Embajadores de buena voluntad de Unicef

Historia y propósito

El músico y comediante estadounidense, Danny Kaye fue el primero en recibir el nombramiento, con el título de Embajador en grande siéndole otorgado en 1954. Otras celebridades han emprendido dicha misión también como embajadores regionales o nacionales dependiendo del perfil, interés, y nivel deseado de responsabilidad. La meta del programa es permitir a las celebridades, con un interés probado en los asuntos de la UNICEF, el participar en campañas de concienciación apoyándose en su fama, apariciones y discursos públicos, visita a las regiones afectadas por la problemática que atiende la UNICEF con miras a apoyar la causa del organismo.

Other Languages