Encomienda de Tenabo

La encomienda fue la retribución que la Corona Española otorgó a los conquistadores de la Península de Yucatán, y que fue representada como una institución para la evangelización de los indígenas, los cuales daban servicio y tributo al encomendero, el cual se instalaba en un principio en un pueblo y que sirvió como base de la sociedad colonial

Inicio de la encomienda

En 1549, después de su conquista, Francisco de Montejo y León "el Mozo", da en Encomienda, en nombre del Emperador Carlos V, el pueblo de indios mayas Tnab a Juan Gracia de Llanes. Este hecho, inicia la colonización del pueblo, su nombre se castalleniza y empieza a llamarse Tenabo.[1] Los habitantes del pueblo tributaban a su encomendero en especie: maíz, mantas de algodón y con trabajo, a cambio de ser cristianizados.

Other Languages