England expects that every man will do his duty

La batalla de Trafalgar de J. M. W. Turner (1822-1824) muestra las últimas tres letras de la famosa señal saliendo del HMS Victory.

«England expects that every man will do his duty» (en español, «Inglaterra espera que todo hombre cumplirá con su deber») fue una señal enviada por el almirante Horatio Nelson desde su nave, el HMS Victory, cuando la batalla de Trafalgar estaba a punto de comenzar el 21 de octubre de 1805. Trafalgar fue una batalla naval decisiva en las Guerras Napoleónicas. Dio al Reino Unido el control del mar, acabando con cualquier posibilidad de invasión por parte de Francia y de conquista de las islas británicas. Aunque hubo una gran confusión alrededor de la señal una vez terminada la batalla, el hecho es que la importancia de la victoria y la muerte de Nelson en la misma lleva a que la frase se quedara dentro de las frases populares de Inglaterra, habiendo sido citada, parafraseada y referenciada en numerosas ocasiones hasta el día de hoy.[1]

Señales durante la batalla

Trafalgar Mensanje.png
Mensaje codificado de Nelson

A medida que la flota británica se acercaba a las fuerzas combinadas de Francia y España, lord Nelson envió todas las señales necesarias a su flota con las instrucciones para la batalla. Sin embargo, consciente de la importancia de los acontecimientos que se iban a producir, Nelson sintió que era necesario añadir algo más. Dio instrucciones a su oficial de señales, el teniente John Pasco, de que enviase una señal, lo más rápido que fuera posible, con el mensaje: «Inglaterra confía en que todos los hombres cumplirán su deber» (en inglés England confides that every man will do his duty). Pasco sugirió a Nelson que se sustituyese la palabra «confía» por «espera», dado que esta última palabra se encontraba dentro del libro de señales, y sin embargo «confía» habría que deletrearla. Nelson estuvo de acuerdo con el cambio (aunque la palabra «espera» da una impresión de menor confianza en los hombres que «confía»):[2]

Su Señoría vino a mí en la popa, y tras ordenar que se hicieran una serie de señales, alrededor de las doce menos cuarto dijo: «Mr. Pasco, deseo que diga a la flota, INGLATERRA CONFÍA QUE TODO HOMBRE CUMPLIRÁ CON SU DEBER» y añadió «Debe ser rápido, porque tengo una más que hacer que es para el combate a corta distancia». Yo le contesté, «Si su Señoría me permite sustituir confía por espera la señal se enviará pronto, porque la palabra espera está en el vocabulario, y confía se debe deletrear». Su alteza contestó, con prisa, aparentemente satisfecho, «Eso valdrá, Pasco, hágalo».[3]

El término Inglaterra se usaba habitualmente en aquél tiempo para referirse al Reino Unido, si bien la flota británica estaba compuesta por contingentes muy significativos procedentes de Irlanda, Escocia y Gales, además de Inglaterra. Entonces, alrededor de las 11:45 del 21 de octubre de 1805 fue enviada la señal marítima más famosa de la historia británica.[3]

Esta sería la representación de la señal enviada por Nelson en el vocabulario de señales marinas.

La señal se envió utilizando un código numérico con banderas conocido como las «Señales telegráficas de vocabulario marino», diseñadas en 1800 por el contralmirante sir Home Popham, y basada en el libro de señales creadas tiempo atrás por el almirante lord Howe[9]

La palabra «deber» no aparecía en el libro de códigos, y no tenía posibilidad de sustitución (como si que se había hecho con el verbo «confiar»). Las palabras más cercanas que se podían encontrar en el libro «mejor» y «máximo» no servían para enviar el mensaje con el significado que se le quería dar.[11]

Un equipo de entre cuatro y seis hombres, liderados por el teniente Pasco, habrían preparado e izado las banderas a bordo de la nave capitana de Nelson. El mensaje muestra una de las deficiencias del código inventado por Popham, y es que incluso la palabra de dos letras do («hacer») requería izar tres banderas.[10]

Los relatos que nos han llegado indican que a medida que se enviaba la señal y se repetía a través de la flota, fue recibida con vítores por los marineros.[12]

El mensaje «Enfrentar al enemigo más cerca» (en inglés, Engage the enemy more closely) fue la última señal enviada por Nelson a su flota, a las 12:15.[14]

Other Languages