Enrique Gaspar y Rimbau

Enrique Gaspar
Enrique Gaspar, de Esplugas, Blanco y Negro, 13-09-1902.jpg
Fotografiado por Esplugas
Información personal
Nombre de nacimiento Enrique Lucio Eugenio Gaspar y Rimbau
Nacimiento 2 de marzo de 1842
Madrid, España
Fallecimiento 7 de septiembre de 1902
Olorón, Aquitania, Francia
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritor, diplomático, traductor y escritor de ciencia ficción Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Teatro Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Enrique Lucio Eugenio Gaspar y Rimbau ( Madrid, 2 de marzo de 1842- Olorón, 7 de septiembre de 1902); cónsul de carrera y escritor español, autor de obras de teatro, zarzuelas y novelas, incluyendo la primera obra de ciencia ficción conocida que utiliza una máquina del tiempo.

Biografía

Fotografiado por Alviach

Nacido en Madrid de padres actores. A la muerte de su padre se desplaza a Valencia con su madre - Rafaela Rimbau y Saenz[1]​ - y sus dos hermanos. Allí estudió Humanidades y Filosofía, aunque no terminó sus estudios, acabando por trabajar en la casa de banca y comercio del marqués de San Juan.

A los trece años ya había escrito su primera zarzuela y a los catorce era redactor de La Ilustración Valenciana. A los quince su madre protagonizó su primera comedia. A los veintiuno se trasladó a Madrid para dedicarse a ser escritor y entre 1868 y 1875 tuvo su época más fecunda, realizando obras donde criticaba los valores burgueses. Fue pionero del teatro social en España. Publicó numerosos artículos, poesías y narraciones en las principales publicaciones periódicas de la época: La Época, Blanco y Negro y La Ilustración Española.

A los veintitrés años se casó con Enriqueta Batllés y Bertrán de Lis, una bella aristócrata, cuyos padres no aprobaron la boda. Tras el nacimiento del segundo hijo, ingresó a los veintisiete años en la carrera consular. Pasó un tiempo en Grecia y en Francia, luego Madrid y finalmente estuvo de cónsul en China, primero en Macao y luego en Hong-Kong. Durante este tiempo no dejó de escribir y estrenar obras, además de colaborar en El Diario de Manila.

De vuelta, es destinado a Olorón, aunque la familia reside en Barcelona, dónde llega a estrenar una obra en catalán. Seguirán varios destinos en el sur de Francia. Su esposa morirá en Marsella, dónde era cónsul, y, enfermo, se retira a Olorón con su hija, su yerno y sus nietos. Morirá en Olorón a los 60 años.