Envenenamiento por setas

Envenenamiento por setas
Entoloma sinuatum group.JPG
Entoloma sinuatum, una seta muy venenosa
Clasificación y recursos externos
Especialidad Medicina de emergencia y mycotoxicology
CIE-10 T62.0
CIE-9 988.1
MeSH D009145
Wikipedia no es un consultorio médico  Aviso médico 
[ editar datos en Wikidata]

Se llama envenenamiento por setas (o micetismo) a los síntomas resultantes de la ingestión de sustancias tóxicas presentes en ciertas setas u hongos venenosos, las cuales pueden ir desde molestias gastrointestinales leves hasta la muerte. Dichas toxinas son subproductos generados por los propios hongos.

El envenenamiento por setas es típicamente el resultado de comer setas salvajes tóxicas erróneamente identificadas como comestibles debido a su apariencia engañosamente atractiva que invita al consumo. Debido a que algunas setas salvajes comestibles y venenosas tienen apariencias muy similares, tales errores suelen deberse a una mala identificación basada en características superficiales. Incluso recolectores de setas muy experimentados pueden resultar envenenados a veces por comer especies tóxicas, a pesar de conocer bien los riesgos.

Mito y realidad

Hay mucho folclore que proporciona pistas engañosas respecto a las características que presentan las setas venenosas, tales como:

  • Tienen colores chillones y brillantes. (Falso: algunas especies muy tóxicas son totalmente blancas, como la Amanita virosa.)
  • Ausencia de infestación por caracoles o insectos. (Falso: los hongos pueden ser inocuos para los invertebrados y tóxicos para los humanos. Por ejemplo, la Amanita phalloides suele estar perforada por larvas de insectos.)
  • Se vuelven negras al contacto con cubiertos de plata o con una cebolla. (Falso: la mayoría de las setas suelen oscurecerse a medida que se marchitan.)
  • Huelen y saben muy mal. (Falso: algunas setas venenosas son deliciosas, según las víctimas. Es el caso de la Amanita phalloides).
  • Es seguro comerlas si se cocinan lo suficiente. (Falso: la estructura química de algunas toxinas es muy estable, incluso a temperaturas altas.)

En realidad, no existen reglas simples que permitan identificar las setas venenosas. La única regla completamente fiable para evitar el envenenamiento, por supuesto, es la abstinencia. Una regla común seguida por los recolectores de setas es que en caso de duda, se desecha la seta. En general, la única forma de minimizar los mayores riesgos es contar con experiencia, tener conocimientos taxonómicos y de distribución, y ser prudentes. Pero incluso esto puede ser insuficiente, debido a que las setas están a veces muy contaminadas por agentes externos, como metales pesados o radiación. De hecho algunos micólogos académicos no comen setas salvajes a pesar de su conocimiento profesional, y recolectores muy experimentados resultan a veces envenenados.

Other Languages
العربية: تسمم المشروم
čeština: Otrava houbami
kaszëbsczi: Pòtrusë
euskara: Mizetismo
français: Mycétisme
hrvatski: Micetizam
íslenska: Sveppaeitrun
한국어: 버섯 중독
latviešu: Indīgās sēnes
srpskohrvatski / српскохрватски: Trovanje gljivama
slovenščina: Zastrupitev z gobami
oʻzbekcha/ўзбекча: Zaharli zamburugʻlar