Enfermedad trofoblástica gestacional

Enfermedad trofoblástica gestacional
Hydatidiform mole (2) complete type.jpg
Corte histológico de una mola hidatiforme teñido con hematoxilina y eosina. Se ve una vellosidad de gran tamaño llena de líquido, con proliferación de células en el trofoblasto que lo rodea visibles como numerosos núcleos violeta.
Clasificación y recursos externos
CIE-O M9100/0 (gen) - M9102/3 (gen)
OMIM 231090
DiseasesDB 2602
MedlinePlus 001496
eMedicine med/866
MeSH D031901
Wikipedia no es un consultorio médico  Aviso médico 
[ editar datos en Wikidata]

La enfermedad trofoblástica gestacional consiste en un grupo de trastornos que tienen en común la proliferación del trofoblasto gestacional,[2] Por ese motivo, suelen tener las mismas propiedades que el trofoblasto fisiológico, es decir: producción de hormonas típicas de la placenta, como la hCG, invasión tisular y vascular, y migración a distancia por vía hemática.

Las principales y más frecuentes formas de las enfermedades trofoblásticas gestacionales son el embarazo molar y el coriocarcinoma,[4]

No existen métodos para predecir con precisión el curso clínico de una mola hidatidiforme por sus características histopatológico. El curso clínico se suele predecir por la curva de la concentración de la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG) en el suero sanguíneo del paciente al extraer la mola. En el 80% de los pacientes con una mola hidatidiforme benigna, los niveles de hCG en sangre bajan de manera constante a la normalidad al cabo de 8-12 semanas después de la extracción del embarazo molar. En el otro 20% de los pacientes con una mola hidatidiforme maligna, los niveles de hCG en suero, permanecen aumentandos o se mantienen constantes.[5]

Historia

La enfermedad trofoblástica gestacional es conocida desde la antigüedad. Se sabe que Hipócrates (hace más de 2500 años), fundamentado en su teoría de los cuatro humores, describió la mola hidatiforme como una hidropesía o retención de líquidos en el útero y se la atribuyó al agua insalubre.[6]

Oribasius (320-400) y Aetius de Amida (siglo V) también describen reportes de embarazos molares.[7]

Entre 1593 y 1674 Nikolaas Tulpius de Ámsterdam dio la primera descripción exacta de un embarazo molar.[8]

Other Languages