no tenía parada comercial en Madrid).

Other Languages