Empresa Nacional Hidroeléctrica del Ribagorzana

Empresa Nacional Hidroeléctrica del Ribagorzana
Casa Fuster (Barcelona) - 3.jpg
La Casa Fuster de Barcelona, sede de Enher
Acrónimo Enher
Tipo Sociedad anónima
Industria Energía
Fundación 1946
Desaparición 1999
Sede central Bandera de España Barcelona, España
Área de operación Cataluña / Aragón
Servicios Generación de energía eléctrica
Sitio web www.enher.es
[ editar datos en Wikidata]

La Empresa Nacional Hidroeléctrica del Ribagorzana, más conocida por el acrónimo Enher, fue una compañía española, con sede en Barcelona, dedicada a la generación y distribución de energía eléctrica. Su actividad se centró en la producción hidroeléctrica, pero también tuvo participaciones en centrales térmicas y nucleares.

Creada en 1946, fue históricamente una empresa de capital público, primero como propiedad del Instituto Nacional de Industria (INI) y, desde 1983, como parte de Endesa, que la absorbió en 1999, un año después de haber sido privatizada. A pesar de la extinción de la personalidad jurídica de Enher, Endesa usó la marca comercial Fecsa-Enher para su actividad de distribución en Cataluña hasta el año 2001.[1]

Historia

La Empresa Nacional Hidroeléctrica del Ribagorzana fue constituida en 1946 con capital mayoritario del Instituto Nacional de Industria (INI) bajo iniciativa del ingeniero Victoriano Muñoz Oms,[2]​ con el objetivo de aprovechar los recursos hidráulicos de la cuenca del río Noguera-Ribagorzana. Posteriormente, obtuvo también concesiones en el Ebro y en el Cinca.

En los años 1960 el crecimiento económico español y el aumento de la demanda eléctrica llevó a Enher a buscar nuevas fuentes energéticas, más allá de los saltos de agua. En 1967, junto a Hidroeléctrica de Cataluña (HECSA), construyó una central térmica de 150 MW en Sant Adrià de Besós, denominada Besós I. En 1968 Enher y HECSA constituyeron al 50% la sociedad Térmicas del Besós (TERBESA) para administrar esta central y un segundo grupo, Besós II, inaugurado en 1972,[3]​ además de otras instalaciones térmicas como la central de Foix, conectada en 1979.

En el ámbito nuclear, también formó parte, con un 23%, de Hispano Francesa de Electricidad (Hifresa), un consorcio de empresas integrado por Electricité de France y las otras grandes eléctricas catalanas, FECSA y HECSA, para construir la primera central nuclear catalana y tercera española, Vandellós I, que entró en servicio en 1972.[4]​ Entró también en la Asociación Nuclear Ascó II con una participación del 40%. En 1981 se autorizó la construcción de Vandellós II, proyecto en el que Enher tenía el 54%.

La reorganización del sector eléctrico llevaba a cabo por gobierno español supuso que en 1983 el INI traspasara a Endesa, también pública, todas sus participaciones accionariales en empresas eléctricas, incluyendo Enher. Para reducir su deuda, Enher traspasó a Endesa sus participaciones nucleares en Vandellós II (54%) y en Ascó II (40%).

Tras un acuerdo de intercambio de activos firmado por Endesa e Iberdrola, en 1994 Enher adquirió el 55% de Hidruña 1, sociedad a la que se habían transferido todos los activos eléctricos de Hidroeléctrica de Cataluña, salvo los nucleares. Finalmente, en 1998 Hidruña fue absorbida por Enher, que con esta operación alcanzó 1,6 millones de clientes, lo que suponía el 50% del mercado catalán y el 15% del aragonés. A su vez, sumaba 35.000 km de líneas y más de 9.000 MW de potencia instalada.[5]​ Ese mismo año 1998 cambió su razón social a Empresa Hidroeléctrica del Ribagorzana, S.A., aunque mantuvo la marca comercial Enher.

En 1999 Enher fue absorbida por Endesa, que un año antes había sido privatizada; el canje de títulos fue de 24 acciones de Enher por 25 de Endesa. Antes de la fusión por absorción, Enher y Fecsa —filial que también fue absorbida— segregaron sus activos de producción eléctrica no nuclear y de distribución a una nueva sociedad, denominada Fecsa-Enher I, S.A., controlada al 100% por Endesa. Posteriormente los activos de generación se escindieron en la otra sociedad, Fecsa-Enher II, S.A.[5]