Esgrima antigua

La primera página del Códice Wallerstein muestra las armas típicas empleadas en esgrima durante el siglo XV.

La esgrima antigua o esgrima histórica es un neologismo usado para referirse al conjunto de artes marciales de origen europeo, formas de lucha con armas blancas practicadas en la antigüedad que hoy día han perdido su uso y práctica a nivel militar y de defensa personal. Actualmente la encontramos a modo de arte marcial de combate, siendo practicada por distintas asociaciones dedicadas a su estudio y recuperación y siendo desarrollada en su mayoría de manera paralela e independiente del actual deporte olímpico de la esgrima (la única rama de la esgrima cuya práctica perduró sin interrupción).

Antecedentes (antes del siglo XIV)

Detalle del manuscrito Ms. I.33, conocido como Fetchbuch de Walpurgis o Fechtbuch de la Torre; en esta ilustración se representa a una mujer, identificada como Walburga.

Las artes marciales históricas europeas cayeron en desuso al mismo tiempo que las armas que empleaban. Lo que sabemos hoy día de las mismas se debe a los libros y manuales que han sobrevivido. No existen manuales conocidos con fecha anterior a la Baja Edad Media a excepción de dos: el manuscrito conocido como Papiros de Oxirrinco III 466, el manual de artes marciales europeas más antiguo conocido, que contiene fragmentos que describen la forma de realizar presas y agarres en la lucha griega, la versión histórica de la actual lucha grecorromana; y el De Re Militari, un libro escrito por Vegecio en el siglo IV en el que se describe el sistema militar de la Antigua Roma, incluyendo notas sobre entrenamiento y organización.

Sin embargo, en obras de literatura antigua y medieval se conocen fragmentos que detallan hechos y conocimientos militares específicos; del mismo modo, en obras de arte antiguas aparecen representadas formas de combate y armas históricas (como en el Tapiz de Bayeux o la Biblia de Morgan). Aunque algunos investigadores han tratado de recrear estos antiguos estilos de lucha (como el pancracio y la lucha de gladiadores) basándose en dichas fuentes y en la experimentación, estos intentos quedan reducidos a especulaciones más o menos fundamentadas, debido a la falta de instrucciones específicas.

Durante la Baja Edad Media aparecieron los Fechtbuch (en alemán manual (o libro) de combate[3]​ En sus 64 páginas ilustradas se describe un sistema de lucha completo empleando broquel y espada.

El paso a la Alta Edad Media supuso el origen de las llamadas "Escuelas de Esgrima", refiriéndose a estilos diferenciados que se conocían generalmente por el nombre de su país de origen.