Erinias

Clitemnestra intentado despertar a las Erinias mientras su hijo es purificado por Apolo. Crátera apulia de figuras rojas, 480–470 a. C., Museo del Louvre (Cp. 710).

En la mitología griega, las Erinias (en griego antiguo Έρινύες Erinýes, de etimología desconocida) son personificaciones femeninas de la venganza que perseguían a los culpables de ciertos crímenes. También se las llamaba Euménides (en griego antiguo Εύμενίδες, ‘benévolas’), antífrasis utilizada para evitar su ira cuando se pronunciaba su verdadero nombre. Según la tradición, este nombre se habría empleado por primera vez tras la absolución de Orestes por el Areópago (descrita más adelante), y más tarde se usó para aludir al lado benigno de las Erinias.

En Atenas también se utilizaba eufemísticamente la perífrasis σεμναί θεαί semnaí theaí, ‘venerables diosas’. Asimismo se aludía a ellas como χθόνιαι θεαί chthóniai theaí, ‘diosas ctónicas’, y se les aplicaba el epíteto Praxídiceas (Πραξιδίκαι), ‘ejecutoras de las leyes’. En la mitología romana se les conoce como Furias (en latín Furiæ o Diræ, ‘terribles’).

Es posible que ya estuvieran documentadas en las tablillas micénicas de lineal B bajo la forma del teónimo E-ri-nu.[1]

Ascendencia

Según Hesíodo, las Erinias son hijas de la sangre derramada por el miembro de Urano sobre Gea cuando su hijo Crono lo castró, siendo por tanto divinidades ctónicas.

Su número suele ser indeterminado, aunque Virgilio, probablemente inspirándose en una fuente alejandrina, nombra tres:

  • Alecto (Άληκτώ, ‘la implacable’), que castiga los delitos morales.
  • Megera (Μέγαιρα, ‘la celosa’), que castiga los delitos de infidelidad.
  • Tisífone (Τισιφόνη, ‘la vengadora del asesinato’), que castiga los delitos de sangre.

Se representa a estas hórridas deidades vengadoras como genios femeninos con serpientes enroscadas en sus cabellos, portando látigos y antorchas, y con sangre manando de sus ojos en lugar de lágrimas. También se decía que tenían grandes alas de murciélago o de pájaro, o incluso el cuerpo de un perro.

Para Epiménides, eran hermanas de las Moiras, hijas de Crono y Eurínome. Para Esquilo, hijas de Nix, la Noche. Y para Sófocles, hijas de Gea y Skotos, las Tinieblas. En la tradición órfica, eran hijas de Hades y Perséfone (esta relación con el mundo infernal aparece también muy claramente en la Ilíada).

Es probable que al hablar de las Euménides nos estemos refiriendo también a las Moiras en la misma mitología griega las cuales personificaban el destino de los hombres. Las similitudes en sus características no son pocas y se tiene en cuenta que el folclore y la abundancia de pueblos los cuales fueron influenciados por la cultura griega, pudieran haber introducido variaciones en leyendas ya antes contadas.

Other Languages
Afrikaans: Eriniër
azərbaycanca: Erinilər (mifologiya)
Boarisch: Erinnyen
български: Еринии
brezhoneg: Erinied
bosanski: Erinije
català: Eumènides
čeština: Erínye
Deutsch: Erinnyen
Ελληνικά: Ερινύες
English: Erinyes
Esperanto: Erinioj
eesti: Erinnüsed
euskara: Eriniak
suomi: Erinykset
français: Érinyes
galego: Erinias
עברית: אריניה
hrvatski: Erinije
magyar: Erinnüszök
Bahasa Indonesia: Erinyes
italiano: Erinni
ქართული: ერინიები
한국어: 에리니에스
Latina: Furiae
Lëtzebuergesch: Erinyen
lietuvių: Erinijos
latviešu: Erīnijas
македонски: Еринии
Nederlands: Erinyen
norsk bokmål: Erinyer
polski: Erynie
português: Erínias
română: Furii
русский: Эринии
srpskohrvatski / српскохрватски: Erinije
Simple English: Erinyes
slovenčina: Erínye
slovenščina: Erinije
shqip: Eriniet
српски / srpski: Ериније
svenska: Erinyer
Tagalog: Erinyes
Türkçe: Erinyeler
українська: Еринії