Energía solar

La planta termosolar de 150 MW Andasol es una planta comercial de discos parabólicos, localizada en España. Esta planta utiliza un sistema de tanques con sales fundidas para almacenar el calor generado por la radiación solar de forma que pueda seguir generando electricidad durante la noche.[1]
Viviendas sostenibles alimentadas mediante energía solar fotovoltaica en el barrio solar de Vauban ( Friburgo, Alemania).
Energías renovables
Turbina eólica

Biocarburante
Biomasa
Energía geotérmica
Energía hidroeléctrica
Energía solar
Energía mareomotriz
Energía undimotriz
Energía eólica

La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol. La radiación solar que alcanza la Tierra ha sido aprovechada por el ser humano desde la Antigüedad, mediante diferentes tecnologías que han ido evolucionando. En la actualidad, el calor y la luz del Sol puede aprovecharse por medio de diversos captadores como células fotovoltaicas, helióstatos o colectores térmicos, pudiendo transformarse en energía eléctrica o térmica. Es una de las llamadas energías renovables o energías limpias, que podrían ayudar a resolver algunos de los problemas más urgentes que afronta la humanidad.[2]

Las diferentes tecnologías solares se pueden clasificar en pasivas o activas según cómo capturan, convierten y distribuyen la energía solar. Las tecnologías activas incluyen el uso de paneles fotovoltaicos y colectores solares térmicos para recolectar la energía. Entre las técnicas pasivas, se encuentran diferentes técnicas enmarcadas en la arquitectura bioclimática: la orientación de los edificios al Sol, la selección de materiales con una masa térmica favorable o que tengan propiedades para la dispersión de luz, así como el diseño de espacios mediante ventilación natural.

En 2011, la Agencia Internacional de la Energía afirmó que «El desarrollo de tecnologías solares limpias, baratas e inagotables supondrá un enorme beneficio a largo plazo. Aumentará la seguridad energética de los países mediante el uso de una fuente de energía local, inagotable y, aún más importante, independientemente de importaciones, aumentará la sostenibilidad, reducirá la contaminación, disminuirá los costes de la mitigación del cambio climático, y evitará la subida excesiva de los precios de los combustibles fósiles. Estas ventajas son globales. De esta manera, los costes para su incentivo y desarrollo deben ser considerados inversiones; deben ser realizadas de forma correcta y ampliamente difundidas».[2]

La fuente de energía solar más desarrollada en la actualidad es la energía solar fotovoltaica. Según informes de la organización ecologista Greenpeace, la energía solar fotovoltaica podría suministrar electricidad a dos tercios de la población mundial en 2030.[3]

Gracias a los avances tecnológicos, la sofisticación y la economía de escala, el coste de la energía solar fotovoltaica se ha reducido de forma constante desde que se fabricaron las primeras células solares comerciales,[7] Otras tecnologías solares, como la energía solar termoeléctrica está reduciendo sus costes también de forma considerable.

Energía proveniente del Sol

Aproximadamente la mitad de la energía proveniente del Sol alcanza la superficie terrestre.
La instalación de centrales de energía solar en las zonas marcadas en el mapa podría proveer algo más que la energía actualmente consumida en el mundo (asumiendo una eficiencia de conversión energética del 8 %), incluyendo la proveniente de calor, energía eléctrica, combustibles fósiles, etcétera. Los colores indican la radiación solar promedio entre 1991 y 1993 (tres años, calculada sobre la base de 24 horas por día y considerando la nubosidad observada mediante satélites).

La Tierra recibe 174 petavatios de radiación solar entrante ( insolación) desde la capa más alta de la atmósfera.[9]

La potencia de la radiación varía según el momento del día, las condiciones atmosféricas que la amortiguan y la latitud. En condiciones de radiación aceptables, la potencia equivale aproximadamente a 1000  W/ en la superficie terrestre. Esta potencia se denomina irradiancia. Nótese que en términos globales prácticamente toda la radiación recibida es reemitida al espacio (de lo contrario se produciría un calentamiento abrupto). Sin embargo, existe una diferencia notable entre la radiación recibida y la emitida.

La radiación es aprovechable en sus componentes directos y difusos, o en la suma de ambos. La radiación directa es la que llega directamente del foco solar, sin reflexiones o refracciones intermedias. La bóveda celeste diurna emite la radiación difusa debido a los múltiples fenómenos de reflexión y refracción solar en la atmósfera, en las nubes y el resto de elementos atmosféricos y terrestres. La radiación directa puede reflejarse y concentrarse para su utilización, mientras que no es posible concentrar la luz difusa que proviene de todas las direcciones.

La irradiancia directa normal (o perpendicular a los rayos solares) fuera de la atmósfera, recibe el nombre de constante solar y tiene un valor medio de 1366 W/m² (que corresponde a un valor máximo en el perihelio de 1395 W/m² y un valor mínimo en el afelio de 1308 W/m²).

La radiación absorbida por los océanos, las nubes, el aire y las masas de tierra incrementan la temperatura de estas. El aire calentado es el que contiene agua evaporada que asciende de los océanos, y también en parte de los continentes, causando circulación atmosférica o convección. Cuando el aire asciende a las capas altas, donde la temperatura es baja, va disminuyendo su temperatura hasta que el vapor de agua se condensa formando nubes. El calor latente de la condensación del agua amplifica la convección, produciendo fenómenos como el viento, borrascas y anticiclones. [12]

Flujo Solar Anual y Consumo de energía humano
Solar 3 850 000  EJ[13]
Energía eólica 2.250 EJ[14]
Biomasa 3000 EJ[15]
Uso energía primario (2005) 487 EJ[16]
Electricidad (2005) 56,7 EJ[17]

Se estima que la energía total que absorben la atmósfera, los océanos y los continentes puede ser de 3 850 000  exajulios por año.[15] La cantidad de energía solar recibida anual es tan vasta que equivale aproximadamente al doble de toda la energía producida jamás por otras fuentes de energía no renovable como son el petróleo, el carbón, el uranio y el gas natural.

Other Languages
Afrikaans: Sonenergie
Alemannisch: Sonnenenergie
aragonés: Enerchía solar
العربية: طاقة شمسية
asturianu: Enerxía solar
azərbaycanca: Günəş enerjisi
беларуская: Сонечная энергія
беларуская (тарашкевіца)‎: Сонечная энэргія
català: Energia solar
Cymraeg: Egni solar
dansk: Solenergi
Deutsch: Sonnenenergie
English: Solar energy
Esperanto: Sunenergio
føroyskt: Sólorka
français: Énergie solaire
贛語: 太陽能
हिन्दी: सौर ऊर्जा
magyar: Napenergia
Bahasa Indonesia: Energi surya
íslenska: Sólarorka
italiano: Energia solare
Patois: Suola enaji
ಕನ್ನಡ: ಸೌರ ಶಕ್ತಿ
한국어: 태양 에너지
Limburgs: Zonne-energie
lingála: Nguyá móí
لۊری شومالی: آز أفتویی
lietuvių: Saulės energija
latviešu: Saules enerģija
മലയാളം: സൗരോർജ്ജം
मराठी: सौर ऊर्जा
Bahasa Melayu: Kuasa suria
नेपाल भाषा: सौर्य शक्ति
Nederlands: Zonne-energie
norsk nynorsk: Solenergi
norsk bokmål: Solenergi
ਪੰਜਾਬੀ: ਸੂਰਜੀ ਊਰਜਾ
português: Energia solar
Runa Simi: Inti micha
română: Energie solară
sicilianu: Enirgia sulari
srpskohrvatski / српскохрватски: Solarna energija
Simple English: Solar energy
slovenčina: Slnečná energia
slovenščina: Sončna energija
Soomaaliga: Tamarta qoraxda
српски / srpski: Соларна енергија
svenska: Solenergi
తెలుగు: సౌర శక్తి
українська: Сонячна енергія
中文: 太阳能
Bân-lâm-gú: Thài-iông-lêng
粵語: 太陽能