Enrique Alonso

Enrique Alonso Cachirulo
Información personal
Nombre de nacimientoEnrique Fernández Tellaeche
ApodoEnrique Alonso Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento9 de septiembre de 1924
Bandera de México Mazatlán, Sinaloa, México
Fallecimiento27 de agosto de 2004 (79 años)
Bandera de México Ciudad de México, México
NacionalidadMexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónActor de televisión Ver y modificar los datos en Wikidata
SeudónimoCachirulo Ver y modificar los datos en Wikidata

Enrique Fernández Tellaeche (Mazatlán, Sinaloa, México, 9 de septiembre de 1924-Ciudad de México, ídem, 27 de agosto del 2004), más conocido como Enrique Alonso o por su pseudónimo Cachirulo, fue un actor, director, escritor y productor, conocido popularmente como el personaje principal del programa infantil de televisión Teatro Fantástico, que se transmitió en la televisión mexicana entre 1955 y 1969.[cita requerida]

Carrera

En Teatro Fantástico, actuaban: Enrique Alonso, Ángela Villanueva (La Bruja Escaldufa), Carlos Alonso (Fanfarrón), Roberto Antúnez, Aurora Alvarado, Marina Isolda, las princesas, María Rojo, Alicia Montoya, María Rubio, Sergio Zuani (el príncipe), René Azcoitia, Roberto Comadurán y Jorge Zamora, daban vida a reyes, princesas, monstruos, duendes, brujas, hechiceros y príncipes que habitaban bosques y castillos ubicados en un mundo del pasado y lleno de magia y fantasía.[1]​ El proyecto del Teatro Fantástico fue patrocinado por una empresa que fabricaba chocolates La Azteca, y Alonso, en el papel de su personaje Cachirulo, al final del programa les decía a los televidentes: "¡Adiós, amigos! No olviden tomarse su chocolatote", frase que se hizo famosa en todo México y que quedó para la posteridad.

Actor, director, escritor y productor con más de 50 años de actividad teatral, fue uno de los máximos impulsores del teatro para niños, así como del prácticamente extinguido teatro de revista.[cita requerida]

Aficionado desde niño al género chico, fue protegido y heredero de María Conesa, quien le ayudó a introducirse en el medio teatral. Se inició como actor con la obra En las calles de Plateros, y posteriormente fundó la Compañía Juvenil Jacinto Benavente, que más tarde se llamaría Proscenio, Teatro Experimental. Con este grupo, presentó las obras Sangre en el ruedo (1946) y Bendita seas (1948), entre otras. En 1948, participó en la Temporada del Recuerdo, al lado de María Conesa y Lupe Rivas Cacho, haciendo un pequeño papel en la Zarzuela Chin Chun Chan. Unos años después, fundó el grupo Teatro del Pequeño Mundo, que presentó obras para niños en el Teatro Guimerá. De la obra La princesa encantada, que montó con dicho grupo, surgió el sobrenombre que más adelante lo haría popular en el teatro y la televisión: Cachirulo, muy italiano, con vistosas pelucas naranjas y vestido de arlequín, con el que cobraría celebridad en el programa Teatro Fantástico.[cita requerida]

Paralelamente a su actividad teatral, fue guionista del programa Telecomedia, que dirigía Manolo Fábregas, y en 1955 comenzó las transmisiones de su propio programa titulado Teatro Fantástico, mismo que se transmitió por televisión durante 17 años. Durante la segunda mitad del siglo XX, continuó con la promoción de obras para niños, destacando por su participación en la temporada Sábados Infantiles, que se realizó en el Polyforum Cultural Siqueiros, de 1979 a 1982, así como por el espectáculo Rosete Aranda como en su tiempo (1982), con el que se reactivó temporalmente la legendaria compañía Rosete Aranda, en la carpa Titiriglobo del INBA. A partir de la década de 1980, intensificó su labor de rescate de la revista política mexicana con el estreno de numerosas obras de ese género, entre las que se mencionan Dos tandas por un boleto (1985), La alegría de las tandas (1986), El futuro está pelón (1988), en alusión al elegido presidente Carlos Salinas, y Tandas 90. Especial importancia tuvo también su puesta en escena de las zarzuelas Chin Chun Chan y Las musas del País (1992), primeras producciones de género chico de la Compañía Nacional de Teatro.[cita requerida]

Como autor teatral, estrenó numerosas obras; entre ellas, las pastorelas El portal de Belem y La representación del nacimiento del Señor (1988). También se incluyen dentro de su producción dramática las obras: Los tres pelos del Diablo, El gato con botas (1962), Cuando todos los niños del mundo, Dos tandas por un boleto, La alegría de las tandas y El futuro está pelón.[cita requerida]

Asimismo, publicó el libro biográfico María Conesa, y desde principios de la década de 1990 colaboró en el suplemento Sábado del periódico mexicano Uno más Uno, con una sección de memorias teatrales.[cita requerida]

Fue miembro fundador del Sindicato de Actores Independientes, del que llegó a ocupar la presidencia. Entre las distinciones que recibió, destaca la presea Ciudad de México, otorgada en 1993.[cita requerida]

Otras obras en las que participó como actor fueron: Otra vez el diablo (1946), Los novios de mis hijas (1949), La corte del faraón, La noche del grito, Las musas latinas, La gatita blanca (1950), La cenicienta, El príncipe era ciego, La princesita encantada (1953), Un viaje maravilloso, Cachirulo y la Nochebuena, Su amante esposa, Un viaje maravilloso (1954), Blanca Nieves y los siete enanos, El portal de Belem (1955), Aladino y la lámpara maravillosa, Cachirulo y el Rey Bombón, Alicia en el País de las Maravillas, Caperucita Roja, El gato con botas, Hansel y Gretel o la casita de chocolate, Cenicienta, Las mil y una noches, Peter Pan, Pinocho, Pulgarcito (1966); Don Juan Tenorio (1972), Las confesiones de Sor Juana (1973), La ópera de los tres centavos (1975), Historia de un cerillo (1979), Los fantastikos (1981), El mago de Oz (1983), Cachirulo para adultos (1989), Hansel y Gretel (1989), Los anillos de Saturno, Alicia en el País de las Maravillas (1994) y La bella durmiente (1995) y El patio de Monipodio.[2]

Debutó como actor profesional en el Teatro Virginia Fábregas, con la compañía de Zarzuela y Revista Mexicana, al lado de las legendarias María Conesa y Lupe Rivas Cacho. Actuó en diferentes temporadas y giras con las compañías de Felipe del Hoyo, María Tereza Montoya, Ángel Garasa y Mapy Cortés. Formó el Teatro del Pequeño Mundo que, concebido para crear espectáculos infantiles, obtuvo grandes éxitos.[3]

Fundó la Compañía de Opereta y Zarzuela, con la que efectuó temporadas en los teatros Ideal (hoy Teatro Manolo Fábregas), Jorge Negrete y Esperanza Iris (hoy Teatro de la Ciudad).[cita requerida]

Alternó lo anterior con actividad incansable dedicada a los niños en los teatros Del Bosque (hoy Teatro Julio Castillo), Insurgentes y Esperanza Iris.[cita requerida]

En 1979, realizó, en el canal 13 televisivo de Imevisión, la serie de programas de cuentos Érase que se era, con similar estilo y éxito al del Teatro Fantástico.[cita requerida]

Como narrador, participó en varias óperas y conciertos sinfónicos, y en 1992 grabó, en la Sala de Conciertos Nezahualcóyotl y con la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección de Enrique Diemecke, el disco con las obras Pedro y el lobo, de Sergei Prokófiev, y la Guía orquestal para los jóvenes, de Benjamin Britten.[cita requerida]

Más tarde, en la misma década, revivió, en el canal televisivo Azteca 13, el Teatro Fantástico. Realizó sólo unos pocos programas, ya que decidió dedicarse más al cuidado de su salud.[cita requerida]

Escribió más de 200 obras para teatro y televisión, entre las cuales se encuentran: Las memorias del teatro lírico y María Conesa.[cita requerida]

En 1993, se inauguró el Centro Cultural Enrique Alonso, dedicado a promover actividades artísticas de todo tipo.[cita requerida]

Other Languages