Escama

Escamas de una culebra.

Una escama (del latín squama) es una pequeña placa rígida que crece de la piel de un animal, generalmente para proporcionarle aislamiento y protección. Son bastante comunes y han evolucionado numerosas veces a través de la evolución convergente, con diferentes estructuras y funciones.

Generalmente están clasificadas como parte del sistema integumentario de un organismo. Existen varios tipos de escamas según su forma y la clase de animal.

Peces

Escamas cicloides de un rutilo (Rutilus rutilus).

Las escamas de los peces derivan dérmicamente, específicamente en el mesodermo, lo que las distingue paleontológicamente de las escamas de los reptiles. Genéticamente, los mismos genes involucrados en el desarrollo de los dientes y el cabello en los mamíferos también lo están en el desarrollo de la escama.[1]

Escama cosmoide

Las verdaderas escamas cosmoides solo pueden encontrarse en los sarcopterigios. La capa interna está compuesta de un hueso laminar llamado isopedina y sobre esta una capa de hueso esponjoso con vasos sanguíneos. Estas capas de hueso están cubiertas de cosmina, una sustancia acelular similar a la dentina, y un recubrimiento superficial exterior duro y brillante similar al esmalte, la vitrodentina. El celacanto actual tiene escamas modificadas que carecen de cosmina y son más delgadas que las verdaderas escamas cosmoides.[2]

Escama ganoide

Las escamas de ganoides se pueden encontrar en esturiones, peces espátula, bichires, pejelagartos y Amiiformes. Derivan de las escamas cosmoides, con una capa de dentina en lugar de cosmina y una capa de sal inorgánica llamada ganoína en lugar de vitrodentina. La mayoría tienen forma de diamante y son brillantes y duras. En la ganoína hay compuestos de guanina, derivados iridiscentes de la guanina que se encuentra en una molécula de ADN.[2]

Escama placoide

Escamas placoides vistas mediante un microscopio electrónico.

Las escamas placoides se encuentran en peces cartilaginosos y son características de los elasmobranquios. Tienen una capa ectodérmica de esmalte y un cuerpo de dentina rodeando una cámara de pulpa vascular. Estas escamas, también llamadas dentículos dérmicos, son estructuralmente similares a los dientes.[2]

Escama leptoide

Escama laminar, derivada de la ganoide por reducción del espesor de la capa de ganoína.[5]

  • cicloide (circular): tienen un borde exterior liso y son más comunes en peces con aletas suaves, como salmones y carpas.[6]
  • ctenoide: se caracterizan por que tienen un borde externo dentado. Se encuentran en peces como lubinas, peces luna y centrárquidos.[7]
Other Languages
العربية: حرشفة (تشريح)
asturianu: Escama
žemaitėška: Žvīns
беларуская: Луска
български: Люспа
català: Escata
Cymraeg: Cen
dansk: Skæl
Esperanto: Skvamo
eesti: Soomused
euskara: Ezkata
suomi: Suomu
français: Écaille
Frysk: Skob
Gaeilge: Lann
galego: Escama
עברית: קשקש
हिन्दी: शल्क
hrvatski: Lustra
Kreyòl ayisyen: Kal
magyar: Pikkely
Bahasa Indonesia: Sisik
Ido: Squamo
íslenska: Hreistur
italiano: Scaglia
日本語:
қазақша: Қабыршақ
한국어: 비늘
lietuvių: Žvynas
latviešu: Zvīņas
кырык мары: Сӱм (зоол.)
Bahasa Melayu: Sisik
Nederlands: Schub
português: Escama
armãneashti: Soldzu
русский: Чешуя
sicilianu: Scagghia (pisci)
Simple English: Scale (zoology)
slovenščina: Luska
українська: Луски
中文:
Bân-lâm-gú: Lân
粵語: