Entente de los Balcanes

Los países que formaron la Entente de los Balcanes en 1934 y su principal adversario, Bulgaria.

La entente de los Balcanes, pacto de los Balcanes o pacto balcánico, fue un pacto firmado el 9 de febrero de 1934 por el Reino de Yugoslavia, el Reino de Rumanía, Turquía y el Reino de Grecia para proteger la integridad territorial frente a pretensiones anexionistas del Reino de Bulgaria y el Reino Hungría. La Segunda Guerra Mundial lo dejó sin efecto.

Antecedentes

Pérdidas territoriales búlgaras en los conflictos de comienzos del siglo xx.

Tras la Primera Guerra Mundial los tratados de paz que le pusieron fin supusieron cambios territoriales en el este de Europa que dividieron en la práctica a los países en dos grupos: aquellos que habían salido beneficiados de dichos cambios, favorables al mantenimiento de las fronteras, y aquellos que, por haber perdido territorios, reclamaban la revisión de esos tratados, llamados revisionistas. Bulgaria, que había sido una de las naciones derrotadas en la contienda, había perdido importantes territorios para su tamaño, tanto en la Guerra Mundial como en la anterior Segunda Guerra Balcánica, pertenecía al segundo grupo, al contrario que la mayoría de sus vecinos.

En 1933 el rey yugoslavo Alejandro I comenzó a tratar de mejorar las relaciones de su país con la vecina Bulgaria, con la que se disputaba el control de parte de Macedonia,[1]

Tras el rechazo búlgaro el ministro de exteriores rumano Nicolae Titulescu, propuso como alternativa la firma de tratados de no agresión entre todos los países balcánicos, rematados por un gran acuerdo de garantías mutuas entre todos ellos.[2]

Other Languages
azərbaycanca: Balkan sazişi
български: Балкански пакт
Deutsch: Balkanentente
English: Balkan Pact
Esperanto: Balkana Entento
hrvatski: Balkanski pakt
Bahasa Indonesia: Perjanjian Balkan
slovenčina: Balkánska dohoda
slovenščina: Balkanski pakt
српски / srpski: Балкански пакт (1934)
svenska: Balkanpakten
Türkçe: Balkan Antantı