Enfermedad degenerativa

Una enfermedad degenerativa es una afección generalmente crónica mediante un proceso continuo basado en cambios degenerativos en las células, en la cual la función o la estructura de los tejidos u órganos afectados empeoran con el transcurso del tiempo. Este tipo de enfermedad se puede manifestar por procesos normales de desgaste del organismo, por elecciones relacionadas con el estilo de vida tales como ejercicio o hábitos alimenticios.[1]​ A menudo las enfermedades degenerativas son contrapuestas con las enfermedades infecciosas.

Se originan por la alteración anatómica y funcional de los tejidos de cualquier órgano, aparato o sistema del organismo. Ejemplos muy conocidos de enfermedades degenerativas son el Mal de Parkinson y el Mal de Alzheimer, que afectan al sistema nervioso central. Los síntomas son variados, como vértigo y la fibra muscular que va adelgazándose mientras que el cuerpo anatómicamente pierde ciertas estructuras óseas, como consecuencia: aumenta el campo craneal afectando al sistema neurológico, hasta causar invalidez.

Other Languages