Enter the Void

Enter the Void es una película francesa de drama fantástica estrenada en 2009. Descrita por su escritor y director Gaspar Noé como un « melodrama psicodélico», está protagonizada por Nathaniel Brown, Paz de la Huerta y Cyril Roy. Escenificada en los ambientes de clubes nocturnos de Tokio, la historia sigue a Óscar, un joven narcotraficante estadounidense que sufre un disparo por la policía, pero continúa viendo los siguientes eventos durante una experiencia extracorporal. Grabada desde tu punto de vista, que a menudo flota sobre las calles de la ciudad, y ocasionalmente incluye a Óscar observando sobre su propio hombro cuando recuerda su pasado.

El proyecto de ensueño de Noé por muchos años, la producción vio la luz después del éxito comercial de Irreversible, su anterior largometraje. Enter the Void fue financiado por Wild Bunch ante todo, mientras Fidélité Fims se encargó de la producción. El elenco es una mezcla de profesionales y principiantes. La película hizo intenso uso de imágenes inspiradas por el cine experimental y experiencias de drogas psicodélicas. La fotografía principal tomó lugar en Tokio, e involucró de muchos planos complicados de grúa. Los coproductores incluyeron al estudio de efectos visuales BUF Compagnie, que también proporcionó las imágenes generadas por computadora. La banda sonora es un collage de pop electrónico y música experimental.

Un primer corte se estrenó en el Festival de Cannes 2009, pero el trabajo de postproducción continuó, y la película no fue estrenada en Francia hasta casi un año después. Un corte final fue estrenado en los Estados Unidos y Reino Unido en septiembre de 2010. La recepción crítica fue pronunciadamente dividida: las reseñas positivas describieron la película como cautivadora e innovadora, mientras las negativas la llamaron tediosa y pueril. La película no tuvo éxito en la taquilla.

Argumento

Óscar (Nathaniel Brown) vive en Tokio con su hermana Linda ( Paz de la Huerta) y se sustenta a sí mismo vendiendo drogas, contra el consejo de su amigo, Alex (Cyril Roy). Alex intenta reubicar el interés de Óscar en el Libro tibetano de los muertos, un libro budista sobre la vida después de la muerte. El primer segmento comienza con Linda saliendo para el trabajo (en un local de striptease) y luego sigue la rutina nocturna de Óscar a través de tomas en primer persona, incluyendo moméntaneos apagones que representan los parpadeos, pensamientos internos privados y extensas secuencias de alucinaciones psicodélicas.

A continuación, Alex se encuentra con Óscar en el apartamento y luego se retiran para que Óscar entregue drogas a su amigo Víctor (Olly Alexander). En el camino, Alex explica parte del Libro tibetano de los muertos a Óscar: cómo el espíritu de una persona muerta a veces permanece entre los vivos hasta que comiencen las terribles experiencias, después de lo cual intenta reencarnar. Llegan a un bar llamado The Void. Óscar ingresa solo y se sienta ante un angustiado Víctor, que susurra «lo siento». Luego, Óscar intenta huir de la policía, se encierra en un cubículo de baño e intenta descargar la droga por el inodoro. Cuando la descarga no funciona, grita que tiene un arma y disparará. En respuesta, un oficial de la policía abre fuego y hiere a Óscar, quien cae al suelo.

El punto de vista de Óscar se alza y mira su propio cuerpo desde arriba, y entonces empieza a atestiguar su vida en un orden más o menos cronológico. Su padres son asesinados en un violento accidente automovilístico; Oscar y Linda, dedicados uno a otro, son enviados a diferentes casas de acogida; Óscar se muda a Tokio y gana dinero traficando droga hasta que tiene la posibilidad de traer a Linda a vivir con él; Linda encuentra trabajo como bailarina exótica para el propietario del club Mario, para la angustia de Óscar; Óscar aumentá el alcance de su operaciones de tráfico y empieza a usar drogas potentes —en particular, DMT—; Víctor descubre que Óscar se acostó con su madre; y finalmente, encontramos nuevamente a Óscar encontrándose con Víctor en The Void para venderle droga, para ser herido en el baño.

Después, un incorpóreo Óscar flota sobre Tokio y observa las repercusiones de su muerte. Linda se vuelve retraída y deprimida, sobre todo después de tener un aborto; el traficante de Óscar, Bruno, destruye sus pertenencias; Alex vive escondido en las calles; y Linda desea haber estado con Alex en lugar de Mario, como Óscar había deseado. En una ocasión Linda desea que Óscar resucite; luego Óscar entra en la cabeza de Linda, después de lo cual se despierta en la morgue, de donde se toma su cuerpo para ser cremado.

Mientras tanto, Víctor y su madre se gritan uno a otros porque ella ha tenido sexo con Óscar, y porque Victor informó a la policía sobre el tráfico de drogas de Oscar; entonces, Víctor es expulsado de la casa de sus padres. Él visita el apartamento de Linda y se disculpa por su hermano asesinado, pero Linda parcialmente se culpa porque no fue valiente. Esto enfurece a Linda, quien reiteradas veces grita que Victor se suicide.

La perspectiva ahora cubre muy alto de Tokio e ingresa a un avión, donde la madre de Óscar da de láctar a un bebé que ella susurra el nombre de Óscar. Entonces, la vista cae hacia Linda y Alex, que toman un taxi hacia hotel del amor y tienen sexo. La perspectiva se mueve entre habitaciones del hotel y observa varias parejas teniendo sexo en diferentes posiciones. En las escenas se muestra cómo las parejas que mantienen sexo dentro del hotel emanan un pulsante brillo eléctrico de sus genitales. Óscar entra a la cabeza de Alex y observa el sexo con Linda desde el punto de vista de Alex. Luego, viaja hacia el interior de la vagina de Linda para observar el empuje de Alex, atestigua la eyaculación y sigue el semen en la fecundación del óvulo de su hermana. La escena final está filmada desde la perspectiva de un bebé naciendo de la madre de Óscar. De acuerdo al director, esto es un flashback hacia el nacimiento de Óscar en la forma de una falsa memoria.

Other Languages