Epidemia

La Epidemia de cólera en Londres en 1854 fue estudiada por Dr. John Snow que realizó este mapa y que supuso el primer estudio epidemiológico. Los puntos muestran los casos de muerte. Las cruces representan los pozos de agua de los que bebieron los enfermos.

Epidemia (del griego epi, por sobre y demos, pueblo), es una descripción en la salud comunitaria que ocurre cuando una enfermedad afecta a un número de individuos superior al esperado en una población durante un tiempo determinado. Para evitar el sensacionalismo que conlleva esta palabra en ocasiones se utiliza el sinónimo de brote epidémico o brote.[1]

En la actualidad el concepto es una relación entre una línea de base de una enfermedad, que puede ser la prevalencia o incidencia normales, y el número de casos que se detectan en un momento dado. En este sentido si una comunidad se encuentra libre de determinada enfermedad, un solo caso constituye una epidemia. En otras palabras, es un incremento significativamente elevado en el número de casos de una enfermedad con respecto al número de casos esperados.

En caso de que la epidemia se extendiera por varias regiones geográficas extensas de varios continentes o incluso de todo el mundo se trataría de pandemia. En caso de enfermedades que afectan en una zona mantenida en el tiempo se trataría de endemia.

El ritmo reproductivo básico en el modelo SIR simple es

donde es la tasa de infección (en tanto por uno) y coincide con la extensión del período infeccioso), y la condición para el desencadenamiento de una epidemia es:

Etimología y significado

Aunque por su etimología griega (Demos significa pueblo), la palabra se aplica originalmente a las enfermedades que afectan a los humanos, es de uso frecuente también en el lenguaje cotidiano para hablar de las enfermedades que afectan a grupos de animales ( zoonosis).

De hecho, el término adecuado, epizootia, es menos conocido, y es común que para fenómenos médicos idénticos entre animales y humanos sean designados por las mismas palabras en el lenguaje cotidiano.

El uso del término en el lenguaje cotidiano también tiende a ignorar o confundir a la incidencia y la prevalencia de la enfermedad. Así, por ejemplo, el calificativo de epidemia es a menudo erróneamente limitado exclusivamente a los casos en que la prevalencia es importante, cuando hay numerosos individuos enfermos sin tener en cuenta su número inicial, haciendo caso omiso de la incidencia normal. El término también es utilizado de la misma manera por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para otros fenómenos diferentes a las enfermedades infecciosas, tales como el rápido aumento de la obesidad en el planeta.

Other Languages
Afrikaans: Epidemie
العربية: وباء
беларуская: Эпідэмія
беларуская (тарашкевіца)‎: Пошасьць
български: Епидемия
bosanski: Epidemija
català: Epidèmia
čeština: Epidemie
Чӑвашла: Эпидеми
dansk: Epidemi
Deutsch: Epidemie
Ελληνικά: Επιδημία
English: Epidemic
Esperanto: Epidemio
eesti: Epideemia
euskara: Izurri
فارسی: همه‌گیری
suomi: Epidemia
français: Épidémie
Frysk: Epidemy
galego: Epidemia
हिन्दी: महामारी
hrvatski: Epidemija
Kreyòl ayisyen: Epidemik
magyar: Járvány
Հայերեն: Համաճարակ
interlingua: Epidemia
Bahasa Indonesia: Wabah
íslenska: Farsótt
italiano: Epidemia
日本語: 伝染病
Basa Jawa: Pandemi
한국어: 유행병
Кыргызча: Эпидемия
Latina: Epidemia
Limburgs: Epidemie
lietuvių: Epidemija
latviešu: Epidēmija
македонски: Епидемија
मराठी: प्लेग
Bahasa Melayu: Wabak
Plattdüütsch: Süük
Nederlands: Epidemie
norsk nynorsk: Epidemi
norsk bokmål: Epidemi
ਪੰਜਾਬੀ: ਵਬਾਅ
polski: Epidemia
português: Epidemia
Runa Simi: Unquy mast'akuy
română: Epidemie
русский: Эпидемия
русиньскый: Епідемія
sicilianu: Pidimìa
Scots: Epidemic
srpskohrvatski / српскохрватски: Epidemija
Simple English: Epidemic
slovenčina: Epidémia
slovenščina: Epidemija
shqip: Epidemia
српски / srpski: Епидемија
svenska: Epidemi
Kiswahili: Gonjwa
తెలుగు: మహమ్మారి
Tagalog: Salot
Türkçe: Salgın
татарча/tatarça: Эпидемия
українська: Епідемія
Tiếng Việt: Dịch bệnh
walon: Minêye
Winaray: Epidemya
ייִדיש: עפידעמיע
中文: 流行病