Ergía

En la mitología griega Ergía ( griego antiguo: Ἀεργία)[1]​ era una hija de Éter y la Tierra.

Personificaba la pereza y la indolencia, y habitaba, junto a la quietud y el silencio, en la cueva donde dormitaba Hipnos (el sueño). Su equivalente romana sería Socordia, y su opuesto, Horme, la personificación del esfuerzo.[2]

Según J.F.M. Nöel, Ergía fue transformada en tortuga por permitir los elogios que le propinó Hefestos.

Se le representaba con rostro somnoliento, una capa de telarañas y junto a ruecas rotas, símbolo de su aversión por el trabajo. Su personificación opuesto es Horme, .

Other Languages
čeština: Aergia
Deutsch: Aergia
English: Aergia
Esperanto: Ergio
français: Aergie
Bahasa Indonesia: Aergia
italiano: Aergia
한국어: 아이르기아
lietuvių: Argija
svenska: Aergia