Emperador de Austria

El Emperador de Austria fue la máxima autoridad que gobernó el Imperio austríaco desde su origen como tal desde el año 1804, cuando desapareció el Sacro Imperio Romano (formalmente lo hizo en 1806) y Francisco II pasó a ser Francisco I de Austria. A partir del año 1867 pasó a llamarse « Imperio austrohúngaro» gracias al Compromiso austrohúngaro. Este duró hasta 1918 cuando, al final de la Primera Guerra Mundial, Austria-Hungría es derrotada y el emperador Carlos I abdica. Acto seguido se produce la secesión de los territorios que formaban el antiguo imperio: Checoslovaquia, Hungría, Austria y los territorios eslavos integrados ahora en Yugoslavia.

Carlos de Habsburgo intentó recuperar la corona de Hungría (1921) pero derrotado partió al exilio en Portugal. Continuó siendo jefe de la Casa Imperial y pretendiente al trono hasta su muerte en 1922. Fue sucedido por su hijo Otón de Habsburgo-Lorena.

El actual pretendiente al trono imperial es Carlos de Habsburgo-Lorena, desde el año 2007 por renuncia de su padre Otón,

Titulos del Emperador

Emperador de Austria, Rey Apostólico de Hungría, Rey de Bohemia, de Dalmacia, de Croacia, de Eslavonia, de Galicia, de Lodomeria, y de Iliria, Rey de Jerusalén, y así sucesivamente, Archiduque de Austria, Gran Duque de Toscana y de Cracovia, Duque de Lorena, de Salzburgo, de Estiria, de Carintia, de Carniola y de la Bucovina, Gran Príncipe de Transilvania, Margrave de Moravia, Duque de Alta y Baja Silesia, de Módena, Parma, Piacenza y Guastalla, de Auschwitz y Zator, de Teschen, Friuli, Ragusa y Zara, Conde Principesco de Habsburgo y Tirol, de Kyburg, Gorizia y Gradisca, Príncipe de Trento y Brixen, Margrave de Alta y Baja Lusacia y de Istria, Conde de Hohenems, Feldkirch, Bregenz, Sonnenberg, y así sucesivamente, Señor de Trieste, de Cattaro, Gran Voivode del Voivodato de Serbia, y así sucesivamente, Soberano de la Orden del Toisón de Oro.