Ered Luin

En el universo ficticio de Tolkien, las Ered Luin (Montañas Azules en sindarin) son una cadena montañosa que constituía el límite entre Beleriand y Eriador en la Primera Edad del Sol. Tras la Guerra de la Cólera, cuando se hundió gran parte de Beleriand en el Belegaer, las Montañas Azules pasaron a formar el límite entre el reino noldorin de Lindon y el reino de los Dúnedain de Arnor.

Historia y Geografía

Tras la derrota de Morgoth y la caída de Thangorodrim, la mayor parte de las Ered Luin se hundieron junto a casi toda Beleriand; la parte que quedó por encima de las aguas se dividió en dos por el nuevo Golfo de Lhûn, en cuyas costas Círdan, el Carpintero de Barcos, fundó los Puertos Grises. En la pequeña porción de tierra que quedó al oeste de las Montañas Azules, los elfos sobrevivientes del cataclismo y que no se marcharon a Tol Eressëa fundaron el reino élfico de Lindon, gobernado por Gil-Galad, el último Rey Supremo de los Noldor en la Tierra Media.

Las grandes ciudades de los Enanos de Belegost y Nogrod estaban ubicadas en esta cordillera, cerca del Monte Dolmed, pero fueron destruidas cuando las Ered Luin se quebraron luego de la Gran Batalla. En edades posteriores algunos Enanos se asentaron allí, siendo éstos descendientes del pueblo de Durin, en el exilio desde 2810 hasta 2941 T. E.). En 1974 T. E., el rey Arvedui se ocultó en las minas desiertas de los Enanos en la zona septentrional de las Ered Luin, tras la caída de Fornost en manos del Rey Brujo de Angmar.

Other Languages