Embalse de Salime

Embalse de Salime
Alto de Grandas de Salime.jpg
Localización
País Flag of Spain.svg  España
División Flag of Asturias.svg  Asturias
Flag of Galicia.svg  Galicia
Subdivisión Flag of Asturias.svg  Asturias
Flag of Lugo province.svg Lugo
Cuenca hidrográfica Navia. Cantábrico
Río Navia
Coordenadas 43°14′10″N 6°50′52″O / 43.236111111111, 43°14′10″N 6°50′52″O / -6.8477777777778
Datos generales
Propietario Saltos del Navia C.B.
Proyectista Joaquín Vaquero Palacios
Uso Hidroeléctrico
Obras ?-1954
Datos de la presa
Tipo Gravedad, hormigón
Altura 128 m
Long. de coronación 250 m
Cota de coronación 225,67 m
Cota de cimentación 97,67 m
Cota de cauce 107,67 m
Datos de la central
Potencia instalada 128 MW
Datos del embalse
Capacidad total 265,60 hm³
Superficie 685 ha
[ editar datos en Wikidata]

El embalse de Salime es un embalse español situado en el occidente del Principado de Asturias y en el oriente de la provincia de Lugo, sobre el cauce del río Navia. Fue inaugurado en el año 1955 y tiene una capacidad de 265,60 hm3.[2]

Constituye el tercer embalse construido en el río Navia, tras los de Arbón y Doiras respectivamente.

Su presa es de tipo gravedad y tiene 128 metros de altura. Se sitúa en la confluencia de los concejos de Pesoz, Allande y Grandas de Salime. La carretera AS-14 discurre sobre la presa.

La superficie ocupada por las aguas es de 685 ha, ocupando terrenos de los concejos de Grandas de Salime e Ibias, en Asturias; y de Negueira de Muñiz, en Lugo, Galicia.

Su aprovechamiento es fundamentalmente hidroeléctrico, aunque se organizan también actividades lúdicas y recreativas.

Historia

El Proyecto

La idea de construir una central hidroeléctrica en la zona comenzó a gestarse a mediados de 1940 en el emplazamiento que previamente había valorado Narciso Hernández Vaquero.[3]

Sin embargo, no fue hasta los años inmediatamente siguientes al final de la segunda guerra mundial cuando el proyecto, obra de Joaquín Vaquero Palacios y las obras comenzaron a tomar forma.

Para sufragar los costos de las obras, Hidroeléctrica del Cantábrico, S.A. y Electra de Viesgo, S.A. constituyeron en 1945, a partes iguales, la compañía Saltos del Navia en Comunidad, que fue respaldada por el Banco Urquijo, cuya oficina de estudios elaboró los proyetos e informes técnicos.[4]

Obras Previas

En 1946 comenzaron las obras preliminares. Con el fin de dejar seco el lecho donde se levantaría la presa, fue necesario desviar el curso del río Navia, para lo que se excavó un túnel de 30.725 m3 y se revistió con 11.789 m3 de hormigón.[3]

Además, el cemento para la fabricación de hormigón se producía a pie de obra, para lo que fue necesaria la construcción de varios silos y tolvas, y la búsqueda de una cantera cercana que fuese capaz de abastecer de piedra el enorme volumen necesario.[3]

El abastecimiento de clinker, yeso y otros materiales que procedían por vía marítima, se realizaba a través de un teleférico de de 36  km de longitud que llegaba hasta el puerto de Navia. En su momento, fue el mayor de los teleféricos construidos en España, llegando a contar con ocho estaciones.[3]

También se construyeron ataguías, almacenes, carreteras, planos inclinados, etc. y cuatro poblados para cobijar a los más de 3.500 obreros venidos de otras regiones de España, principalmente de Andalucía.[5]

La Presa

El grueso de la obra, la presa y la central, se construyeron entre 1948 y 1953.[4]

Su masa, es de 80.000 toneladas. En la parte superior, tiene una longitud de 250 metros, en cuyo centro se encuentran los cuatro aliviaderos, con compuertas de 12 metros de largo por 7 de alto, cada una; que constituyen una capacidad de desagüe de 2.000 m3 por segundo.

Está situada 22 km aguas arriba del embalse de Doiras, y para construirla se tuvieron que sobrepasar enormes dificultades. España estaba sumida en las escaseces de su posguerra y sufría el embargo de las potencias vencedoras en la segunda guerra mundial, por su parte afectadas por sus propias posguerra. El proyecto sin embargo se completó en 1955 a pesar de la escasez de medios. Aunque las Naciones Unidas había decretado el embargo al régimen de Franco, la empresa británica English Electric suministró las turbinas y generadores, imprescindibles para la producción de energía eléctrica.[5]

Puesta en funcionamiento

Una vez construida la presa, pero aún sin terminar su coronación, el 23 de septiembre de 1953 se taponó el túnel de desvío de aguas y comenzó el embalse del río Navia. Dos meses después, el 23 de noviembre, las aguas alcanzaron el nivel del aliviadero provisional acondicionado en los bloques centrales. El 19 de diciembre se acopló a la red eléctrica nacional y comenzó a producir energía el primer grupo generador que se puso en funcionamiento (de hecho el actual nº 4). Otros dos lo hicieron en junio y diciembre de 1954, y el cuarto y último el 31 de marzo de 1955. La inauguración oficial del conjunto se celebró el 24 de agosto de 1955.

Impacto en la zona

El embalse, cambiaría para siempre la fisonomía de la ribera del Navia, aguas arriba de la presa. Fue necesario inundar 1.995 fincas, con más de 3.000 parcelas, 25.360 árboles maderables, 13.800 frutales y 14.051 pies de vid; lo que supone 685 hectáreas que, además, incluyen laderas sin cultivo, fincas urbanas, ruinas, patios, corrales, ocho puentes, cinco iglesias, varias capillas y cuatro cementerios.[3]

Además, fueron numerosas las carreteras y caminos que quedaros cortados al inundar las aguas del embalse parte de sus trazados, como la antigua AS-34, entre Berducedo y Grandas de Salime a través de San Martín del Valledor, Villarpedre y el valle del río del Oro, lo que motivo la construcción de la actual AS-14, a través de la parte superior de la presa, y que la empresa propietaria de la central quedara obligada a mantener un servicio gratuito de barcas que cruzaban el embalse entre los puntos en que las aguas cubrían dicha antigua carretera.

Algo similar ocurrió entre las localidades lucenses de San Pedro de Ernes y Entralgo; o entre Barcela y Negueira, donde también se establecieron pasos con barcas.

Other Languages