Emilia Bertolé

Emilia Isabel Bertolé
Información personal
Nacimiento 21 de junio 1896
El Trébol, Santa Fe
Fallecimiento 26 de julio de 1946
Rosario
Nacionalidad argentina
Información profesional
Ocupación pintora y poetisa
Conocida por Artista Destacada de la ciudad de Rosario
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Emilia Isabel Bertolé ( El Trébol, Santa Fe, 21 de junio de 1896, † Rosario, 25 de julio de 1949),[3]

Biografía

Escenarios fugaces de las desventuras económicas de los Bertolé fueron Peyrano, Máximo Paz y hasta un campo en La Pampa,[6]

A los 12 años participó en un Concurso Municipal, presidido por la artista Lola Mora.[7]

En el año 1912 participó en un "Petit salón", junto a Alfredo Guido, Erminio Blotta, César Caggiano, Manuel Musto, Gustavo Cochet, en un local de Casildo de Souza en Rosario (Argentina).[8]

En 1915, envía tres obras al V Salón Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires y uno de los envíos, un pastel llamado Ensueño fue seleccionado.[2]

En los años 1917, 22, 23, 24 y 27 participó en forma activa en el "Salón de otoño" organizado por la Comisión Municipal de Bellas Artes,[10]

En el año 1927 envió obras al IV Salón de mayo del Museo Provincial Rosa Galisteo de Rodríguez siendo la primera mujer en participar y ser premiada. La obra seleccionada fue un pastel llamado "Claridad".[11]

En la década de 1920 se instala en Buenos Aires.[12]

Emilia frecuenta la bohemia porteña y forma parte del grupo Anaconda, liderado por Horacio Quiroga, haciéndose amiga de Alfonsina Storni, Victoria Ocampo y Alfredo Bufano, de quien pintó en 1921 un retrato.[13]

Se dedicó especialmente a la pintura de retratos,[4]

En el año 1925 intervino como jurado en el "Salón de otoño", junto con Alfredo Guido y Emilio Ortiz Grognet, integrantes de la Comisión municipal de Bellas Artes,[14]

En el año 1936 el Museo Nacional de Bellas Artes (Argentina) adquiere la obra "Retrato de mi padre" (óleo),[4]

En 1927 publicó su único libro de poemas,"Espejo en sombra", que es un preciso reflejo de su personalidad artística, de su sensibilidad sobre todo visual, que encuentra en los colores el correlato simbólico de los estados de ánimo.[15]

En el año 1937 retoma su participación en el "Salón de Rosario", exponiendo dos obras.[9]

Residió en Buenos Aires, trabajando en retratar a familias, en pastel y en óleo. Con la crisis de la revolución del año 1930 se vio obligada a colaborar en la revista "El Hogar" y con ilustraciones para el diario La Capital (Rosario),[7]

En el año 1938, la Municipalidad de Buenos Aires, le encarga un trabajo sobre Pedro de Mendoza, para ser enviado a La Habana.[15]

En 1948 pinta otro "Retrato de mi padre" (post mortem), pastel, actualmente en el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino.[4]

La muerte de su padre y el declive definitivo de la demanda laboral en Buenos Aires hacen que la artista vuelva a instalarse en Rosario en 1944.[2]

Post mortem su obra pictórica estuvo representada en distintas muestras: en 1955 "Exposición de 10 pintores rosarinos fallecidos en este siglo", en el Museo Provincial Rosa Galisteo de Rodríguez, en 1965 en la "Exposición de pintura rosarina" de la colección de Isidoro Slullitel en el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino, en 1993 "Pintura Santafesina en el Congreso de la Nación Argentina, en 1996 "Mujeres artistas" en el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino, en 1998 "La mujer en la plástica argentina" en el C.C. "Las Malvinas" Buenos Aires.[10]

Descripción de obra pictórica

Realizó desnudos y retratos, utilizando distintos soportes artísticos, de acuerdo a la técnica empleada. Su procedimiento preferido era el pastel.[16]

Esta artista, en una sinopsis de la pintura argentina, está ubicada en el período del impresionismo al postimpresionismo.[17]

En sus retratos ya sean al pastel o al óleo, hacía un pasaje entre la figura fondo, logrando una atmósfera muy interesante. Es una pintura de tintes desaturados en valores altos con una propensión a lo delicado. El "Retrato de mi padre", óleo, es una de las obras más logradas. No se propuso agradar, sino que se dejó conducir por la emoción. Adoptó para ello la técnica denominada puntillismo[18]

Su amiga Adela García Salaberry, poetisa nacida y fallecida en Bernal, la definió como "La Pintora de almas", en su libro "Por Televisión Argentina", de 1960.[19]

Descripción de obra literaria

Dedicada al género poesía, utilizó una mirada pictórica, pero no decorativa o inocente.Sus poemas están habitados por imágenes vívidas.[20]

En sus poemas impera un fino lirismo, con sensibilidad impresionista. A pesar de la vanguardia histórica existente ( ultraísmo y martinfierrista),[22]

Premios

Other Languages