Entrada en pérdida

Proceso de formación de la pérdida aerodinámica. Los ángulos son orientativos y dependen del perfil del ala y de la velocidad del aire.

La entrada en pérdida (stall en inglés) es un fenómeno aerodinámico que consiste en la disminución más o menos súbita de la fuerza de sustentación que genera la corriente incidente sobre un perfil aerodinámico. La entrada en pérdida se produce generalmente cuando el ángulo de ataque, el que forma la cuerda del perfil alar con el flujo de aire, alcanza un cierto valor límite, que depende en gran medida de la velocidad del aire y del diseño del perfil.

La reducción en la sustentación es debida a un proceso conocido como separación de la capa límite, durante el cual se invierte la dirección relativa del flujo de aire en determinadas zonas de la superficie aerodinámica, reduciendo de este modo la succión generada por el aire. Cuando este fenómeno ocurre en una porción significativa de la superficie, provoca una reducción notable de la capacidad de sustentación del ala, a la vez que aumenta considerablemente la resistencia aerodinámica.

La entrada en pérdida es de particular interés en aeronavegación y en Ingeniería aeroespacial, porque supone un riesgo para la estabilidad de las aeronaves. Cuando la entrada en pérdida sucede en vuelo, el piloto debe recuperar la sustentación y la estabilidad haciendo que el avión “pique”, es decir, haciendo que el morro baje respecto de la cola. No obstante, la entrada en pérdida es a veces utilizada de forma intencionada en algunas maniobras de acrobacia aérea.

Causas

La causa más común que produce la entrada en pérdida de un perfil es el aumento del ángulo de ataque del perfil respecto de la corriente incidente. El ángulo de ataque tiene una influencia crucial en la sustentación, de modo que al aumentarlo progresivamente también aumenta el coeficiente de sustentación. Sin embargo, llegado a cierto valor límite, la sustentación no solo no aumenta sino que comienza a disminuir. Esta disminución puede ser más o menos brusca en función del diseño del perfil aerodinámico, en especial de su espesor.

En un avión en vuelo, la entrada en pérdida puede suceder también al disminuir la velocidad excesivamente, por debajo de la velocidad de entrada en pérdida. Otras causas que pueden producir la pérdida son la interacción con estelas provenientes de otras superficies aerodinámicas, el efecto de turbulencias atmosféricas, efectos aerodinámicos no estacionarios, efectos tridimensionales debidos a la forma del ala, etc.

V-1, misil de crucero alemán que tenía que lanzarse en una rampa de lanzamiento debido a la alta velocidad de entrada en pérdida de sus alas.

Se pueden distinguir, aunque más variantes, tres situaciones en las que se produce la pérdida:

  1. Pérdida por baja velocidad y gran ángulo de ataque α.
  2. Pérdida acelerada por un incremento repentino o brusco del ángulo de ataque.
  3. Pérdida por onda de choque a alta velocidad.[1]
Other Languages
dansk: Stall
فارسی: واماندگی
suomi: Sakkaus
עברית: הזדקרות
magyar: Átesés
Bahasa Indonesia: Stall (penerbangan)
日本語: 失速
한국어: 스톨
Nederlands: Overtrek
português: Estol
русский: Сваливание
Simple English: Stall (flight)
slovenščina: Vrij
svenska: Överstegring
Türkçe: Perdövites
татарча/tatarça: Аву (авиация)
українська: Звалювання
中文: 失速