Escultura prehistórica

Las observaciones de los arqueólogos demuestran que el arte escultórico precedió a la arquitectura propiamente dicha y que se encuentra en la mayoría de las tribus antiguas europeas

Paleolítico

Las primeras manifestaciones del arte escultórico en Europa se encuentran en los utensilios y placas de hueso o de marfil correspondientes al periodo conocido como Edad del Reno en el periodo paleolítico. El trabajo escultórico de dichos objetos consiste principalmente en grabados de figuras de animales dispuestos, por lo común, con cierta corrección en el dibujo y naturalidad en las actitudes y además en algunas figurillas toscas esculpidas en hueso, representando hombres o animales. En el periodo magdaleniense se añaden a los referidos objetos de escultura los llamados bastones de mando, que no son otra cosa sino trozos de asta de reno o de ciervo con algún orificio en alguno de sus extremos y. a veces, relieves y grabados. Durante mucho tiempo se los consideró como insignias de dignidad o como varillas adivinatorias, estudios más recientes los asocian a utensilios de carácter práctico. En los yacimientos solutrenses, o sea, una de las fases del Reno, se encuentran alguna vez parecidos bastones con orificio pero no llevan figuras o relieves ni revisten la importancia de los de la época magdaleniense.[1]

Aunque gran parte de dichos objetos citados por los arqueólogos se han encontrado en cavernas de Francia, bien se deja entender que no son exclusivos de este país y de hecho, se han hallado en otros como Bélgica, Suiza, Austria y Polonia.

Other Languages