Escritura cuneiforme

Escritura cuneiforme

La escritura cuneiforme es comúnmente aceptada como una de las formas más antiguas de expresión escrita, según el registro de restos arqueológicos.Error en la cita: Error en la cita: existe un código de apertura <ref> sin su código de cierre </ref> El término cuneiforme proviene del latín cúneus (‘cuña’) por la forma de las incisiones, aunque un antiguo poema sumerio las denomina gag (‘cuñas’).[1]

Durante el período acadio comenzaron también a utilizarse el metal y la piedra.

En un principio, la escritura a base de pictogramas no era adecuada para escribir conceptos abstractos, los verbos y sus tiempos, los pronombres, etc. Por ello, se comenzaron a utilizar ciertos símbolos con valor fonético silábico. Así, por ejemplo, dado que en sumerio el sustantivo «ajo» y el verbo «dar» eran homófonas (sum), el mismo símbolo que se utilizaba para aquél comenzó a usarse con valor fonético para este. Con el paso del tiempo, aplicando similitudes semejantes, se creó un corpus silábico, usado preferentemente para expresar ciertos elementos gramaticales y conceptos abstractos.

El sumerio era una lengua aglutinante, por ello, cuando los acadios adoptaron el cuneiforme para su propia lengua semítica, dado que el valor fonético y el ideográfico podían confundirse fácilmente, desarrollaron estos unos signos determinantes que indicaban cómo debía leerse cada símbolo. Al final de este proceso, por ejemplo, el símbolo que se leía como an, además del silábico, podía tener otros dos significados: el concepto ‘dios’ o ‘cielo’ y un determinante para indicar que algo tenía naturaleza divina o celeste.

Evolución del ideograma ‘cabeza’, del 3000 al 1000 a. C.

En algunos conjuntos de tablillas, como los de Uruk, se han contado hasta 2000 signos cuneiformes diferentes. En los siglos sucesivos, tal variedad se redujo enormemente, hasta que durante el período acadio eran usados con asiduidad unos 600.

Descubrimiento

Europa tuvo constancia de esta escritura gracias al viajero italiano Pietro Della Valle, que hizo escala en Persépolis aproximadamente hacia el año 1621. Una vez allí, no sólo dejó constancia por escrito de la magnífica y antigua capital del Imperio aqueménida, sino que también copió una serie de peculiares signos grabados en las ruinas de las puertas del palacio de dicha ciudad y que además figuraban en tres versiones.

En 1700, Thomas Hyde ―profesor de la Universidad de Oxford― acuñó el término «cuneiforme» para estas inscripciones, cuando publicó un trabajo sobre los logros obtenidos por Della Valle. El título de su obra: Dactuli pyramidales seu cuneiformes, dio nombre a esta original escritura.[2]

Other Languages
Afrikaans: Wigskrif
Alemannisch: Keilschrift
azərbaycanca: Mixi yazı
Boarisch: Keuschrift
беларуская: Клінапіс
беларуская (тарашкевіца)‎: Клінапіс
bosanski: Klinasto pismo
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Dĭng-tàu-cê
Cebuano: Cuneiform
čeština: Klínové písmo
dansk: Kileskrift
Deutsch: Keilschrift
English: Cuneiform
Esperanto: Kojnoskribo
eesti: Kiilkiri
فارسی: خط میخی
français: Cunéiforme
Gaeilge: Dingchruthach
עברית: כתב יתדות
हिन्दी: अंकन (लिपि)
hrvatski: Klinasto pismo
magyar: Ékírás
հայերեն: Սեպագիր
Bahasa Indonesia: Aksara paku
íslenska: Fleygrúnir
日本語: 楔形文字
Basa Jawa: Cuneiform
қазақша: Шумер жазуы
한국어: 쐐기 문자
Lingua Franca Nova: Cuneforma
Limburgs: Nagelsjrif
lietuvių: Dantiraštis
latviešu: Ķīļu raksts
македонски: Клинесто писмо
Bahasa Melayu: Tulisan pepaku
မြန်မာဘာသာ: ကျူနီးဖောင်းစာ
Nederlands: Spijkerschrift
norsk nynorsk: Kileskrift
norsk: Kileskrift
português: Escrita cuneiforme
русский: Клинопись
srpskohrvatski / српскохрватски: Klinasto pismo
Simple English: Cuneiform
slovenčina: Klinové písmo
slovenščina: Klinopis
српски / srpski: Клинасто писмо
svenska: Kilskrift
тоҷикӣ: Хати мехӣ
Tagalog: Kuneiporme
Türkçe: Çivi yazısı
українська: Клинопис
اردو: خط میخنی
oʻzbekcha/ўзбекча: Mixxat
Tiếng Việt: Chữ hình nêm
中文: 楔形文字
Bân-lâm-gú: Teng-á-jī
粵語: 楔形字