Equilibriocepción

Niña pequeña haciendo equilibrios al caminar sobre una barra estrecha.

La equilibriocepción o sentido del equilibrio es uno de los sentidos fisiológicos. Les permite a humanos y animales caminar sin caerse. Algunos animales son mejores en esto que los humanos; por ejemplo, los gatos, que pueden caminar sobre una valla finísima usando su oído interno y cola para equilibrarse. Los animales evalúan y responden a los desplazamientos del equilibrio, donde el cuerpo se encuentra en equilibrio con respecto a la gravitación, la aceleración y otras fuerzas que afectan a su posición y movimiento. Incluso las medusas se enderezan a sí mismas luego de voltearse de cabeza. Los primeros órganos del equilibrio evolucionaron entre los peces, anfibios, reptiles y tenían poco o nada que ver con la audición.

Al interrumpirse el sentido del equilibrio se producen mareos, desorientación y náuseas. El equilibrio puede verse afectado por la enfermedad de Ménière, una afección del oído interno de etiología desconocida. También puede ser afectado temporalmente por movimientos rápidos y vigorosos; por ejemplo, después de dar vueltas en una calesita.

La mayoría de los astronautas sienten que su sentido del equilibrio se halla afectado estando en órbita debido a que se encuentran en una caída libre constante. Esto causa una forma de mareo llamada mareo espacial.

La equilibriocepción de animales invertebrados es completamente diferente, y reside en otro órgano llamado estatocisto, que detecta la posición de pequeñas rocas calcáreas para determinar hacia donde es “arriba”.

Acróbata en equilibrio ejecuta una trompeta, Bumbershoot festival, Seattle, Washington.

Sistema vestibular

Membrana del laberinto derecho humano, retirada de su recinto óseo y visto anterolateralmente.

Utrículo y sáculo. Son órganos en forma de cámara llena de endolinfa. El utrículo está orientado en el plano horizontal y el sáculo en el plano vertical. Las paredes están cubiertas de maculas, es decir de placas de células ciliadas. El material gelatinoso que los recubre puede contener partículas de calcio, u otolitos, u otoconias, que sirven de masa inerte. Cuando hay un movimiento, la inercia de las otoconias les hace desplazar los cilios. Hay un cilio más grande que se llama el cinocilio, y otros más pequeños que se llaman estereocilios. Cuando estos se desplazan hacia el cinocilio, se produce una despolarización que desencadena un potencial generador y transmite información hacia la corteza cerebral opuesta. En la dirección opuesta se produce una hiperpolarización, y la falta de señal es también transmitida.

Other Languages
Afrikaans: Ewewigsin
íslenska: Jafnvægisskyn
日本語: 平衡感覚
한국어: 평형 감각
Nederlands: Evenwichtszin
Simple English: Equilibrioception
svenska: Balanssinne