Esclavitud

El mercado de esclavos, de Jean-Léon Gérôme (c. 1885).
Cédula de identificación personal o "carné de identidad" de un esclavo de color negro de 10 años de edad llamado Benito Criollo, de oficio siervo y con destino en La Habana.
La esclavitud en Brasil, de Jean-Baptiste Debret.
Anuncio publicado en la prensa cubana de La Habana, en 1839. En el mismo anuncio se venden negros esclavos, caballos y sanguijuelas.

La esclavitud, como institución jurídica, es una situación por la cual una persona (el esclavo) es propiedad de otra (el amo); es una forma particular de relaciones de producción, característica de un determinado nivel de desarrollo de las fuerzas productivas en la evolución de la economía.

Registro de un esclavo recién nacido, de nombre Bruno, en Cuba. Año 1867.

La esclavitud se remonta a la Edad Antigua, aunque no de forma equivalente en todas las civilizaciones. Parece que su origen histórico proviene de la práctica de aprovechar como mano de obra a los cautivos en las guerras, como alternativa a otra posibilidad también usual: sacrificarlos. También fue la suerte de algunos pueblos conquistados. Otra vía para llegar a la condición de esclavo era la esclavitud por deudas[1] o apremio individual. El florecimiento cultural de la Atenas de Pericles o de la Roma clásica estaba fundamentado en una economía basada en la fuerza de trabajo esclava. Aristóteles sostuvo que la esclavitud es un fenómeno natural. Con la transición del esclavismo al feudalismo, a partir de la crisis del siglo III, la mayor parte de la fuerza de trabajo ya no era esclava. No obstante, la esclavitud no desapareció, y se mantuvo como una condición social más o menos marginal, según las zonas, durante toda la Edad Media y toda la Edad Moderna, renovándose su utilización masiva durante la colonización de América. El movimiento antiesclavista se desarrolló a partir de finales del siglo XVIII, culminando con la abolición de la esclavitud en la mayor parte de los países del mundo, no sin fuertes resistencias (como la Guerra de Secesión en Estados Unidos).

El Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y de su Abolición se celebra el 23 de agosto, mientras que el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud se celebra el 2 de diciembre. Los tratados internacionales contemporáneos ( Convención sobre la Esclavitud, 1926) recogen la prohibición de la esclavitud, que se considera como un crimen contra la humanidad. No obstante, sigue existiendo arraigada culturalmente en determinados países ( India, Sudán, Mauritania) y ha reaparecido en otros bajo ciertas condiciones excepcionales, como es el caso de la mano de obra infantil esclava en el Sudeste asiático o determinados tipos de prostitución en todo el mundo.

Historia

La esclavitud en la Antigüedad

Antiguo Egipto

Los primeros escritos en los que se tiene constancia de la presencia de esclavos en una gran civilización es en Mesopotamia durante la época sumeria, si bien muy limitada. En el Antiguo Egipto un número de esclavos suficiente como para tener cierta importancia social se dio solamente en algunos periodos, especialmente en el Imperio Nuevo. El origen de los esclavos provenía de las conquistas y no existía una regulación jurídica sobre los mismos. También eran recogidos por los traficantes de esclavos los niños abandonados, por ejemplo, en la puerta de las casas o en la columna lactaria, cuando el pater familias no quería reconocer su paternidad, ya que él poseía el poder del «ius exponendi». Un hombre libre también podía convertirse en esclavo para tener que pagar una multa por haber cometido algún delito.

Antigua Grecia

La esclavitud como práctica social y económica fue usual en la antigüedad greco-romana, y ambas pueden considerarse las primeras sociedades «esclavistas» al estar sustentada su base económica por este sistema. El estatus social y el papel de los esclavos era considerado inferior, sin valor o inexistente en relación a una persona libre. La sociedad de la Antigua Grecia tenía fundamentada filosóficamente la esclavitud que, para Aristóteles era la garantía indispensable para que los hombres libres pudieran dedicar su tiempo a la política y buen gobierno de la ciudad. En la Antigua Roma la práctica de la esclavitud se regula, en algunas ocasiones al mínimo detalle, estableciéndose la manumisión como fórmula de liberación de los esclavos, siempre con causa. Del siglo V a. C. al siglo I es la época de mayor implantación y extensión de la esclavitud. Las guerras de conquistas emprendidas por la República romana significaron la adquisición de numerosos esclavos.

Estos protagonizaron tres guerras serviles y la última fue la más sangrienta (la de Espartaco). Dichas rebeliones fueron una causa de la caída de la república. Durante el Imperio romano empieza a remitir sobre todo por el agotamiento de las fuentes tradicionales de suministro de nuevos esclavos como resultado de la finalización de la expansión territorial romana ( siglo I).

Imperio romano, 200 AD

La noción de esclavitud, en la Antigua Roma, designaba las condiciones sociales más dispares. Un esclavo podía ser, tanto un criado o sirviente como el ministro de Economía del emperador, el profesor de griego y latín de los hijos de un legislador romano como un gladiador. Los esclavos no poseían una habitación donde dormir, simplemente se acostaban en el suelo en cualquier rincón de la casa. Cada romano de mediana fortuna poseía, por lo menos, un par de esclavos. Salía de su casa acompañado generalmente por uno mientras el otro permanecía encerrado en casa. Los esclavos comían las sobras de la comida de sus amos, lo que, en un pueblo sin hambre, podía significar comer mejor que muchos hombres libres. La línea divisoria entre los hombres libres y los esclavos era muy importante. Los primeros no podían, legalmente, ser sometidos a tortura, ni quemados vivos ni apaleados. Los esclavos sí, por sus propios amos o por un juez.[2]

Los esclavos no podían casarse ni ejercer la paternidad. El dueño de los hijos de los esclavos era el pater familias. Los mercaderes de esclavos recogían a los bebés abandonados que estaban expuestos en los santuarios para convertirlos en esclavos. Había esclavos que llegaban a ocupar cargos públicos en la administración de los bienes de sus amos pero también podían ser trabajadores del campo o artesanos: la mayoría de los artesanos o alfareros en Arezzo, por ejemplo, eran esclavos. Si no eran campesinos podían ser criados en el servicio doméstico. Un esclavo podía ser un cantante que cantaba para el amo, un arquitecto que construía para el príncipe, o un gramático.[3]

Edad Media

En Europa, durante la Edad Media, persistió en zonas marginales, como Escandinavia, sobre todo de tipo agrario (al ser una sociedad rural) y doméstico, y en el Imperio Romano, con el avance del cristianismo, se fue suavizando la situación de los esclavos, con la subida al poder de Constantino I el Grande, ya se estaba produciendo una síntesis entre la romanidad cristiana y la germanidad pagana, lo que introdujo en el Imperio la servidumbre germánica, que fue legalizada como castigo más benigno que la condena a muerte, por el mismo Constantino mediante un edicto en el 322. Existe un intenso debate entre historiadores respecto a la cronología, las causas y las formas en que se produjo la desaparición de la esclavitud. Las posturas que sitúan la desaparición del sistema esclavista en fecha más temprana, en la época de las invasiones bárbaras del siglo V, serían las de los historiadores marxistas, incluido el propio Karl Marx; por otro lado, autores como Georges Duby o Pierre Bonnassie la sitúan en el siglo XI, en medio de la llamada revolución feudal. Según este último autor, el auge del esclavismo se daría en el siglo VII, en plena Alta Edad Media.[4]

En todo caso, los siervos del siglo XII, a diferencia de los del siglo II, eran libres, o más bien semilibres, y gozaban de una serie de derechos y al menos en teoría podían denunciar a su señor si violaba esos derechos, pero estaban atados por compromisos de trabajo a la tierra y al señor feudal. En el mundo musulmán y en Bizancio también se mantuvo la tradición, recogiendo las antiguas costumbres romanas. A finales del siglo XV, la esclavitud en Europa era muy reducida, aunque ello más por razones de escasez que por desarrollo moral o filosófico, ya que la misma fue trasladada y sumamente extendida en el nuevo continente por las potencias europeas.

La esclavitud en el mundo árabe

Comercio árabe de esclavos, Zanguebar

Diversas fuentes histográficas cifran en un periodo superior a un milenio la duración del comercio de esclavos por los árabes musulmanes, estimándose en más de diez millones las personas sometidas a esclavitud, y que en algunas zonas marginales del mundo islámico se mantienen bajo diversas formas de servidumbre.[7]

Ibn Battuta ha afirmado multitud de veces que le fueron dados o que compró esclavos.[13]

Argelia, 1815

Zanzíbar fue en un momento dado el mayor puerto de comercio de esclavos de África Oriental, y bajo los árabes Omaníes en el siglo XIX pasaban por la ciudad al menos 50.000 esclavos al año.[18]

Los esclavos de Europa Central y Oriental eran generalmente conocidos como Saqaliba (que se podría traducir por "eslavos").[21]

Esclavitud en las Américas

En la América precolombina

Estos esclavos eran muy diferentes a los que surgieron tras la colonización europea de América, pero si tenían bastante en común con los esclavos de la Antigua Grecia y Antigua Roma. La esclavitud era personal, esto es no hereditaria, los hijos de los esclavos eran considerados libres. Un esclavo podía tener posesiones e incluso ser propietario de otros esclavos. Podían comprar su libertad u obtenerla si demostraban haber sido maltratados, o si habían tenido hijos o se habían casado con sus amos. Al haber muerto su amo, si habían hecho un servicio excepcional, se les liberaba.

En el periodo de Colonización europea

En el periodo de Colonización española de América, los españoles realizaron en algunas zonas del territorio americano un tipo de expedición armada, cuyo objetivo era encontrar indígenas con el fin de esclavizarlos; las cuales se denominaban Malocas.

El comercio de esclavos africanos negros

El comercio triangular sirvió económicamente los intereses de las colonias americanas y era base del sistema de producción de las plantaciones así como del crecimiento pre-industrial en Europa. Se trata del camino de los barcos entre los puertos de Inglaterra, Portugal, España y Francia, hacia el Caribe, una vez cargados por la costa oeste de África.

Con la llegada y conquista de América, por parte de los europeos, se trazaron planes de expansión que exigían mano de obra barata. En un principio se esclavizó a los pueblos indígenas americanos pero la legislación española se planteó muy pronto la licitud de dicha práctica (gracias a los escritos de Bartolomé de las Casas y de la Escuela de Salamanca), e hizo que se importaran personas esclavizadas de África, que además tenían mayor resistencia física y a las enfermedades, especialmente las tropicales, comenzando así un comercio a gran escala de esclavos africanos: el comercio negrero.

Hacia el siglo XVII hubo un gran incremento en el número de esclavos debido a su importancia como mano de obra, en las explotaciones agrícolas de gran extensión (sistema de plantaciones) en América del Norte, América del Sur y, principalmente, en el Caribe. No hay consenso sobre las cifras de la esclavitud en Época moderna, se han propuesto 60 millones de secuestrados, de los cuales 24 millones fueron a parar a América, 12 millones a Asia y 7 millones a Europa, mientras que los 17 millones restantes fallecerían en las travesías.

Este incremento en el comercio negrero fue acompañado, en la mayoría de los casos, por una fuerte ideología racista: los negros eran considerados seres subhumanos, asimilados frecuentemente a animales, sin tan siquiera poder ser considerados sujetos de derecho y por lo tanto considerados, jurídicamente, como meros objetos o cosas. Aunque especialmente, el debate estaba inicialmente en si los individuos de raza negra tienen alma humana, puesto que en caso afirmativo esta actividad sería considerada ilegal por la Iglesia, lo que llevó a un fuerte movimiento para afirmar que las personas de raza negra no tienen alma. En el caso de los indígenas de América se había decidido que tienen alma por lo que no se les podía esclavizar. De hecho era costumbre en muchas plantaciones explotar al esclavo bajo severas condiciones hasta su muerte, pues salía más barato comprar nuevos esclavos que mejorar sus condiciones de vida, existiendo asimismo seguros que cubrían los denominados accidentes [ cita requerida]. La fuente de esclavos fue África, y la Isla de Gorea, colonia francesa, fue el lugar preciso donde se estableció el mercado de esclavos, también conocido como el lugar sin retorno y donde se separaban definitivamente las familias desintegradas por la esclavitud.

De forma similar los árabes mantuvieron un importante tráfico de personas esclavizadas africanas, tanto a través de rutas cruzando el Sahara como a través de la costa oriental de África, fundamentalmente la Isla de Zanzíbar. Este comercio se extendió desde el siglo VII hasta el siglo XX y alcanzó proporciones similares o superiores al comercio negrero del Atlántico.

Las cifras de la trata

Grabado de William Blake representando metafóricamente a Europa sostenida por África y América.

El número de personas esclavizadas procedentes de África varía, según distintas estimaciones entre los 10 y los 60 millones de personas entre los siglos XV y XIX. A los que hay que sumar los esclavizados en el mundo islámico (tanto europeos como africanos), en las culturas de la India y dentro de los estados africanos. Además en el Imperio de Malí cerca de 9 millones fueron traficados desde África Occidental al Magreb camino Sahara pero sólo la mitad sobrevivió al viaje.[29]

Según el historiador británico Eric Hobsbawm, la cifra de esclavos africanos transportados a América sería de un millón en el siglo XVI, tres millones en el XVII y durante el siglo XVIII llegaría a los 7 millones.[32]

Virginia, 1670

El investigador Enrique Peregalli calcula que se transportaron desde Angola tres[36]

Según estimaciones de Hugh Thomas de los 12 millones de africanos que llegaron vivos a América, tres millones eran originales del Congo y Angola, dos millones de la Costa de los esclavos, dos millones de Benín y Calabar, 1,5 millones de la Costa de Oro ( Guinea), un millón de Mozambique y Madagascar.[38]

En los años treinta la población esclava en Etiopía era de dos millones en una población total de 8 a 16 millones, según la Anti-Slavery Society.[41]

El tráfico de esclavos logró un enorme desarrollo y crecimiento tanto para sus centros de exportación como de recepción; por ejemplo, Zanzíbar pasó de exportar 6000 a 10 000 esclavos anuales en 1811 a 40 000 a 45 000 en 1839[45]

En cuanto a Mozambique, el número de esclavos llevados desde ahí a las islas del Índico son estimados en 495 439 entre 1720 y 1902.[48]

En cuanto a la población esclava, ya en 1492 en España había 100 000 esclavos negros y bereberes. Durante el siglo XVI la Corona autorizó la introducción de 120 000 esclavos, aunque gracias al contrabando la cifra alcanzara hasta las 400 000 personas de color.[50]

Cazador de esclavos, Brasil, 1823, Mauricio Rugendas

Fueron importados desde África de 10 a 15 millones de personas entre 1650 y 1860 hacia otros continentes, llegando con vida; cuatro millones y medio al Caribe, cinco millones a Brasil, 300 mil a Europa, 200 mil a México y medio millón a los actuales EE. UU. y la Sudamérica española.[52]

Entre 1492 y 1870 se exportaron a la América española las siguientes cifras de esclavos:[53]

Regiones Esclavos
México 200.000
Cuba 702.000
Puerto Rico 77.000
Santo Domingo 30.000
Centroamérica 21.000
Ecuador
Panamá
Colombia
200.000
Venezuela 121.000-700.000[54]
Perú 95.000-300.000[55]
Bolivia
Río de La Plata
100.000
Chile 6.000
Total 1.552.000-2.336.000
El comercio de esclavos africanos
Imagen representando el interior de un barco de esclavos, Mauricio Rugendas

La siguiente tabla muestra la población de esclavos en América hacia fines del siglo XVIII:[56]

Región Esclavos Libertos Total
Brasil 1.000.000 399.000 1.399.000
Caribe francés 575.000 30.000 605.000
Caribe británico 467.000 13.000 480.000
EE. UU. 575.420 32.000 607.420
América española 271.000 650.000 921.000
Total 2.888.420 1.240.000 4.128.420

En tanto que en varias regiones la mano de obra de esclavos africanos reemplazó a la amerindia como principal fuerza laboral. En la siguiente tabla se muestra la exportación de esclavos hecha por cada imperio europeo:[58]

Regiones 1492-1600 1601-1700 1701-1810 1810-1870 Total
Imperio portugués 50.000 560.000 1.891.400 1.145.400 3.646.800
Imperio británico 263.700 1.749.300 51.000 - 2.064.000
Imperio francés 155.800 1.348.400 96.000 - 1.600.200
Imperio español 75.000 292.500 578.600 606.000 1.552.100
Imperio holandés 40.000 460.000 - - 500.000
Imperio danés 4.000 24.000 - - 28.000
Total 588.500 4.434.200 2.617.000 1.751.400 9.391.100

Exportación de esclavos en las Américas entre los siglos XVI y XVII:[59]

Lugar Número de esclavos
importados vivos
Brasil 500.000-600.000
Caribe
(no español)
450.000
Hispanoamérica 350.000-400.000
Colonias de Francia
y Reino Unido
30.000
Total 1.330.000-1.480.000

Población esclava en las Trece Colonias originales entre 1750 y 1860:[60]

Fecha Población blanca Población libre no blanca Población esclava
1750 934.340 s/i 236.420
1790 2.792.325 58.277 681.777
1810 4.486.789 167.691 1.005.685
1860 12.663.310 361.247 1.775.515

Población esclava en el sureste de EEUU entre 1790 y 1860:[60]

Fecha Población blanca Población libre no blanca Población esclava
(porcentaje)
1790 1.240.454 32.523 654.121 (33,95%)
1810 2.118.144 97.284 1.103.700 (33,25%)
1860 8.036.700 253.082 3.950.511 (32,27%)

Estimación del número de viajes y esclavos transportados durante la trata africana (siglos XVI-XIX):[61]

País Número de viajes Esclavos transportados
Portugal
(incluyendo Brasil)
30.000 4.650.000
Gran Bretaña 12.000 2.600.000
España
(incluyendo Cuba)
4.000 1.600.000
Francia
(incluyendo las Indias francesas occidentales)
4.200 1.250.000
Holanda 2.000 500.000
América del Norte británica
EE. UU.
1.500 300.000
Dinamarca 250 50.000
Otros 250 50.000
Total 54.200 11.000.000

Esclavos entregados en todo el continente americano y en menor medida el europeo:[61]

Zona receptora Esclavos recibidos
Brasil 4.000.000
Hispanoamérica
(incluyendo Cuba)
2.500.000
Indias occidentales británicas 2.000.000
Indias occidentales francesas
(incluyendo Cayena)
1.600.000
Norteamérica británica
EE. UU.
500.000
Indias occidentales holandesas
(incluyendo Surinam)
500.000
Europa 200.000
Total 11.328.000

Regiones de donde provenían los esclavos:[61]

Zona receptora Esclavos recibidos
Senegambia 2.000.000
Costa de Barlovento 250.000
Costa de Marfil 250.000
Costa de Oro ( Ghana)
Ashanti
1.500.000
Costa de los esclavos
( Dahomey, Pequeño Ardra, Ovo)
2.000.000
Benín
Calabar
2.000.000
Camerún
Gabón
250.000
Loango 750.000
Congo
Angola
3.000.000
Mozambique
Madagascar
1.000.000
Total 13.000.000

Oficios a los que eran destinados los esclavos en América:[61]

Zona receptora Esclavos recibidos
Plantaciones de caña 5.000.000
Plantaciones de café 2.000.000
Criados 2.000.000
Minería 1.000.000
Campos de algodón 500.000
Campos de cacao 250.000
Construcción 250.000
Total 11.000.000

El mayor receptor de esclavos fue sin duda Brasil, superando incluso al Caribe. Unos 12 millones de africanos fueron capturados y llevados a Brasil,[62]

1500- 1700 1701- 1760 1761- 1829 1830- 1855
510.000 958.000 1.720.000 718.000

Desembarque de esclavos africanos entre 1781 y 1855 en Brasil:[63]

Fecha Total Sur de Bahía Bahía Norte de Bahía
1781- 1785 ~63.100 34.800 - 28.300
1786- 1790 97.800 44.800 20.300 32.700
1791- 1800 233.700 92.700 70.500 70.500
1801- 1810 241.400 108.400 75.400 57.600
1811- 1820 327.700 174.400 70.700 82.600
1821- 1830 431.400 296.200 71.600 63.600
1831- 1840 334.300 260.600 32.500 41.200
1841- 1850 378.400 299.700 66.100 12.600
1851- 1855 6.100 3.300 1.900 900
Total 2.113.900 1.314.900 409.000 390.000

Población esclava de Brasil por provincia entre 1864 y 1887:[63]

Provincia Población esclava
1864
Población esclava
1874
Población esclava
1884
Población esclava
1887
Amazonas 1.000 1.545 - -
Pará 30.000 31.537 20.849 10.535
Maranhão 70.000 74.598 49.545 33.446
Piauí 20.000 23.434 16.780 8.970
Ceará 36.000 31.975 - 108
Rio Grande do Norte 23.000 13.634 7.209 3.167
Paraíba 30.000 25.817 19.165 9.448
Pernambuco 260.000 106.236 72.709 41.122
Alagoas 50.000 36.124 26.911 15.249
Sergipe 55.000 33.064 25.874 16.875
Bahía 300.000 165.403 132.822 76.838
Minas Gerais 250.000 311.304 301.125 191.952
Espírito Santo 15.000 22.297 20.216 13.381
Río de Janeiro 300.000 301.352 258.238 162.421
Corte 100.000 47.084 32.103 7.488
São Paulo 80.000 174.622 167.493 107.429
Paraná 20.000 11.249 7.768 3.513
Santa Catarina 15.000 15.250 8.371 4.927
Rio Grande do Sul 40.000 98.450 60.136 8.442
Mato Grosso 5.000 7.054 5.782 3.233
Goiás 15.000 8.800 7.710 4.955
Total 1.715.000 1.540.829 1.240.806 723.419

Esclavismo, capitalismo y democracia

Sidney Mintz[66]

Other Languages
Afrikaans: Slawerny
Alemannisch: Sklaverei
aragonés: Esclavitut
Ænglisc: Þēowdōm
العربية: عبودية
مصرى: عبوديه
asturianu: Esclavitú
Aymar aru: T'aqisiyäwi
azərbaycanca: Quldarlıq
башҡортса: Ҡоллоҡ
Boarisch: Sklaverei
žemaitėška: Verguobė
беларуская: Рабства
беларуская (тарашкевіца)‎: Рабства
български: Робство
Bahasa Banjar: Hulun
বাংলা: দাসত্ব
brezhoneg: Sklaverezh
bosanski: Robovlasništvo
català: Esclavitud
کوردیی ناوەندی: کۆیلایەتی
čeština: Otrokářství
Cymraeg: Caethwasiaeth
dansk: Slaveri
Deutsch: Sklaverei
Zazaki: Bındestiye
Ελληνικά: Δουλεία
English: Slavery
Esperanto: Sklaveco
eesti: Orjus
euskara: Esklabotza
estremeñu: Esclavitú
suomi: Orjuus
føroyskt: Trælur
français: Esclavage
Frysk: Slavernij
Gàidhlig: Tràilleachd
galego: Escravitude
ગુજરાતી: ગુલામી પ્રથા
עברית: עבדות
Fiji Hindi: Gulami
hrvatski: Robovlasništvo
Kreyòl ayisyen: Esklavay
Հայերեն: Ստրկություն
Bahasa Indonesia: Perbudakan
Ilokano: Pannakaadipen
íslenska: Þrælahald
italiano: Schiavismo
日本語: 奴隷
Patois: Slievri
la .lojban.: selbaise'u
Basa Jawa: Batur tukon
Qaraqalpaqsha: Qulshılıq
Адыгэбзэ: ПщылӀыгъуэ
Kongo: Bumpika
қазақша: Құлдық
ភាសាខ្មែរ: ទាសភាព
한국어: 노예제
къарачай-малкъар: Къул тутуу
Kurdî: Xulam
Latina: Servitus
Lëtzebuergesch: Sklaverei
Limburgs: Slavernie
lingála: Boúmbu
lietuvių: Vergovė
latviešu: Verdzība
македонски: Ропство
മലയാളം: അടിമത്തം
монгол: Боолчлол
Bahasa Melayu: Perhambaan
Malti: Skjavitù
Mirandés: Scrabatura
Dorerin Naoero: Itsio
Plattdüütsch: Slaveree
नेपाल भाषा: दास
Nederlands: Slavernij
norsk nynorsk: Slaveri
norsk bokmål: Slaveri
Diné bizaad: Naalté
occitan: Esclavatge
ਪੰਜਾਬੀ: ਗ਼ੁਲਾਮੀ
Papiamentu: Sklabitut
polski: Niewolnictwo
Piemontèis: S-ciavitù
پنجابی: غلامی
português: Escravidão
Runa Simi: Isklaw
română: Sclavie
русский: Рабство
русиньскый: Рабство
саха тыла: Кулут
sicilianu: Schiavismu
سنڌي: غلامي
srpskohrvatski / српскохрватски: Ropstvo
Simple English: Slavery
slovenščina: Suženjstvo
chiShona: Muranda
Soomaaliga: Adoon
српски / srpski: Ропство
svenska: Slaveri
Kiswahili: Utumwa
తెలుగు: బానిసత్వం
ไทย: ทาส
Tagalog: Pang-aalipin
Türkçe: Kölelik
татарча/tatarça: Коллык
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: قۇللۇق تۈزۈم
українська: Рабство
اردو: غلامی
oʻzbekcha/ўзбекча: Qullik
Tiếng Việt: Nô lệ
Winaray: Pan-uuripon
吴语: 奴隶制
ייִדיש: שקלאפעריי
Yorùbá: Okoẹrú
中文: 奴隶制度
Bân-lâm-gú: Lô͘-lē chè-tō͘
粵語: 奴隸制