Enrique López Albújar

Enrique López Albújar
Enrique López Albújar.jpg
Información personal
Nombre de nacimientoManuel Enrique López Albújar Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento23 de noviembre de 1872
Flag of Peru.svg Perú, Chiclayo, Pátapo
Fallecimiento6 de marzo de 1966
Flag of Peru.svg Perú, Lima
NacionalidadPerú
Lengua maternaEspañol Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
CónyugeLucila Trint
HijosEnrique López Albújar Trint
Educación
Alma máter
Información profesional
OcupaciónEscritor, profesor, periodista, abogado, magistrado
Años activoSiglo XX
Empleador
MovimientoIndigenismo
SeudónimoSansón Carrasco, León Cobas
GénerosNovela, cuento, poesía, ensayo
Obras notablesCuentos andinos
De mi casona
Matalaché
Nuevos cuentos andinos
DistincionesPremio Nacional de Narrativa (1950)
FirmaFirma de Enrique López Albújar.jpg

Enrique López Albújar (Chiclayo, 23 de noviembre de 1872 - Lima, 6 de marzo de 1966) fue un escritor y poeta peruano. Cultivó diferentes estilos en la narrativa y es reconocido como el iniciador de la corriente indigenista del siglo XX, retomando la temática de Narciso Aréstegui y de Clorinda Matto de Turner y proponiendo un nuevo naturalismo que incluía la indagación psicológica. Incorpora las formas del cuento moderno para dar cuenta del mundo andino, del indio de carne y hueso, con sus creencias y formas de violencia. Se le considera como el primer narrador en construir una imagen verosímil del indio peruano. Sin embargo, su obra más conocida es la novela negrista Matalaché, ambientada en las costa piurana y que narra la historia de amor entre un esclavo mulato y la hija de un hacendado criollo, en las postrimerías de la colonia.

Fue en Piura en donde creció y realizó sus estudios elementales. Sus estudios secundarios los realizó en Lima, para luego ingresar a la Universidad de San Marcos. Se recibió de abogado; también fue profesor y periodista. Influenciado por la prédica de Manuel González Prada, incursionó en la política y militó en el Partido Liberal. Después de una activa labor en el periodismo, se dedicó a la magistratura, desempeñándose como juez en diversas regiones del Perú (Huánuco, Piura, Lambayeque y Tacna).

Biografía

Fue hijo de Manuel López Vilela y de Manuela Albújar Bravo, ambos de ascendencia piurana.[2]​ Su infancia transcurrió en Piura y Morropón, por lo que se consideró siempre piurano.

Cursó sus estudios primarios en diversos planteles de Piura, y los secundarios en Lima, primero en el Liceo Preparatorio Marticorena (1886-1888), y luego en el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe (1889-1890).[3]

Ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde cursó Derecho.[5]

Influenciado por la prédica de Manuel González Prada, manifestó un gran afecto hacia lo indígena, así como repulsión por el caciquismo y el feudalismo.[3]

Regresó a Piura, donde se recibió de abogado ante la Corte Superior de Justicia (1901). Se enroló en el Partido Liberal de Augusto Durand y fundó en Piura el comité local partidario, en 1904. Desde este año, hasta 1908, editó el semanario El Amigo del Pueblo, en cuyas páginas hizo una campaña contra el gamonalismo (latifundismo).[1]​ Su militancia en el Partido Liberal duró hasta 1911.

Entre 1911 y 1913, actuó, por breves lapsos, como juez interino en Piura y Tumbes. En 1916 fue abogado de los huelguistas de Talara y Negritos. Colaboró por entonces en diversos periódicos de Piura, en los que publicó varios cuentos, que póstumamente serían recopilados.[3]

En julio de 1916, Augusto Durand lo llamó a Lima para que ejerciera de redactor-jefe del diario La Prensa. Tras seis meses de desenvolver esta labor, solicitó del presidente José Pardo y Barreda un cargo judicial, que le fue concedido, dedicándose desde entonces de manera permanente a la magistratura.[6]

Fue juez de primera instancia en Huánuco (1917-1923), y luego en Piura (1923-1928). De su experiencia en la judicatura de Huánuco nacieron sus Cuentos andinos,[7]​ que escribió aprovechando una suspensión de tres meses en su cargo de juez, a raíz de una sentencia suya en la que absolvió de la acusación de doble adulterio a un hombre y una mujer (aduciendo que el amor debía ser libre). Dicha obra se publicó en 1920 y que mereció una segunda edición en 1924, marcando el inicio del nuevo indigenismo, distinto al del siglo XIX.

Pasó luego a ser vocal de la Corte Superior de Lambayeque (1928-1931) y de la de Tacna (1931-1947), hasta su jubilación. En el ínterin siguió publicando otras obras, entre las que destacan De mi casona (1924), Matalaché (1928) y Nuevos cuentos andinos (1937).[3]

Fue reconocido con el Premio Nacional de Novela, la Medalla del Congreso y el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de San Marcos, entre otras condecoraciones. Ya convertido en todo un patriarca de las letras peruanas, falleció en Lima, a la avanzada edad de 93 años.[5]

Other Languages